Hoy es Jueves 30 de Junio del 2022


Malmodeados

Por: Alejandro de Anda El Día Lunes 07 de Febrero del 2022 a las 08:54

La Nota se ha leido 677 veces. 3 en este Día.

LO CLARO. Entendemos como padecimiento de discapacidad, el impedimento físico que nos ocasiona una movilidad completa.

Sin embargo, la discapacidad puede tener mayores causas y la mayor de estas ha logrado encontrar un importante nicho de clientes. La depresión.

Convierte este fenómeno de morbilidad que ataca la salud mental y por ende motriz del ser humano y está ‘de moda’ con el factor primario que trastoca a la humanidad por completo. El virus COVID-19.

Un causal que con la enorme carga de estrés a que somete la resistencia del hombre (si ya ha sido contagiado, si no es vacunado, si el semáforo salubrista cambia y se observan restricciones, si la economía depende del resurgimiento del virus y muchos otros asegunes) debilita la fortaleza mental y hace propenso la llegada de la depresión que afecta a menores y adultos por igual.

“Depresión en tiempos de COVID-19” es la ponencia que comparte desde su plataforma educativa la Universidad Autónoma de Tamaulipas y tiene por objeto señalar esta alta incidencia de depresión y ansiedad manifiesta en la nueva conducta humana con sus posibles soluciones.

Más de 300 millones de personas en el mundo son diagnosticados hoy con depresión y es de la mayor importancia saber diagnosticar su presencia con su consabido tratamiento.

LO MUY OSCURO. Joel R Poinsett fue nombrado en 1825 Ministro Plenipotenciario de los EE.UU. en México.

Un astuto republicano, representante en el Congreso de su País y fuerte promotor del republicanismo en toda América Latina, bajo el protectorado de su país.

Su calidad de representante –no existían aun las embajadas- le daba la carta amplia para negociar los acuerdos comerciales y de todo tipo de garantías y beneficios para sus connacionales en territorio mexicano.

Con intrigas y mejor manejo de su mano izquierda, Poinsett (se llevó la flor de noche buena de regreso a su país como una conquista y la rebautizó con su nombre ‘Poinsetia’) es el precursor de la anexión a EE.UU. de más del territorio del norte de México, aun llamada Nueva España en ese momento.

El posterior acuerdo de Viena establece en su tratado precisamente eso; que las naciones reciban embajadores, cónsules o representantes que velen por los intereses de sus respectivos territorios en los países anfitriones.

La estatura moral y política de un embajador debe ser tal, que al mismo tiempo sea promotor de las bondades de sus representados, así como ser un feroz defensor de los intereses de aquellos. Con la sobriedad, inteligencia, alta cultura y modales de un canciller. Es un puesto no menor.

¿Qué le sucede a México?

Hace relativamente poco tiempo, el canciller designado declaraba con desfachatez “No le sé, pero voy a aprender” Luis Videgaray.

¿Sabrán los gobernantes que existe la carrera diplomática y el lugar adecuado para prepararse en nuestro territorio?

¿Sabrán la importancia de la representatividad de México en el exterior?

Matías Romero –cuyo nombre porta con dignidad el Instituto que forma a los profesionales de la diplomacia- fue representante ante los Estados Unidos en los aciagos años de 1860 y su encomienda era hacer conocer al mundo la trascendental tarea liberal de la lucha que se llevaba al interior de nuestra nación al mando de Juárez, evitando el rompimiento de relaciones con el mundo.

La historia documenta el uso de esa figura (embajador) como salidas decorosas a políticos que no debían estar presentes en el escenario nacional o como nombramientos de consolación para personajes que quizá quedaban a deber a la talla de un representante digno de nuestro país.

En el tintero hoy se especula la designación del exgobernador priista de Sinaloa, Quirino Ordaz a la representatividad ante España a quien ya se le concede el plácet diplomático ante ese gobierno.

En disputa también por la llave de México ante Panamá a Jesusa Rodríguez que por su filiación partidista habría desempeñado la encomienda de senadora sustituta en la silla de Olga Sánchez Cordero, pero no la preparación diplomática para el papel de defender ante el mayor cruce de transito comercial en América a su país.

Ya el historiador Pedro Salmerón habría declinado esa cancillería bajo el argumento de ‘recibir hostigamiento personal’ a lo que voceros panameños reclamaban “pero ¿qué cosa les hemos hecho los panameños a los mexicanos para que nos manden lo que les sobra?”.

La política exterior es tan igual de trascendente como la interna. Además de honestos, hay que saberle…

Por eso se refieren en lo general, a que tenemos malos modos en el trato político exterior. “Malmodeados” para ser políticamente incorrectos.

COLOFÓN: ¿Realmente alguna vez habremos tenido interés en la franca y buena relación con otros países?

Pero cómo poder olvidar… “¡Comes… y te vas!”

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro

HECTOR ALEJANDRO DE ANDA CORTEZ

Colabora en medios impresos y en portales informativos electrónicos. La Columna Claroscuro se publica desde 2007

La columna Claroscuro se publica desde el 2007 en los mismos medios, trisemanal.

Especialmente tocamos temas económicos y de política en general.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577