Hoy es Viernes 30 de Septiembre del 2022


Las suculentas y adictivas mieles del poder

Por: Jorge Lera MejÝa El Día Jueves 22 de Septiembre del 2022 a las 22:15

La Nota se ha leido 297 veces. 2 en este Día.

Difícil es para muchos resistirse, anhelan con singular vehemencia las mieles del poder, una vez que las prueban inmersas en ellas se quieren quedar. Afrodisiacas para muchos, la perdición para otros tantos que se sumergen en ellas y se terminan quedando atrapados en tan singular y pegajoso manjar. El poder sobre otros, la pleitesía anhelada, el manejo de recursos y decisiones trascendentales, el incremento del ego, el alimento de los complejos, el saborear la omnipotencia.

El poder por el poder, el poder para imponer, el poder para joder, el poder para hacer y deshacer. Una vez adicto los buenos y responsables son pocos, el sentirse superiores los vuelve locos, el querer más se vuelve parte de su diario hacer y el perpetuarse un anhelo hasta la cordura perder. Aunque el tiempo de éxtasis sea finito, la mente pervertida y consumida nunca quiere dejar de sentir esa peculiar adrenalina, deteniendo a su vez las benévolas endorfinas que buscan a su malestar aliviar.

Como adictiva sustancia cada vez se quiere consumir en mayor cantidad, el ponerle un alto a la sensación de anhelo se vuelve casi imposible, el enfermo busca más justificantes para engañar al raciocinio, mientras la cordura da paso a una alterna realidad. Los hay desde aquellos que con un ladrillo se marean, los hay chaparros, altos, gordos y delgados, los hay jóvenes y viejos, inteligentes y otros muy pendejos, los hay de todos los colores e independientes, los hay en lo público, en lo privado y también en lo descentralizado.   

Pasan los años y esto en lugar de extinguirse se incrementa, mostrando el lado más perverso de nuestra mundana naturaleza, tanto así que hasta el acaparamiento para unos cuantos se festeja, mientras millones en el mundo viven en una prolongada e infame pobreza. Para muchos, las milenarias enseñanzas de los maestros espirituales no son más que palabras insulsas y por demás banales. Pero si así vivimos es definitivamente por que así lo permitimos.

Peor que primates…

“Si un mono acumulase más bananas de las que pudiese comer mientras los otros monos mueren de hambre, los científicos estudiarían al acumulador para descubrir qué demonios estaba sucediendo con él. Pero cuando los humanos hacen lo mismo, nosotros los colocamos en la revista Forbes.”

Emir Sader   

Jorge Alonso Infante Alarcón  

Carrera Licenciado en Relaciones Internacionales.

Maestría en Administración Pública en la U.A.M. Francisco Hernández García (U.A.T.)   


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577