Hoy es Domingo 24 de Octubre del 2021


El verdadero legado…

Por: Jorge Alonso Infante El Día Viernes 11 de Noviembre del 2016 a las 18:10

La Nota se ha leido 950 veces. 1 en este Día.

En esta ocasión abordaré un tema que quizá a muchos no les apetecerá leer, como otros escritos que he redactado pero que encapsula la verdadera esencia de lo que somos o deberíamos de ser, como seres humanos. No, en esta columna no hablaré mal de nadie, no criticaré a nada, no lleva un título rimbombante o exacerbado para llamar la atención, no, nada de eso, en esta colaboración abordaré sobre el verdadero valor de las cosas en nuestras vidas. Podemos aspirar o trabajar arduamente para conseguir lo material, algo que al final de nuestro camino no nos llevaremos pero que muchos ansían o buscan tener, también vivir una vida guiada por patrones sociales, buscando quedar bien con los demás muchas veces en detrimento de nuestros propios sueños o gustos. Pudiera abordar y seguir escribiendo muchas ejemplos acerca del punto que quiero resaltar pero no lo haré así.

Siempre he pensado que la vida es tan bella como efímera y que en ella tenemos que aprender a encontrar aquello que nos haga verdaderamente felices y disfrutarla, tenemos que reflexionar acerca de todo lo bueno y lo malo que confluye en nuestro diario actuar, para después analizar y sacar nuestras propias conclusiones. Tan impredecible es, que uno nunca sabe cuándo nos llegará nuestro momento para tener que dejar este plano terrestre y posteriormente pasar a otro espiritual. Sí, el fenecer es una parte inevitable a la que todos nos debemos de confrontar tarde o temprano y siendo así o pensando así, quizá valores más todo aquello que realmente vale la pena.

Una sincera amistad, ayudar a los demás, amar y respetar al prójimo, ser buen padre, hermano, hijo, compañero, abuelo, etc., llevar una vida plena y con ello reitero que no me refiero a lo material sino a lo espiritual. El que comprendamos que el verdadero tesoro de la vida es vivirla en armonía sin nunca ser perfectos pero sí intentando enarbolar la hermandad y la interacción social sana y sincera; si lo hacemos aseguramos un legado genuino.

Esta columna va dirigida para todos aquellos que comprendieron eso y que ahora desde el plano espiritual disfrutan de lo sembrado. Y en especial a Miguel Ángel Pérez López, “Pototo” para sus amigos, quien no solo comprendió lo arriba escrito sino lo llevó a cabo y por ende dejando un verdadero legado de vida.

 QEPD siempre.

Jorge Alonso Infante Alarcón  

Carrera Licenciado en Relaciones Internacionales.

Maestría en Administración Pública en la U.A.M. Francisco Hernández García (U.A.T.)   


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577