Hoy es Viernes 23 de Agosto del 2019


Caso, senador Ismael García Cabeza de Vaca

Por: Jorge Alonso Infante El Día Jueves 04 de Octubre del 2018 a las 22:41

La Nota se ha leido 893 veces. 1 en este Día.

En mi colaboración escrita pasada exactamente en la parte final de ella, externe mi opinión en torno al caso que generó polémica y controversia tras ser puesta en evidencia una comunicación privada del senador tamaulipeco Ismael García Cabeza de Vaca. Creo que los detalles ya son bien sabidos así es que no reiteraré lo ya expuesto pero sí me sentí con el pendiente de exponer los motivos por el cual escribí que se estaba exagerando, que se estaba cayendo en un patrón de excesiva pulcritud y moralidad. En días posteriores a su publicación recibí diversas respuestas por parte de amigos y lectores que sentían había tomado un lado definitivo erróneo en dicho caso del senador, hasta extrañados alguno de ellos por haberlo hecho de esa manera, si siempre he salido a defender los derechos de la mujer y denunciar las injusticias en contra de ellas. Y se sorprendieron aun más cuando no solo mantuve mi postura, sino refute amablemente las críticas duras así como el manejo mediático que se le dio.

En verdad si es un caso que vale la pena dilucidar por el trasfondo del mismo, generará siempre controversia pero nos obliga a enfocarnos entonces en nuestra idiosincrasia, en nuestros valores (o perdida de ellos) así como en una doble moral traslucida de una sociedad ambiguamente polivalente.

Claro que como muchos siento y sé que fue un error el estar chateando y más específicamente sobre ese contexto en momento de exposición de motivos en la cámara alta. Como personaje inmiscuido en la vida pública se debe tener en mente que estará sujeto a una vigilancia social distinta a la de los demás conciudadanos. Y en un país visiblemente polarizado políticamente y en donde la lucha por defender posturas, ideales, intereses, etc. está a todo lo que da, desde argumentaciones sanas hasta golpes bajos y choques fuertes por el poder. Quizá pecó con una ingenuidad inherente al encontrarse en un ámbito nuevo en su vida política, y sí, siendo muy purista y conservador se puede rechazar inminentemente el uso de palabras e imágenes tomadas de algún lado para expresar algún “deseo” que fueron en detrimento de la causa de la joven cuya foto se expuso. Pero también es muy evidente que el caso se manejó con una clara intención de generar un desprestigio condenatorio inicial total y absoluto que buscaba poner bajo entredicho el carácter y moralidad del senador García cabeza de Vaca.

Y es allí donde debemos pausar tantito y explorar más a detalle el comportamiento así como las reacciones vertidas en torno a dicho caso. Seamos francos, ¿qué si fue un error? por supuesto, que hay fundamentos para una crítica fuerte, también, pero que esto quiera decir que sea permisible poner en tela de juicio definitorio la moralidad del senador, allí es donde siento que está muy mal y discierno. Me di a la tarea en días pasados de platicar sobre el tema con un universo de primeramente alrededor de 20 personas del sexo varonil provenientes de distintos ámbitos socio culturales, y aún que las reacciones y posturas fueron diversas, divididas entre apoyo  rechazo, todos salvo uno admitieron haber incurrido, incurrir y entre amigos y en conversaciones privadas expresarse de tal manera. 

Más sorprendente, tomé un universo similar entre mujeres y por obviedad existiendo una postura recriminatoria más amplia, más de la mitad de ellas admitieron también expresarse así del género masculino en su ámbito privado. Y lo curioso del tema es que algunas de ellas pasaban de los cincuenta años de edad. En un principio su postura fue de rechazo contundente pero al sincerarse reconocieron que había sido un error y que sí se sobredimensionó. Claro que saben y sienten que vivimos en un país todavía con dejos fuertes misóginos, pero también vivimos en un país en donde cada día las mujeres equiparan en actitudes a los hombres.

Entonces…

Si causa molestia saber que un hombre se expresa así, pero los memes por ejemplo de mujeres que ante fotos de hombres con poca ropa y muchas veces o muy bien parecidos y fornidos:

“Tanta carne y yo vegetariana, en donde se consiguen esos, digo, por si caso, no pido mucho solo un ratito, ¡que me pasen teléfonos y direcciones ya! Imagínate los estruendos con ese Thor, entre otras tantas. Y esas son solo algunas de muchas que he visto y veo entre mis contactos de una red social. En el país en donde Roberto Alves “zague” se volvió más famoso que atacado por un video que pensaría uno causaría mayor indignación, ¿entonces como calificamos esto?  A mis amigas no les refuto nada porque sé bien que aquí en México con todo su folclor y esplendor, así son las cosas. Sé que es una manera de expresarse, bien o mal, cada quien decide, pero la cuestión es que así sucede.

La afectada dijo haberse sentido satisfecha con la disculpa pública por parte del senador, mientras que muchos ya la querían hacer súbitamente portavoz y hasta dirigir algún tipo de movimiento feminista…caramba.

¿Que si nos  falta mayor seriedad y cultura?

Quizá deberíamos preguntarle a Sergio Mayer que nos ilumine y nos encause, habiendo sido el nombrado titular de la comisión de cultura de la cámara de diputados en donde están también nuestros representantes populares. Así es, el mismo que hace algunos ayeres llenaba escenarios por todo el país en conjunto con otros tantos hombres y no precisamente por una obra de teatro sino por deshacerse de su ropa en un show de strippers…  

Jorge Alonso Infante Alarcón  

Carrera Licenciado en Relaciones Internacionales.

Maestría en Administración Pública en la U.A.M. Francisco Hernández García (U.A.T.)   

¡Permítenos ser tu Voz!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto donde se tenga que reconocer la calidad humana? ¿De alguna situación de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándanos el material al WhatsApp de HOYTamaulipas: (+52) 8341032181

Nosotros le daremos seguimiento ¡Compártelo! Muchas gracias.

DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577