Hoy es Viernes 26 de Febrero del 2021


Elección 2021 en Tamaulipas: Los riesgos y descalabros por venir

El próximo 6 de junio los tamaulipecos acudirán a las urnas para elegir a los alcaldes de los 43 municipios, el Congreso local y nueve diputados federales. Este es un análisis de los eventos que podrían ocurrir y desviar los objetivos de partidos y organismos electorales
Por: Marco Esquivel El Día Lunes 25 de Enero del 2021 a las 08:00

Si los partidos políticos no trabajan para atender los riesgos que se podrían presentar en la elección del 2021, muchos de sus objetivos no se van a cumplir
Autor: HT Agencia
La Nota se ha leido 986 veces. 6 en este Día.

INTRODUCCIÓN

SI DESEA DESCARGAR EL ESTUDIO COMPLETO, DÉ CLIC AQUÍ

El próximo seis de junio, los tamaulipecos están convocados a las urnas para elegir en este Estado ubicado frente al Golfo de México a los 43 alcaldes, votar por la renovación del Congreso Local y las 9 de 300 diputaciones federales que se eligen mediante el voto directo.

Son un poco más de 2.6 millones de ciudadanos que se encuentran en la Lista Nominal del Instituto Nacional Electoral (INE), los que decidirán sobre el rumbo político de la entidad.

Además de los cuatro institutos políticos nacionales y principales en el Estado, como lo son el Partido Acción Nacional, Movimiento de Regeneración Nacional, Revolucionario Institucional y Movimiento Ciudadano, a estos cuatro “grandes” se le suman el Partido de la Revolución Democrática, del Trabajo, Verde, Encuentro Solidario, Redes Sociales Progresistas y Fuerza por México.

Las elecciones de este año, son la prueba de fuego por un lado para el Partido Acción Nacional que busca mantener el control político en la Entidad, ante el ocaso de un gobierno estatal, que le daría la “tranquilidad” con una salida tersa y allanar el camino para el 2022, cuando de nueva cuenta los tamaulipecos acudan a las urnas para elegir al nuevo gobernador de la entidad.

En contraparte, el partido del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, busca ampliar su presencia política en la entidad, buscando arrebatar la mayoría en el Congreso local y aumentar su presencia en los Ayuntamientos del Estado, además de incrementar el número de diputados federales, para de esa forma ser el contrapeso en la toma de decisiones.

El PRI, está también en su prueba de fuego. Tratar de mantenerse y evitar un descalabro electoral que lo envíe a una cuarta fuerza electoral, luego de haber sido el instituto político hegemónico por varias décadas.

El reto para las autoridades electorales, tanto el Instituto Electoral de Tamaulipas como el Instituto Nacional Electoral y los tribunales, será el generar un clima de confianza.

Una correcta gestión del riesgo, que vaya desde la identificación, análisis, valoración y tratamiento, evitará sorpresas en el cumplimiento de objetivos.

Para ello, el primer paso los organismos encargados de organizar elecciones y los propios partidos políticos deberían de fijar claramente los objetivos que pretenden alcanzar durante los próximos meses hasta concluir con la conclusión del proceso electoral.

El segundo paso, sería determinar los “eventos” que podrían descarrilar alcanzar los objetivos trazados.

ORGANISMOS ELECTORALES

En Tamaulipas, el proceso electoral local para renovar las 43 alcaldías y el Congreso Local, será organizado por el Instituto Electoral de Tamaulipas, mientras que las nueve diputaciones federales estarán a cargo del Instituto Nacional Electoral.

Las controversias que se origen durante este proceso recaerá en primera instancia en el Tribunal Electoral de Tamaulipas.

Los objetivos en forma general, del IETAM y del INE, es contribuir al desarrollo de la vida democrática en el Estado y el país, respectivamente, asegurando a la ciudadanía el ejercicio de sus derechos políticos – electorales.

El INE establece estos objetivos:

Organizar procesos electorales con efectividad y eficiencia
Fortalecer la confianza y la participación ciudadana en la vida democrática y política del país, y
Garantizar el derecho a la identidad.

El IETAM, establece estos fines:

Contribuir al desarrollo de la vida democrática.
Preservar el fortalecimiento del régimen de partidos políticos.
Asegurar a los ciudadanos el ejercicio de los derechos político-electorales y vigilar el cumplimiento de sus obligaciones.
Garantizar la celebración periódica y pacífica de las elecciones para renovar a los integrantes de los ayuntamientos, del Congreso y del Ejecutivo del Estado.
Velar por la autenticidad y efectividad del sufragio; y
Llevar a cabo la promoción del voto y coadyuvar a la difusión de la educación cívica y la cultura democrática.

Estos serían los eventos o riesgos que podrían impedir el cumplimiento de sus objetivos.

PARTIDO ACCIÓN NACIONAL

Durante este proceso electoral, el Partido Acción Nacional (PAN), tendrá varios objetivos:

1.- Mantener los espacios ganados en las principales alcaldías de Tamaulipas, Nuevo Laredo, Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso, Ciudad Victoria, Altamira y Tampico, además de ampliar su presencia en municipios considerados como grandes, entre ellos: Matamoros y Ciudad Madero, actualmente en manos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).
2.- Mantener la mayoría en el Congreso local y con ello, garantizar una salida sin problemas al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, que termina su gestión en el 2022.
3.- Ganar la mayoría de las diputaciones federales que estarán en juego, deteniendo el crecimiento que tuvo Morena en el pasado proceso federal, triunfo que fue impulsado por la candidatura del ahora presidente Andrés Manuel López Obrador.

Una de las estrategias que ha seguido los dirigentes del PAN en el Estado, es entregar candidaturas a actores políticos con mayor posicionamiento entre el electorado, en algunos de los casos, a personas externas a este instituto político.

Según los analistas, el Acción Nacional buscará replicar lo que en su momento hacía el Revolucionario Institucional, de obtener el “carro completo”, ganando alcaldías, congreso y diputaciones federales, para enviar señales que Francisco García Cabeza de Vaca, mantiene el liderazgo y el control en el Estado, en búsqueda de tener “voz” en el proceso federal del 2024, cuando se elija al nuevo presidente de México.

Para lograr sus objetivos, el PAN deberá de superar estos eventos de riesgo.

MOVIMIENTO DE REGENERACIÓN NACIONAL

Durante este proceso electoral, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), tendrá varios objetivos:

1.- Ampliar sus resultados electorales en la entidad, tanto en el número de curules en el Congreso local, como en las alcaldías de Tamaulipas, además de mantener los triunfos obtenidos en el pasado proceso electoral.
2.- Arrebatar el control político en el Congreso Local, sino es con mayoría, si con el apoyo de aliados que permitan ser un contrapeso real ante el Partido Acción Nacional.
3.- Superar las diferencias entre las tribus, llegando unidos al proceso electoral del 2021.

Para lograr sus objetivos, estos serían los eventos o riesgos a los que se estaría enfrentando.

PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL

Durante este proceso electoral, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), tendrá varios objetivos:

1.- Aumentar su participación electoral en el Estado, que le permita mantenerse como una de las tres principales fuerzas políticas en Tamaulipas.
2.- Garantizar el triunfo electoral en al menos dos ciudades importantes del Estado y mantener las victorias en municipios ganados en el pasado proceso electoral, y
3.- Trabajar para quitar el estigma de un partido relacionado con actos de corrupción.

En el 2016, el Partido Revolucionario Institucional no solo perdió el control político en el Estado, también desde ese año ha caído drásticamente en la preferencia electoral, hasta convertirse en una tercera fuerza en la entidad.

En los dos últimos procesos, esta debacle ha sido notaria. En 2018 contaba con una participación electoral del 23.9%, un año después, en las elecciones del 2019 caía en el 10.56%.

El 2021, será su parteaguas para continuar siendo una opción electoral o esté destinado a su desaparición como fuerza política y se convierta en un partido de referencia o bisagra para otros institutos políticos.

Para lograr sus objetivos, estos serían los eventos o riesgos a los que se estaría enfrentando.

CONCLUSIONES

La sentencia es clara, el poder no se comparte. Y solo se es posible, cuando es ratificado en las urnas. Quien gana se lleva todo, no una simple mayoría, es todo.

De nada sirve tener el mayor número de diputados en el Congreso local -por ejemplo-, si no se logra una mayoría absoluta, que permita promover o detener iniciativas que atente contra los intereses del grupo en el poder.

Durante este año, cuando los tamaulipecos acuden a las urnas para refrendar o quitar el poder al gobierno en turno, se está en juego no solo una salida tersa y tranquila para el actual gobernador; sino, que está en el centro de atención la estabilidad política de un grupo que busca retener por más tiempo con en el control político y económico.

Cada acción tendrá una reacción.

Conocer de antemano, los posibles escenarios y los distintos eventos que podrían provocar descarrilar el objetivo que se han marcado, permitirá dar el tratamiento adecuado, para que el daño no sea lo suficientemente amplio.

El apetito al riesgo de los partidos, no puede permitirse tener una amplia tolerancia. Cada movimiento debe de pensarse, para que el coste-beneficio valga la pena.

Los focos rojos que se han encendido, deben de atenderse en tiempo y forma. La desidia, el desinterés o una desbordada confianza, entre los que correrán en búsqueda del voto ciudadano, podría al final cobrarles la factura.

Y esto se traducirá en menos votos, en menos posiciones, que provoque una fisura o grieta -en el peor de los casos- en los objetivos que se han trazado.

Participar en una elección, lleva a fijarse objetivos: Ganar la elección, mantener un número de votos que permitan su permanencia o darse a conocer.

Queda claro que el PAN quiere un carro completo y por tanto ganar todo en la elección.

Morena busca también ganar y ampliar su territorio político.

El objetivo del PRI debe de ser el ampliar su número de votos que le permitan escalar mejores posiciones.

Los más pequeños, buscan alcanzar el tres por ciento de la votación para mantener su registro.

La moneda está en el aire.

SI DESEA DESCARGAR EL ESTUDIO COMPLETO, DÉ CLIK AQUÍ

Marco Esquivel

Valle Hermoso, Tamaulipas 1973
Periodista y consultor político

Actualmente cursa una Maestría en Gestión de Riesgos.
En 2015 concluyó su Maestría en Asesoramiento de Imagen y Consultoría Política por la Universidad Camilo José Cela (Madrid, España)
Es director general del periódico digital HOYTamaulipas.
Es corresponsal de UNO Tv en Tamaulipas.
Su columna Esto se Dice se ha publicado en distintos medios de comunicación de Tamaulipas.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577