Hoy es Sabado 28 de Mayo del 2022


Imagen y Liderazgo

Por: Alberto Rivera El Día Miercoles 22 de Diciembre del 2021 a las 08:17

La Nota se ha leido 827 veces. 4 en este Día.

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”, y definitivamente esta frase de Albert Einstein, aplica de manera magistral a la pandemia que ha azotado al mundo entero. Sobre todo, hablando de política y políticos. La aparición del Covid-19, sin duda alguna, cambió la forma de vivir, actuar, pensar e interactuar de millones de personas. Llegó sin avisar, generando contagios, enfermedad y muertes. No respeta edad, género, nacionalidad o jerarquías. La contraen ricos y pobres, ciudadanos y políticos. Arrasa con quien puede. Algunos se salvan, muchos otros no. Lo cierto es que, llegó para quedarse. Ahora la manera de comunicarnos e interactuar es a través de los medios virtuales.

Panorama Político antes del Covid-19

La realidad es que el contexto antes del Coronavirus ya era bastante cuestionado para los políticos. En el escenario internacional y, ni qué decir en el de América Latina, los ciudadanos estaban molestos por los abusos y la corrupción de funcionarios públicos, grupos y líderes políticos. Asimismo, las palabras “apatía” y “hartazgo” estaban ya en el vocabulario de miles de personas generando una total indiferencia ante todo lo que implicara política. Al grado de ni siquiera asistir a las urnas a votar o, peor aún, anulando el voto en las casillas.

La percepción de las instituciones políticas y de los políticos se resume en descrédito, desconfianza, escándalos, falta de seriedad y manipulación. Existiendo una crisis enorme de empatía y conexión con la ciudadanía. De hecho, en Latinoamérica, la tendencia apunta cada vez más a tener outsiders o candidatos más frescos, objetivos y sin vicios políticos para poder captar, desesperadamente, la atención y la confianza de la gente.

Otra de las prácticas son las alianzas entre partidos de todo tipo para obtener votos. Hasta las uniones más impensables han sido posibles con tal de ganar. De tal forma que, en la apreciación de la gente, estas fusiones son totalmente confusas e inspiran total incredulidad. Aunado a esto, los últimos años surgieron candidatos que, con el fin de tener el interés de la ciudadanía, recurrieron a las prácticas más absurdas. Disfraces, bailes exóticos, discursos irreverentes, campañas banales o totalmente ridículas para tener la atención y estar en el ojo del huracán.

Lo anterior dio por resultado una proyección absurda, sin sustento, poco seria y profesional lo que sumó a una total falta de credibilidad hacia esta profesión. Menciono lo anterior precisamente para enfatizar palabras clave que, antes del Covid-19, ya eran un reto enorme para los políticos. Estas son: credibilidad, confianza y conexión con la gente.

Es por ello que, con todas las consecuencias que ha dejado esta pandemia, trabajar en la construcción y gestión de imagen de los políticos se transforma en un desafío de alto alcance con las opciones que tenemos actualmente.

¿Cuál es el impacto de la Imagen Política en la Pandemia?

Si partimos de que imagen es igual a percepción y que ésta con el tiempo se convierte en reputación, el impacto de la imagen política es inminente. Los especialistas en imagen política trabajamos con percepciones. Asesoramos para identificar los problemas y desafíos en imagen pública de políticos, candidatos y funcionarios públicos con el fin de conectar con sus audiencias y así obtener su preferencia.

Por lo tanto, en política, la imagen es un recurso para acceder al poder, para competir por él, para ejercerlo y para conservarlo. Es por ello que, a raíz de la pandemia, el manejo de la percepción de los políticos representa un enorme desafío. En un escenario en el que existían ya diversas problemáticas de reputación, así como vacíos enormes en temas de credibilidad, confianza y conexión, una realidad es que con los nuevos protocolos que se están marcando, todo consultor tendrá que valerse de la creatividad para generar estrategias inteligentes para lograr ese acercamiento y empatía con el pueblo.

La Imagen del Liderazgo en tiempos de crisis

Durante una crisis lo que la gente requiere es un buen liderazgo. En una pandemia como la que estamos viviendo, las emociones que más se manifiestan son el miedo y la incertidumbre. Esto genera, por supuesto, muchas otras más como la preocupación, la depresión, la desmotivación, la ansiedad y un sinfín de sensaciones derivadas del confinamiento, la crisis económica y la vulnerabilidad ante la enfermedad y la muerte.

Como consecuencia de lo anterior, la ciudadanía necesita de guía y credibilidad para hacer frente a la adversidad. Es por ello que los políticos requieren proyectar una imagen de liderazgo y firmeza.

Firmeza, que no es lo mismo que autoritarismo, es necesaria para generar seguridad y certidumbre en la sociedad. Un líder político que titubea al tomar decisiones y al comunicarlas, pierde toda seriedad. Así pues, el discurso, la manera de expresarlo y las acciones a emprender, deberán llevarse a cabo con entereza sin importar cuál sea la naturaleza de los mismos.

Por otra parte, una máxima en liderazgo es predicar siempre con el ejemplo. Para poder tener impacto en toda persona, la regla de oro es mostrar con acciones cómo deben hacerse las cosas. Las personas siempre están observando lo que un líder hace. Los humanos nos movemos como tribus. Por un sentido de pertenencia, imitamos al líder. De ahí la relevancia del actuar de cualquier persona. En esta crisis pandemica, la sociedad está atenta y observando con toda la atención a sus representantes políticos.

Ser guía e indicar con claridad y sin ambigüedades el camino a seguir es lo que la mayoría de los ciudadanos busca durante una crisis. En la adversidad se requiere de un líder que dé dirección y oriente a sus seguidores con certeza. La autenticidad es pieza clave en este aspecto. Dar dirección no siempre implica que el camino será favorable. No subestimar ni exagerar, simplemente decir las cosas como son, será altamente apreciado.

La influencia positiva es una de las características esenciales para que un político se pueda llamar líder. Si no eres capaz de influir positivamente en otras personas simplemente, no eres líder. Para lograr esto, se requiere desarrollar una serie de talentos que nos lleve a ejercer esa influencia en la forma de pensar, sentir y actuar de otros.

Finalmente, la integridad y la honestidad durante momentos de incertidumbre se torna el pilar fundamental para generar confianza y credibilidad. Ya se había mencionado que antes del Covid-19 existía una crisis sobre la reputación de los políticos e instituciones. Aunado a esto, el efecto se potencia siempre en épocas complicadas. Por tanto, honrar la palabra y ser congruentes son los ingredientes necesarios para que un político se gane, sin duda, la confianza de las personas.

Hacer promesas y no cumplirlas, es lo peor que puede hacer un político. Sobre todo, en una pandemia como ésta en la que ni los expertos saben muchas veces el rumbo que tomará todo. De manera que es mejor irse con prudencia y tiento para así acordar y cumplir cualquier pacto que se haga con la gente.

En resumen, en cuanto a liderazgo se trata, si un político quiere trabajar fuertemente con su imagen, presencia y reputación durante una crisis, requerirá forzosamente hacer un autoanálisis de los criterios anteriormente mencionados. Para ello, un consultor en imagen política se vuelve un aliado estratégico para lograrlo con toda seguridad.

@Alberto_Rivera2

Alberto Rivera

Construyo procesos de comunicación siendo y haciendo cosas diferentes, provocando emociones y moviendo conciencias hacia la participación social y política.

Ayudo a potenciar marcas de proyectos políticos y gubernamentales a través del descubrimiento de insights, arquetipos de marca y estrategias de comunicación política.

Soy consultor, catedrático y speaker en Estrategias de Campaña Política y de Gobierno. Director General de Visión Global Estrategias.

Soy originario de Tampico, Tamaulipas y cuento con una Maestría en Educación, Maestría en Política y Gobierno y Doctorado en Filosofía; además de tener diversas especializaciones en Comunicación Política, Consultoría Política e Imagen.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577