Hoy es Domingo 24 de Octubre del 2021


¡Se abre la temporada de cacería de priatos!

Por: Jorge Infante El Día Jueves 20 de Octubre del 2016 a las 15:47

La Nota se ha leido 1030 veces. 1 en este Día.

Con el paso de los días desde la entrada de la nueva administración se intensifica más el reclamo de mucha gente ante lo que parece ser una clara intención por ir descartando o despidiendo personal de las distintas áreas de gobierno de filiación priista. Cierto o no, eso es un tema del cual se está hablando cada día más, mientras sigue el proceso de renovación en el cual la nueva administración panista comienza a implementar su propio sello. No abundaré en temas específicos por que después pudiese trastocar intereses o tocar ciertas fibras y aparte para que no dejen de publicar la presente columna.  Lo cierto es que me mucha gente me ha contado sus experiencias personales y hasta me han sugerido y/o solicitado ya en diversas ocasiones, de que pueda hablar sobre dicho tema. La verdad por agradecimiento a todos aquellos que leen mis escritos y por dar seguimiento a una recurrente petición es que vuelvo a intentar abordar el tema.

Primeramente hay que decir que en todo proceso de renovación se modifican muchas cosas y eso a su vez causa renuencia en aquellos acostumbrados a un sistema ya establecido y por ende se tiene que tener una mente abierta y apta para adaptarse a los cambios. Desafortunadamente no todos los cambios o formas en que estos se llevan a cabo, por muy “nuevos” que sean, quiere decir que sean correctos o que en verdad aumenten la productividad laboral. Por ejemplo, el restringir duramente el uso de teléfonos celulares, el no dejar al personal salir (para las madres o padres que tienen que recoger a sus hijos), el tener que llenar un escrito cada vez que salgas de la oficina, etc. Mucho de esto se percibe como una solución para hacer más eficiente el trabajo pero en mi particular punto de vista no lo es. No digo que ciertas medidas no sean necesarias o ayuden pero es erróneo el imponer sin comprender los objetivos o la visión y misión general de tu empresa, organización o en este caso el proyecto gubernamental.

Por ejemplo Finlandia, quien es un país o el país con el mejor nivel educativo en el mundo, es la que menos horas tiene de clases en sus primarias y no creen en dejar tareas a los niños. Su filosofía se basa en que tienen fortalecer su instinto natural de aprendizaje como también  sus relaciones interpersonales, acercamiento a las artes; y para cuando egresan de un nivel universitario muchos ya dominan al menos tres idiomas y con una mentalidad muy diversa y por demás competitiva. O tomemos el ejemplo de empresas como Google, quien en su (Googleplex) oficinas centrales en Mountain View California, tienen ¡gratuitamente! desde cafeterías con comida internacional, gimnasios, masajes, consultas médicas,  centro de lavado de ropa, y hasta lugares acondicionados para siestas. Y todo esto se hace o utilizan en sus horarios laborales. Muy extremo dirán muchos pero es de las empresas transnacionales más importantes y productivas del mundo, así de sencillo. 

 La filosofía de ambos casos radica más en que la persona esté contenta y/o satisfecha en sus necesidades personales y así puede dar un mayor rendimiento a la hora de entregar resultados. Alguien te puede producir en dos horas lo que otro lo hará en cinco o seis, u otro ejemplo, un equipo de futbol puede entrenar todo el día si quieren pero si el esquema o sistema no es efectivo los resultados no se darán. Se quiere “robotizar” más el ambiente laboral y se deja a un lado la capacidad de hacer rendir a tu staff o personal aun con comodidades, facilitación de permisos, tiempo, uso moderado de celulares o computadoras, etc.

El cambio de gobierno marcó historia, el gobernador vino a ser un revulsivo para un sistema urgido de un cambio, su actitud es coherente y congruente con su visión, de inicio da pasos en el camino correcto.  Pero debe de cuidar lo que sus colaboradores hacen o le aconsejan implementar, ya que no todo cambio es bueno. Los vientos sirven para esparcir semillas y polinizar, para generar energía, en el cielo planear como las aves bien lo hacen y muchas veces remover lo sucio. Pero si estos vienen con mucha energía o fuerza desmedida también pueden destruir todo lo que a su paso esté.

Para beneficio de los tamaulipecos ojala y los vientos de cambio se mantengan estables, firmes y no ofensivos, no vaya a ser que de tanto que quieren soplar terminen en huracanarse y destruir lo bueno que se ha cimentado. Así es que el tirar a matar, especialmente a los tricolores solo por venganza o deporte, no deja bien parado a nadie por que contraviene todo lo expuesto desde campaña y demuestra una actitud igual o peor de lo que tanto se criticaba.

Si ya sé ganaron la oportunidad (gracias en verdad a la perseverancia, mentalidad y temple que por años mostró el ahora Gobernador) no la desperdicien en vendettas, actitudes soberbias o apretones laborales innecesarios. Que si hay patos que merecen estar ser cazados, sin duda alguna, que es bueno reformar para avanzar, también,  pero háganlo con decencia, con humildad en corazón y espíritu y no con odio.

No propicien que los vientos de cambio se conviertan en aires de grandeza.

 

 

 

Jorge Alonso Infante Alarcón  

Carrera Licenciado en Relaciones Internacionales.

Maestría en Administración Pública en la U.A.M. Francisco Hernández García (U.A.T.)   


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577