Hoy es Lunes 31 de Agosto del 2015
 

Y les dijo en reunión con sus funcionarios!!! "Voy por la gubernatura" y uno dijo Rotaria???

Sección: Editoriales / Las Agendas

Sindicalismo malentendido

Las asociaciones sindicales están presentes en la vida laboral: en la mayoría de las empresas; en el gobierno municipal...

Por: Leticia Santoyo 31/08/2010 | Actualizada a las 17:49h
La Nota se ha leído 580 Veces

Las asociaciones sindicales están presentes en la vida laboral: en la mayoría de las empresas; en el gobierno municipal, estatal, federal; en las instituciones, y dentro de poco, hasta en nuestros hogares, por aquello de la libre asociación de las trabajadoras domésticas.
 
El problema del sindicalismo es que sus ideales, valores y filosofía se han pervertidos por sus líderes quienes salen ganando al adquirir poder y dinero. Y por lo que respecta, a los trabajadores… en la flojera. Quién diría que una institución creada para luchar contra los abusos, ahora sea quien más abusa...pero de los ciudadanos.
 
El concepto del sindicalismo se ha malentendido. La descripción de esta palabra se justifica en una asociación formada para la defensa de intereses económicos y políticos comunes de todos los asociados. En la realidad, quienes logran sindicalizarse creen y asumen que es sinónimo de impunidad laboral; ser sindicalizado parece ser una “charola” para pisotear los derechos de los demás trabajadores y ¿Por qué no? También es tener el poder para intimidar y arrodillar a los jefes.
 
Desafortunadamente la palabra sindicalizado, representa para muchos un pase automático a la flojera, a la bonanza del sueldo, a la seguridad de una chamba -sin mortificare de nada-, a los beneficios de los bonos. Con la sindicalización se acabó el trabajo extra, sin pago; se terminó el esmero por llegar temprano, de ser mejor, el esfuerzo para servir a quien se debe.
El problema es que vivimos hoy un sindicalismo mal entendido: un abuso sindical.
 
Tenemos como ejemplo más claro, una lucha estéril la iniciada por el sindicato de Luz y Fuerza del Centro que empezó en esta administración de Felipe Calderón Hinojosa; ahí sus líderes no luchaban por los intereses de sus agremiados, sino por el poder y medir fuerzas para ver que más podían sacar de provecho.
 
En el ámbito federal ¡vaya que hay instituciones y dependencias en donde parece que nos hacen un favor para atendernos! Ahí tenemos al IMSS, al ISSSTE, a la CFE, al INFONAVIT y a otras tantas en donde gracias a las contribuciones éstas permanecen vivas y han sido privatizadas. Sin embargo, a qué precio continuamos manteniéndolas. 
 
 A nivel estatal tenemos el registro civil, la oficina fiscal, tránsito y muchísimas más que perdería tiempo, espacio y papel hasta en nombrarlas a todas, pero ahí los trabajadores creen que le hacen un favor al ciudadano al atenderlo. Constantemente se vulneran los derechos de los pacientes, de los contribuyentes y en general de los ciudadanos.
 
El ciudadano tiene la necesidad de hacer o solicitar un servicio en algunas de estas dependencias o instituciones. Muchas veces se aguantan el mal trato y la pésima atención de este tipo de trabajadores. Lo peor es que parece que ser sindicalizado es un pasaporte hacer lo que quieren y tener  impunidad.
 
Este gran monstruo que hemos dejado crecer trae de cabeza a las instituciones. No por nada, Juan Cruz Villarreal, se queja y se queja todo el día. Los trabajadores sindicalizados del gobierno del Estado son los que más le tiran a la flojera y siempre tienen escusas para faltar al trabajo. Los de confianza están preocupados por no perder la chamba que no tienen tiempo ni para enfermarse. Así está el desequilibrio laboral. Pero en la fila para sindicalizarse hay miles y sus líderes siguen midiendo sus logros en poder y dinero.
 
En este momento hasta los defensores más férreos del sindicalismo lo han de estar pensando: ¿cómo llegamos hasta este punto? Y ahora como matamos a la víbora de mil cabezas que hemos creado, ya que además con todos sus defectos ahora los sindicalizados son inamovibles, intocables, no se les puede molestar, no se les puede pedir un esfuerzo más…Además de todo lo que estamos pasando ¿Tenemos que aguantarnos? Comentarios: mlsantoyo@hotmail.com 

Lety Santoyo

Doctora en Comunicación y Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela.

Profesora de Tiempo Completo e investigadora de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Miembro de La Asociación de Ciencias Políticas.

Ha trabajado para medios impresos y radio, desempeñando cargos como reportera, jefa de redacción y columnista. También participó como Directora de Comunicación Social en la administración actual.

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2013
Morelos No. 426 entre 13 y 14 Zona Centro, Ciudad Victoria, Tamaulipas
Tel: (834) 134-0296
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 134-0296
Visite también http://www.htagencia.mx para noticias de la agencia.

Hoy es Lunes 31 de Agosto del 2015