Hoy es Martes 23 de Julio del 2024


 Insaciables

Por: Juan Sßnchez Mendoza El Día Sabado 13 de Mayo del 2023 a las 21:36

La Nota se ha leido 769 veces. 1 en este Día.

+ Los ministros de la SCJN gozan de más privilegios que otros funcionarios

+ Miles de indocumentados hacinados en cruces fronterizos de Tamaulipas

+ La confianza de López Obrador hacia Villarreal Anaya es harto elocuente


 

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) se han excedido en gastos y salarios, como nadie, durante décadas. Y aunque se habló durante décadas de su despilfarro del erario, es hasta ahora cuando la población se entera de su abuso al amparo del Poder Judicial, gracias a que el senador Ricardo Monreal Ávila los ‘encueró’ prácticamente.

Esto, en respuesta a su invalidación de la primera parte del plan ‘b’ de la reforma electoral, promovida por el jefe del Poder Ejecutivo.

He aquí en qué consisten los excesos de los 11 ministros:

1) Sueldos de 297 mil 403 pesos con 77 centavos, mensuales, muy superiores al del presidente de la República;

2) Aguinaldos exagerados de $ 586,092.53, que representan 40 días de sueldo;

3) Primas vacacionales de $95,474.68, que representan 10 días de sueldo;

4) Un fondo para comer en restaurantes de lujo por $723,690.24 anuales;

5) Un comedor especial en la SCJN donde pueden ordenar a la carta alimentos y bebidas alcohólicas;

6) Presupuesto de $5’540,930.00 mensuales para contratar personal;

7) Dos vehículos blindados tipo suburban, con valor acumulado de $6’000,000.00, que se renuevan cada dos años;

8) Pago por riesgo de más de $640,372.00 al año;

9) Apoyos para gasolina por $22,000.00 mensuales;

10) Apoyos ilimitados para el pago de peajes en autopista;

11) Algunos ministros también cuentan con escoltas del Servicio se Protección Federal (SSPC);

12) Seguros para autos y casa habitación;

13) Las y los ministros también cuentan con atención especial para reservaciones en restaurantes, trámites de licencias, visas y cualquier otro trámite;

14) Atención personalizada en el aeropuerto, que cuenta con personal de la SCJN, para que ministras, ministros y sus acompañantes no hagan filas ni sean revisados;

15) Viáticos para vuelos, hospedaje y comidas en viajes oficiales tanto en México como en el extranjero, para lo que se les otorga pasaportes diplomáticos a ministros, ministras y su familia nuclear;

16) Salones especiales en el aeropuerto para ofrecerles comidas y bebidas exclusivas;

17) Dos periodos vacacionales al año de 15 días cada uno;

18) Tres equipos de cómputo e impresión.

19) Seis teléfonos celulares de gama alta para ministros y familiares y/o personal de apoyo, con plan ilimitado de datos que se renuevan cada año;

20) Tres iPads con servicio de Internet ilimitado;

21) Papelería personalizada;

22) Computadoras, impresoras e Internet en su domicilio pagado por la SCJN;

23) Apoyo de soporte técnico por parte del personal de la SCJN;

24) Si así lo solicitan, también pueden instalar video vigilancia en sus casas con cargo al erario;

25) Seguro de gastos médicos para ministras, ministros y su familia nuclear por $30’000,000.00 en adelante;

26) Disponen de $188,099.00 al año para compra de medicamentos

27) Atención especial por parte de personal de la SCJN y aseguradoras en cualquier trámite de seguros;

28) Seguro de vida institucional por $12’000,000.00;

29) Pago por defunción de $1’189,615.00;

30) Ayuda para gastos funerales de $30,000.00;

31) Apoyos económicos para lentes por $3,100.00 para ministros, cónyuge e hijos.

32) Cuando se retiran, reciben una pensión vitalicia con casi la totalidad de su sueldo;

33) Al retirarse, también tienen derecho a un haber de retiro;

34) En la jubilación se les permite quedarse con los vehículos que tuvieron asignados.

35) La SCJN les paga a dos ‘personas de apoyo’ para estar a su servicio en la jubilación;

36) Seguro de separación individualizado de aproximadamente $20’000,000.00 al final de sus 15 años de servicio;

37) Acceso a un área de atención especial para ministros jubilados;

38) Un estímulo por antigüedad de $1,000.00 anuales;

39) Además, el Poder Judicial suma en 14 fideicomisos recursos por

$20’149,765,377.00, que se utilizan, principalmente, para mantener estas prestaciones de por vida; y

40) Todo lo anterior dio como resultado un presupuesto excesivo de 73 mil 723, 020 millones 424 mil pesos, sólo para el año 2022.

¡Uf!

 

Intolerancia

Para Andrés Manuel López Obrador, no hay más verdad que la suya. Y por eso suele descalificar públicamente a quienes no acatan sus decisiones (al pie de la letra) sin importarle investiduras, rayando así en la intolerancia. O, en el abuso de poder.

El ejemplo más reciente de su intransigencia ocurrió el martes que nos antecede (mayo 9) cuando en ‘la mañanera’ acusó que el Poder Judicial de la Federación ‘está podrido y no tiene remedio’, ya que, un día antes (lunes 8), la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó invalidar la primera parte de su plan ‘b’ de reforma electoral. Con nueve votos a favor y dos en contra.

El motivo: violaciones graves al procedimiento legislativo del Congreso de la Unión --cámaras de diputados y senadores--, acorde con los artículos 71 y 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, como se lee en la sentencia.

López Obrador se irritó tanto con la resolución que, de inmediato, puso en marcha su plan ‘c’ con miras al proceso electoral del 2024, pidiendo que el voto no sea cruzado, sino en una misma línea, para elegir a su sucesor e integrantes del Poder Legislativo federal, para que ellos hagan una reforma constitucional y los ministros, magistrados y jueces sean electos de manera democrática ‘por el pueblo’, dijo.

Esto, significa el inicio de una campaña electoral --encabezada por él--, siendo un atentado también grave contra la democracia que tanto asegura impulsar.

¿Es bueno, o malo?

Bueno, porque ‘desnuda’ a los ministros insaciables.

Y malo, al no dejar que sean los canales adecuados para meterlos en cintura, como es el propio Congreso de la Unión.

Correo: jusam_gg@hotmail.com

 

Caminante no hay camino

La emigración de centro y sudamericanos y otras nacionalidades hacia los Estados Unidos, es un fenómeno que se registra cotidianamente a lo largo de nuestro país. Pero en su trayecto los indocumentados se estacionan en la frontera que compartimos con la potencia económica más importante del mundo, sumándose a miles de deportados durante la vigencia del llamado Título 42, que expiró a las cero horas del viernes que nos antecede.

Esos migrantes exponen su vida propia y en ocasiones la de su familia en su búsqueda de un empleo que les permita sobrevivir.

Durante años y a pesar de las leyes, la vigilancia y hasta la represión recurrente de parte de las autoridades y los rancheros del vecino país del norte, los ilegales han estado dispuestos a poner en riesgo su vida al cruzar la frontera, aun sabiendo que del otro lado encontrarán el exacerbado racismo que se esconde tras el aparente paraíso de la libertad.

Pero puede más la necesidad que los temores a caer en las garras criminales y así se lanzan a la aventura; incluso estando conscientes de que no existen las condiciones ni garantías de que su humanidad pueda ser respetada, aun reclamando por la vía legal el asilo político a que tiene derecho todo ser humano.

Los medios de comunicación regionales, estatales y nacionales a diario dan cuenta de la fatalidad que persigue a los indocumentados, que, cuando no sucumben en las aguas del Río Bravo o mueren deshidratados en el desierto de Arizona y Nuevo México, son ‘cazados’ por bandas de fascistas que han incubado un odio desmedido en contra de razas distintas a la suya, ‘orgullosamente blanca y superior’, según su infame percepción.

Incluso la patrulla fronteriza no se anda con miramientos cuando captura a los indocumentados, a quienes somete de manera avasalladora y represiva.

Organismos independientes de ambos lados de la frontera exhiben constancia de ello, al igual que lo han hecho los medios de comunicación que recogen testimonios de la forma cruel e inhumana en que actúan los uniformados en contra de los migrantes latinoamericanos.

 

Se hace camino al andar

La quinta visita de Andrés Manuel López Obrador a Tamaulipas, durante la administración gubernamental de Américo Villarreal Anaya, es significativa, pues en la frontera fijó su postura acerca de dos problemas que han sacudido a la entidad, como son la inseguridad pública y el asunto migratorio.

 A todos les quedó claro que el presidente le tiene respecto y aprecio al mandatario tamaulipeco, así como plena confianza, por lo que fallan de nuevo los embates cabecistas para desacreditarlo.

 

Cicuta

Mario Martín Delgado Carrillo cada vez se nota más presionado por una de las ‘corcholatas’ que le pide adelantar los tiempos del ‘destape’ (so pretexto de emitir la convocatoria), mientras los pares de ésta le exigen organizar al menos cinco debates.

¿El motivo?: exhibir sus debilidades.

Juan Sánchez Mendoza

Ha ejercido el periodismo durante más de tres décadas, alcanzado premios estatales en dos ocasiones; autor del libro "68. Tiempo de hablar"(que refiere pormenores del memorable movimiento estudiantil); autor de ensayos literarios; y reportero de investigación de tiempo completo, acá en territorio nacional y más allá de nuestras fronteras y del continente americano.

DONA AHORA

Para que HOYTamaulipas siga ofreciendo información gratuita, te necesitamos. Te elegimos a TI. Contribuye con nosotros. DA CLIC AQUÍ


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577