Hoy es Sabado 28 de Mayo del 2022


Dueño de tus palabras

Por: Alejandro de Anda El Día Lunes 01 de Noviembre del 2021 a las 10:04

La Nota se ha leido 623 veces. 1 en este Día.

“Esas personas que creen que lo saben todo, son una verdadera molestia para aquellos que de verdad lo sabemos todo”. Isaac Asimov. Escritor.

LO CLARO. La transferencia de tecnología y de conocimientos de desarrollo de la misma, no son sólo potestad de los innovadores de teléfonos o de computadoras.

La presencia de la tecnología en el campo productivo es una constante que permite aplicar conocimientos que la academia investiga y fortifica en la producción de los elementos primarios que alimentan nuestra mesa.

La Universidad Autónoma de Tamaulipas recién lleva a cabo una feria presencial-virtual donde se dan cita productores, fabricantes de implementos agrícolas, desarrolladores de semilla, fertilizantes, de mejora genética que comparten con estudiantes y productores experiencias y nuevas aplicaciones para enriquecer y engrandecer el sistema alimentario mexicano.

La Feria Virtual Agropecuaria UAT 2021 es una excelente plataforma para impulsar conocimiento y crecimiento de los sectores. 

LO OSCURO. “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a decirlo”; frase mal atribuida al francés Voltaire, expresada en realidad por el suizo Helvecio.

Significa la defensa de la libertad de expresión, a la que contrariando esa máxima que entrona a quienes hacemos uso de espacios críticos, hoy este autor de poca-monta que le escribe difiero del abuso de la palabra.

(Sic) “-A mis nietos no los vacuno” frase enfática del secretario encargado de la salud en México Jorge Alcocer Varela, pronunciada en la Máxima Tribuna pública, el H. Congreso de la Unión el 26 de octubre presente.

En comparecencia ante los representantes del pueblo y con la consabida reticencia a los resultados presentados en el combate al funesto mal que significa la pandemia COVID-19, donde las cifras alarmantes ponen en entredicho las medidas salubristas y la cobertura de la aplicación de vacuna, atajó el galeno con esa lapidaria frase (sic) “(a mis nietos) no los vacuno porque el biológico no es seguro” y como muestra de congruencia a su pensamiento de la ineficacia del fármaco en menores de edad, no dejará que sean inoculados sus nietos.

Analicemos.

Es verdad en muchos sentidos. La muerte alcanzó haciendo estragos en la población indígena en el periodo colonizador en 1492, donde la viruela y el sarampión dio cuenta del 90% de la población indígena.

No fueron las balas ni el poderío del ejército español. Las enfermedades que portaban los conquistadores, arrasaron con la inerme salud de un Continente que llevaba aislado más de 300 millones de años –desde la Pangea- y que para 1520 (en testimonio de Fray Bernardino de Sahagún- “las gentes se van acabando con gran prisa; no por los malos tratamientos de los españoles, sino por las pestilencias que Dios les envía, donde murió casi infinita gente”.

Esa historia y las subsecuentes dieron por estudio y certidumbre que acaso la mejor manera de hacer un eficaz control de las pandemias, tenían que ver con el método de inmunidad de rebaño.

Donde personas inoculadas con la vacuna protectora, sumadas a las que presentan inmunidad orgánica más las que se infecten, van generando defensas que a la postre permiten que la enfermedad o virus se adapte y sea parte de la vida normal de la población, pasado el 51% de infección y contagios. Desconfianza cierta de una solución eficaz obtenida en laboratorio.

Fuera esa la razón que esgrime el secretario de salud o cualesquier otra, su voz le significa a todos los mexicanos la máxima autoridad en la materia y la base para que usted y yo tomemos decisiones respecto a nuestros hijos.

Así, el obligado regreso a clases mandatado por el jefe del ejecutivo sonaría a amenaza en lugar de una acción que beneficie a las familias mexicanas.

Gracias secretario por su franqueza, que seguramente todos tomaríamos en cuenta sus palabras para volver a la histeria colectiva.

Las expectativas generadas por su confesión, demuestran mucho de lo que se teme en secreto sobre la efectividad de la vacuna.

Puede el señor ministro de la salud incluso pensar que una ‘somereada’, una barrida de albácar o leer las cartas sea bueno para la suerte y la abundancia. A título personal y en la intimidad de su silencio. Pero cuando se es la voz gubernamental en materia de salud, su opinión expresada en palabras puede ser el motivo de una guerra… o la paz.

COLOFÓN: El Supremo Creador no permita que siga tan fluida la lengua de los funcionarios públicos. Imagine usted declarando a Bartlett “No confío mi voto al sistema electoral mexicano”.

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro

HECTOR ALEJANDRO DE ANDA CORTEZ

Colabora en medios impresos y en portales informativos electrónicos. La Columna Claroscuro se publica desde 2007

La columna Claroscuro se publica desde el 2007 en los mismos medios, trisemanal.

Especialmente tocamos temas económicos y de política en general.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577