Hoy es Domingo 21 de Julio del 2019


Lo que no dije de Homero de la Garza

Por: Marco Esquivel El Día Miercoles 28 de Junio del 2017 a las 22:05

La Nota se ha leido 2105 veces. 1 en este Día.

Todavía no es 2018 y la noche de los cuchillos largos que inició hace un año, se ha prolongado más de lo esperado, e insisto, todavía no  es 2018 y seguramente las traiciones estarán a la orden del día.

Es entendible que en estos momentos quienes aspiran a tener más poder, buscan a toda costa y pese a quien le pese, quitar de su camino a todo aquel ser mortal que se pueda convertir en un estorbo a sus intereses personales.

Conste, no puedo afirmarlo, pero digamos que en la actual administración estatal existan tres grupos visibles: El grupo México, los amigos del Truco y los amigos cercanos al gobernador.

Digamos que en la búsqueda de sus intereses provoquen divisiones, enconos y estas diferencias salgan a la luz pública, al final habrá un solo perdedor y sería precisamente el proyecto de gobierno y el propio interés del gobernador en turno.

Imaginemos que en el PRI, los grupos que se pelean el control de ese instituto no lleguen a un acuerdo, que no tengan la capacidad de repartir el pastel o sencillamente que le apuesten a su interés personal y no a la de una agrupación que todavía le duele y le duele mucho el descalabro sufrido en las pasadas elecciones locales, sencillamente serán ellos los que pierdan nuevamente.

El año pasado tuve la oportunidad de dar talleres de media training a distintos actores políticos, como parte del ejercicio toqué el tema sobre la capacidad de los políticos para afrontar situaciones de crisis.

Precisamente ocupé el caso de Homero de la Garza. Él tuvo una muy difícil, cuando fue acusado por el gobierno estadounidense de hacerse de una fortuna gracias a sus encargos como funcionario estatal.

Digo, pude haber puesto cualquier otro ejemplo, pero me gustó el caso del exsecretario de Desarrollo Social en el gobierno de Egidio Torre Cantú y más porque algunos afanositos acusaron a HOYTamaulipas y a un servidor de haber dado el golpe bajo contra el gobierno anterior.

Lo que critiqué es que los políticos esconden la cabeza cuando hay problemas y ese letargo es aprovechado por otras fuentes de información y para cuando desean dar su versión, ya no es creíble.

Para nadie es un secreto, el exgobernador Egidio Torre Cantú era difícil de vender comunicacionalmente hablando, su poco interés por fijar mensajes y dejarse sentir como un gobernante cercano, capaz de escuchar y sentir los reclamos de una sociedad hastiada y cansada, se veía en muchos de sus actos.

Así le gustaba, pese a cualquier consejo que pudiera recibir, él era su propio asesor y su propio comunicador.

El problema, el verdadero problema de Egidio Torre es que estuvo rodeado de muchos funcionarios grises, mediocres e incapaces de hacer su trabajo. Sencillamente llegaron a ocupar una silla con cierta capacidad, pero incapaces de comunicar o al menos defender al jefe, el que les pagaba un abultado sueldo y mejor compensación.

Y entre los muy pocos que se salvaban estaba Homero de la Garza, como funcionario supo y aprovechó los distintos canales de comunicación para hacerse notar, fijar mensajes y estar en contacto permanente con los ciudadanos.

Habría que sumarle que él si estaba rodeado de gente capaz, al menos en el área de comunicación tenía a un brillante comunicador.

Lo que pocos comprendían, es que más allá que luciera su trabajo, al final era uno de los pocos que trabajaba a favor de su jefe Egidio Torre Cantú, gracias a él se podía decir que en ese gobierno, había algo que presumir, que decir, que comunicar.

Pero eso lo vieron mal muchos de los funcionarios mediocres que no aceptaban que él ocupara reflectores y por tanto se encaminara a otros proyectos políticos.

Y vino luego el golpe de Estados Unidos. Guardó silencio, el día que salió a los medios lo hizo enojado y molesto.

Lo que no dije en esos talleres de media training, es que más allá de los claro oscuros de Homero, es que fue un hombre que trabajó por quien le brindó la confianza.

Lo que no dije de Homero, es que sacrificó su proyecto por  un interés superior que era la estabilidad del propio Egidio Torre Cantú.

Lo que no dije de Homero, es que muchos de esos funcionarios grises seguramente hicieron fiesta cuando vieron que uno menos se quedaba en el camino.

No sé si Egidio debió de salvar a Homero, no sé si él como gobernante debió meter las manos al fuego. Lo que si me queda claro es que en política debe de existir este elemento: Lealtad.

Es triste ver en la actualidad que algunos funcionarios de Francisco García Cabeza de Vaca están trabajando a favor de sus propios intereses y no de un proyecto que debe de pensarse más allá de un sexenio.

Veo con preocupación a políticos que no son capaces de reconocer y aceptar y en un acto de gratitud, reconocer a quién un día les dio de comer y los convirtió en alguien.

Pero también veo a políticos que no son capaces de reconocer la gratitud y lealtad de su gente, y los dejan morir.

Y mientras llegamos al 2018, no se espante, la noche de cuchillos largos seguirá, porque hay que alimentar egos e intereses personales.

PD.- Es verdad, la lealtad se compra, ser cómplice también cuesta... pero si hay dinero o complicidad... en ambos casos también aplica la lealtad y la gratitud, esta última cuando ya no hay dinero de por medio.

Comentarios Twitter  @Marco_Esquivel

Marco Esquivel

Valle Hermoso, Tamaulipas 1973
En 2015 concluyó su Maestría en Asesoramiento de Imagen y Consultoría Política por la Universidad Camilo José Cela (Madrid, España)
Es director general de los Portales de Noticias HOYTamaulipas y HOYSanLuis.
Fundó La agencia de noticias HT Agencia en 2012.
En 1997 funda su primer periódico en el municipio de Abasolo, Tamaulipas.
Su columna Esto se Dice se ha publicado en distintos medios de comunicación de Tamaulipas.

¡Permítenos ser tu Voz!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto donde se tenga que reconocer la calidad humana? ¿De alguna situación de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándanos el material al WhatsApp de HOYTamaulipas: (+52) 8341032181

Nosotros le daremos seguimiento ¡Compártelo! Muchas gracias.

DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577