Hoy es Martes 27 de Octubre del 2020


Gómez Leal, el amor en tiempos de cólera

Por: Marco Antonio Torres El Día Domingo 05 de Abril del 2020 a las 22:34

La Nota se ha leido 731 veces. 1 en este Día.

Lo llaman el Poncio Pilato moderno por eso de gustar salir a lavarse las manos, el buscador de reflectores, el rebelde.

Otros lo llaman intransigente e inoportuno.

O dicho en otras palabras, el oportunista.

Su costumbre es aprovechar cada recoveco que el actual tiempo pre apocalíptico ofrece, para autopromoverse como el Salvador de los ancianitos por obligación, o por destino, solo por tener la fortuna que el calendario de entrega del programa 65 y más le beneficia.

Quizás debiéramos intitular este artículo como ‘Amor por Tamaulipas en tiempos de crisis’.

A fuerza de querer ignorar la realidad que asola al país y al mundo entero por la pandemia del Coronavirus, este singular funcionario es más bien un sepulturero cuya mala sombra le cobrará factura política, quizá en breve.

Se trata de José Ramón Gómez Leal, funcionario federal titular de la Secretaría de Bienestar (SEBIEN) en Tamaulipas, a cuyo cargo está la entrega de recursos a los ancianitos pensionados, a quienes somete a arduas y peligrosas caminatas y filas para darles el dinero federal.

GÓMEZ LEAL se ha convertido en una liendre en el cabello del gobierno de Tamaulipas, que ha preferido perder millones y millones de pesos de dinero por concepto de usufructo de playas en plena semana Santa, que perder vidas humanas.

Fondo de la contra pandemia que José Ramón no entiende, o que no quiere entender.

Gómez Leal está cegado, insiste en reír a carcajadas frente a la tragedia social, económica y sanitaria que en el orbe ha causado hasta hoy más de 100 mil muertes.

El gobierno prefiere perder dinero no haciendo usufructo de sus playas, que permitir que la pandemia del Coronavirus se expanda.

Valerosa acción gubernamental donde la autonomía de Francisco García Cabeza de Vaca tuvo mucho que ver.  

Tamaulipas, cuyos litorales (sol, tierra, playa y mar) rebasan los 550 kilómetros desde las escolleras de Ciudad Madero hasta el río Bravo, donde bifurcan río y mar, y cuya división separa a dos naciones, México y Estados Unidos de Norteamerica, no están siendo aprovechados.

Repetimos, cabeza de Vaca prefiere eso a abrir las puertas de la muerte a causa de la expansión de la pandemia, ya de por sí terrible.

Lo paradójico es que Gómez Leal, el agente de la muerte, como cruel ave de carroña, si quiere que haya muertes.

Todo con tal que sus sueños se cumplan. Prefiere que a los tamaulipecos les vaya mal para él aparecer como el Salvador en tiempos de guerra política casi a la puerta.

Gómez Leal comenzó una especie de paralelismo gubernamental donde hace ver que su ‘gobierno’ es más que el que ejerce el propio gobernador constitucional, Francisco García Cabeza de Vaca.

Así como existe el paramilitarismo, existe el para gobierno o gobierno dual.

Pues bien, en tal punto de locura está metido José Ramón Gómez Leal.

Para que se den ustedes, amables lectores, una más clara idea que el príncipe de los Aires que propagó el Coronavirus también es capaz de propagar la desubicación y la locura.

Ya hace un año Cabeza de Vaca había solicitado al presidente Andrés Manuel López Obrador que considerara el riesgo de guerra territorial y política en las entidades, el hecho de nombrar funcionarios federales cuasi plenipotenciarios, que en teoría podrían quitar a cada gobernador sus facultades conquistadas en las urnas.

Pero AMLO desoyó aquella advertencia., aquel llamado de atención.

Pues bien, sujetado de aquel débil argumento José Ramón Gómez Leal insiste en picarle las costillas al tigre.

El vástago predilecto de AMLO gira instrucciones a sus coordinadores regionales en Tamaulipas para que a su vez pidan a los ancianitos de 65 y Más, y vayan hasta determinados puntos a hacer crueles filas y al fin cobrar el dinero federal.

En lugar de optar por llevarles sus cheques directo a casa, como algunos presidentes municipales le han sugerido.

Lo llaman el rebelde, el amante de reflectores, el ave carroñera.

Más a pesar de los duros calificativos, a José Ramón Gómez Leal las críticas le entran por un oído y le salen por otro.

Marco Antonio Torres de León

Estudió la carrera de Ciencias de la Comunicación en CUTM, laboró en diarios como El Sol de San Luis. Inició en el diario La Opinión de Matamoros como reportero de deportes. Posteriormente trabajó como reportero de información general en Expreso de Mante en 1999, en Noticias del Sur (hoy Cinco Noticias, El Signo de Mante, El Matutino)


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577