Hoy es Miercoles 17 de Agosto del 2022


Aprendizaje y conocimiento

Por: Melitˇn Guevara El Día Lunes 04 de Julio del 2022 a las 17:49

La Nota se ha leido 273 veces. 1 en este Día.

En México, desde hace muchos años, no sorprenden las decisiones gubernamentales. Sobre todo, aquellas que tienen que ver con la administración pública, como de nombrar titulares de una u otra dependencia, a personajes que no cubren los requisitos mínimos del puesto: solo el de la lealtad política. Otras tienen que ver con el desarrollo de la población, como es el caso de la educación: la decisión más reciente es que en educación básica la calificación mínima es de 6, en otras palabras, no habrá reprobados.

¿Correcta o incorrecta? En la práctica ambas respuestas son correctas, dependiendo del cristal con que se observe. Para unos es correcta en aras de un contexto: el de la pandemia, que no es igual las clases presenciales a las virtuales, y que las presenciales, en la práctica, nunca fueron al cien por ciento. Seria, una incongruencia, calificar a todos con el mismo rasero. Así, entonces, la decisión es correcta.

OPTICA INCORRECTA.

En principio, obvio, entiéndase, es incorrecta para aquellos que no comulgan con el gobierno de la 4T; y también para aquellos que ven a la educación como instrumento de desarrollo, que facilita la movilización social. Porque la persona que tiene conocimientos, que tiene habilidades, tiene mayores oportunidades de insertarse en el mundo laboral. Incorrecta, además, porque acentúa el rezago educativo, que no es de ayer, ni de antier, es de varios sexenios atrás, viene pues, del gobierno neoliberal.

En el concierto internacional México es un país subdesarrollado. Lo es en varios aspectos, el científico, el tecnológico, el social, el económico y no se diga el educativo. Somos un país de reprobados en las materias básicas: matemáticas, español, inglés, física, química. Año tras año en la prueba que realiza la OCDE México sale mal y, por lo que se ve, no hay mecanismos ni apuro por mejorar. Hay como bien apunta Gilberto Niebla: un fracaso escolar en México.

LEER Y ESCRIBIR.

Empecé a leer y a escribir en la primaria, luego hice de la lectura una pasión y de escribir un compromiso. “Vivir para contarla”, es una novela, tipo memorias de Gabriel García Márquez; ahí apunta que su formación, o su educación, se interrumpió cuando lo inscribieron en la escuela: porque ahí, dice, lo obligan a leer cosas que no quiere. Así de simple. Y buena parte de los escritores, en sus memorias, consignan que su actitud de leer se forjo en las bibliotecas de sus abuelitos. Otros, vaya pues, no pudimos contar con eso.

Como docente aprendí que la única manera de obtener conocimiento es desarrollando una actitud de leer, pero además, acompañarla con otra, la de escribir: hacer resumen, anotar ideas, comentarios, cuestionar. Y leer y escribir son, quiérase o no, dos de las fallas más graves que se tiene en la educación mexicana: no se puede generalizar, pero hay muchos casos de estudiantes que el resumen de un libro lo obtienen en la red: no leen, ni escriben, pero entregan la tarea y es lo que revisa el profesor.

ALUMNO EXTRAORDINARIO.

Siendo docente un día un alumno me contó lo que le sucedió con el profesor de metodología en la maestría. Hagan de cuenta que le destrozó, le cuestionó, cada apartado de su protocolo de tesis; prácticamente le dijo que tenía que rehacer todo. El caso es que, dicho alumno, tenía un extraordinario record: mejor estudiante en primaria, secundaria, preparatoria y la universidad se graduó con honores. Luego, entonces, ¿Cuál era su problema para diseñar, elaborar, un plan de investigación?

Como lo conocía y tenía confianza, le dije: no te enojes por lo que te voy a decir. Has sacado dieces y dieces en toda tu vida como estudiante, bien que aprendes los apuntes de tus profesores, pero la cuestión es que, en lo personal, no veo que leas libros, revistas o periódicos, no tienes en resumen una cultura general, tus conocimientos son limitados a lo que tus profesores que te han indicado que estudies. Y efectivamente, en esos días, hubo un Congreso de Comunicación y un ponente regañó a los estudiantes porque no sabían quién era “José Saramago”.

SESION DE CABILDO.

Hace tiempo me conto un reportero que, en sus inicios, un día en su orden de trabajo leyó: “Cubrir la sesión de Cabildo”. Su primera tarea, ese día, fue precisamente investigar, preguntar, que es un cabildo y que una sesión de cabildo. En carne propia vivió la insuficiencia de conocimientos que obtiene un estudiante universitario… y es que, se le da clases de periodismo, de redacción, pero no del fenómeno público.

Melitón Guevara Castillo

Licenciado en Administración Pública (UAT),  Doctor en Comunicación y Periodismo (Universidad de Santiago de Compostela).

Profesor Emérito de la UAT. Líder del Grupo de Investigación “Democracia y Comunicación Política” de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Victoria, Tam.,).

Representante en Tamaulipas de la Red Nacional de Investigadores de la Calidad de la Democracia.  

Escribe la columna política DESDE ESTA ESQUINA, desde 1984 en El Diario de Cd. Victoria y actualmente en Hoy Tamaulipas.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577