Hoy es Martes 27 de Febrero del 2024


Crónica de una crisis hídrica anunciada

Por: Jorge Alonso Infante El Día Miercoles 27 de Septiembre del 2023 a las 22:03

La Nota se ha leido 486 veces. 1 en este Día.

En esta ocasión comenzaré comentando que como personas que conformamos parte de un medio en donde se informa y/o se transmite información, debemos de contemplar la importancia de abordar temas de gran relevancia para la sociedad. Independientemente de las preferencias personales, políticas, etc. de cada quien, existen temas que sin duda a todos nos afectan.

Abordarlos de manera ecuánime y con la transparencia total es un aspecto que debe de darse para bien informar a los lectores. Y aquellos medios que publican las colaboraciones de columnistas, deben de también de permitir que tal tipo de escritos se propaguen para contribuir a generar soluciones o al menos hacer que la información se divulgue.

Hace algunos años abordé el mismo tema de la situación del agua, mismo que dividí en tres columnas muy completas, con datos precisos, imparciales y que generaban un diagnóstico amplio y veraz. Derivado de ello conocedores del tema de diferentes áreas gubernamentales como CONAGUA, CEAT, así como gente de COMAPA, políticos de todos los partidos, ciudadanos, etc., me llegaron a hacer comentarios muy positivos sobre aquellos escritos.

También supe que otros tantos se incomodaron (personas que llegaron a ocupar puestos directivos) por haber sido muy honesto y preciso en cuanto a temas como la corrupción, impunidad y contubernio que prevalecían. Pero nunca lo refutaron porque bien sabían que la información era cierta. Esto lo comento por qué haré lo propio, pero de manera más resumida en esta ocasión.   

Es correcto afirmar que la problemática de la falta de agua se deriva como consecuencia de las condiciones prevalecientes del entorno hidrológico, la falta de lluvia, el clima por demás caluroso, la condensación, escorrentía o falta de, entre otros aspectos. Si para estas alturas todavía no nos queda claro que esto se debe a los efectos de un cambio climático mundial, pues desde ahí ya estamos muy mal.

Los mantos acuíferos con niveles críticos, las diversas fuentes de abastecimiento igual, tanto los pozos como también los vasos lacustres (presas), y temperaturas altas que parecen imponer un castigo divino o tratar de forzar momentos de real reflexión. Esto de manera general en cuanto a lo climático se refiere, sabemos que la situación es difícil.

Acorde al boletín hidrométrico de la CONAGUA, la presa Vicente Guerrero se encuentra con un 10.6% de su capacidad, aunque existen otras fuentes que comentan que ya bajó del 10%. Esto la coloca en una situación crítica y más si continua la falta de lluvias y las altas temperaturas. Tan así que en días recientes ha sido tema de relevancia para diversos medios de comunicación.

Ahora, solo enfocarse en los aspectos medio ambientales como la causa de la problemática, es sin duda un error. No podremos quizá controlar el clima, pero si se puede controlar las condiciones de cómo se manejan los organismos operadores de agua. Lo anterior si es algo al alcance inmediato, que triste o maliciosamente no se haga esa es otra cuestión.

Hay que ser muy precisos, desde hace años existían estudios sobre proyecciones de escenarios futuros climáticos y con esto las consecuencias que tendría cada cual. Organismos internacionales comenzaron a reforzar la divulgación de información sobre el estrés hídrico mundial y cómo eso estaba afectando y afectaría a las distintas regiones del mundo.

Estudios focalizados realizados por instituciones académicas, organismos no gubernamentales e instituciones de gobierno, ya preveían escenarios negativos. En otras palabras, ya se sabía desde hace años que era muy probable que en la actualidad nos encontraríamos, así como estamos en este tema. No hay excusa ni pretexto que realmente valga como para hacerse los sorprendidos ante lo que está sucediendo.

Quien se diga saber sobre el tema y/o trabaje en algo relativo al rubro, y se haga el sorprendido, o es ignorante o termina siendo un vil defraudador cual decepcionante político lengua larga. Lo increíble es que muchos todavía lo hacen y esto es verdaderamente patético, pero seguirá así porque el sistema y sociedad se los permiten.

Entonces, si se sabía desde hace años que esto sucedería ¿por qué no se actuó con firmeza y congruencia acorde a las circunstancias? ¿A poco los Organismos de agua dejaron de ser las minitas de oro para muchos personajes corruptos? ¿En verdad se intenta fuertemente acabar con tantos círculos viciosos internos? Entre una displicencia, colusión e impunidad, se sigue permitiendo la proliferación de saqueos.

Que un Organismo operador de agua con decenas y decenas de trabajadores operativos, contrate a gente externa para comprar y poner medidores, es un real insulto. Que se contraten asesorías y servicios innecesarios, que se inflen descaradamente los precios, que se rente maquinaria que no se termina usando, que las pipas que contratan para distribuir el agua la terminen vendiendo, que se compren bombas nuevas y nunca se pongan, entre otras tantas infamias, son causales directos de una entorno quebrado por los excesos.

Suponiendo que lo que expongo no sucede, ¿porque el temor a auditorías profundas o a la presentación de los resultados de aquellas que ya se han llevado a cabo? Muchos Organismos presentan deudas hasta millonarias, ¿dónde están los culpables, el dinero, la intención genuina de querer hacer justicia? La Auditoria Superior del Estado (ASE) realiza auditorías anuales, ¿Por qué nunca se informa sobre lo que se detecta en estas?

Creo que el punto es claro, la problemática actual era inminente como inminente han sido los frutos que todo esto ha dado. La sequía se sabía que venía, pero muchas cosas no se enmendaron para mejor palear la situación. Esto aunado con una falta de conciencia por grandes sectores de la sociedad para mejor cuidar el agua y otros que se aprovechan de las circunstancias.

Entonces afirmamos, si no llueve no habrá más agua, si se sigue actuando mal, mal serán los resultados, si no tomas previsiones se complicarán las cosas y si no entendemos el mensaje tanto de la madre naturaleza, así como de lo que hasta hoy se ha hecho, estamos inminentemente condenados.

Lo anterior no es una generalización, pero sí una exposición de hechos fácticos existentes. He conversado con personas conocedoras del tema y todos en el fondo coinciden con lo aquí expuesto, saben que ha hecho falta mucho por hacer y que lo peor que se puede hacer es politizar el entorno.

También sé que muchos hacen un gran esfuerzo y eso realmente se agradece, el tema del agua es algo muy sensible y a todos conviene que las circunstancias no empeoren. Escritos como esté no son intencionados para denostar sino para generar mayor conciencia colectiva. El no abordar los temas como son, sería engañarnos a nosotros mismos.

Hay que ser todos conscientes y congruentes, ya no hablemos del cómo dejaríamos las cosas para las nuevas generaciones sino cómo las estamos dejando para nosotros mismos. El agua es un recurso vital y al paso que vamos puede llegar a ser no renovable y esto nos tiene que cimbrar a todos y a su vez hacer que salga lo mejor de nosotros por el bien del mundo y de nuestra sana subsistencia.

Hay un proverbio Inglés que dice que no se aprecia el valor del agua hasta que se seca el pozo; para nada hay que permitir que lleguemos a esto.

Reflexión

“Hay mucha agua sin vida en el universo, pero en ninguna parte hay vida sin agua”

Sylvia A. Earle.

Jorge Alonso Infante Alarcón  

Carrera Licenciado en Relaciones Internacionales.

Maestría en Administración Pública en la U.A.M. Francisco Hernández García (U.A.T.)   

DONA AHORA

Para que HOYTamaulipas siga ofreciendo información gratuita, te necesitamos. Te elegimos a TI. Contribuye con nosotros. DA CLIC AQUÍ


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577