Hoy es Domingo 22 de Mayo del 2022


Planeación vs. paludismo político

Por: Jorge Alonso Infante El Día Martes 28 de Septiembre del 2021 a las 22:59

La Nota se ha leido 744 veces. 1 en este Día.

Si buscamos la definición de la palabra paludismo (malaria), nos dice que es una enfermedad provocada por un parásito, es por ello que de ahí tomé la referencia para hacer una símili entre dicha enfermedad causada por el parásito plasmodium y la enorme enfermedad que causan los parásitos políticos. La malaria siendo una enfermedad ocasionada por el parásito plasmodium y transmitida por la picadura de un mosquito infectado. El mismo medio consultado expone que la gravedad de la malaria depende de la especie de plasmodium, los síntomas son escalofríos, fiebre y sudor que generalmente se manifiestan algunas semanas después de la picadura.

Y muchas veces esto es exactamente lo que sucede en el ámbito político o cuando se politizan las administraciones públicas, instituciones, organismos, oficinas gubernamentales, etc.; soberbios y por demás dañinos parásitos políticos infectan los ambientes laborales provocando ambientes hostiles, corrupción, impunidad, acoso y otros tantos males, que terminan desencadenándose en una clara falta de resultados. Igual que lo expuesto arriba, esto se manifiesta semanas después con el correr de los días y al ya estar en funciones y sacar el cobre o su verdadera perversa naturaleza, ya que al principio se presentan como muy serios y hasta aduciendo que tienen el plan casi perfecto para todos los problemas.   

Nunca generaliza uno pero de corazón desearía que esto no se diera tanto, pero la aberrante realidad es que no es así, en nuestro país esto es tan parte de nuestra cultura como los tacos. Pasan las décadas y hasta los siglos e increíblemente pareciera que nos encanta volver a infectarnos cada tres o seis años y seguir estando en permanente estado de crisis. La sintomatología ya la conocemos perfectamente, tanto así que desde hace años detectamos quienes son los parásitos que causan nuestro mal pero infamemente no solo no nos vacunamos para generar anticuerpos y eliminarlos sino los seguimos albergando y hasta opulentamente manteniendo.

Y hay que decir que hasta eso, estos parásitos son muy buenos para planear, pero para planear en cómo robar, esquilmar, rasurar, fantasmagóricamente facturar, corromper, etc. Sus procesos de putrefacción, perdón…sus procesos de planeación para estos casos los comienzan a elaborar con enorme ahínco, enfoque y con todo el conocimiento adquirido tras años de estudio y capacitación pero sobre todo de constante práctica.

¡Qué va! de preocuparse por adentrarse en procesos estratégicos eficientes y metodologías pertinentes para llevar a cabo una planeación ética y efectiva, ni hablar de preguntarles sobre personajes cómo Igor Ansoff, Michael Porter, Peter Drucker, o en metodologías como la Kanban, Scrum, Six Sigma, o al menos que se acordaran aunque sea un poquito sobre algunos conceptos que un tal Sócrates escribió hace mucho. Nada de eso, estos parásitos políticos saben perfectamente que mientras sus cúpulas mantengan el control, ellos seguirán haciendo de las suyas con toda libertad, infectando una y otra vez sus entornos.

Para que preocuparse por preparase más si con que aprueben los turbios parámetros de sus jefes o institutos políticos que les permiten hacer de todo sin consecuencias están bien, claro, mientras se pongan suavecitos y “la del Puebla”. Para ellos los indicadores evaluativos o una matriz de marco lógico son tan irrelevantes como una sociedad asqueada y saqueada por tanta corrupción; las auditorías las ven como los regaños de un padre consentidor y solapador, una insulsa levantadita de voz acompañada de un golpecito en la mano y váyase otra vez mijo a seguir haciendo sus desmadres.

Tan sobraditos (por no decir mamilas) que hasta de vez en cuando buscando apantallar salen con sus terminologías como el “Know how, (para ellos el “Nou jau”) cuando lo único asertivo de ellos en eso sería lo de: “Know how to fuck things up”. Para que usar tableros de control cuando ni las tablas matemáticas más sencillas le son requeridas, puestos organizacionales de requerimientos académico-laborales específicos o técnicos, se los reparten entre personas con perfiles de todo menos los necesarios para ese puesto.

Una verdadera parasitosis política que tiene en coma a nuestro sistema.

Planear para ellos no es el acto de elaborar o establecer un plan conforme al que se ha de desarrollar algo, especialmente una actividad cualitativa, sino es la acción de pasársela tranquilamente surcando por los corruptos cielos con sus alas extendidas y sin moverlas, cual huevones pajarracos.

Aclaración y/o recordatorio 

La columna “Redención Intelectual” precisamente surgió de la inquietud de poder coadyuvar para redimir el intelecto así como nuestras conciencias mediante la palabra escrita. Ya sea de manera muy clara, sarcástica, como sátira o una cruda critica, los temas son tan reales como relevantes y ni se digan actuales. Igual cómo critico también puedo exponer que hasta yo mismo soy un pendejo, pero uno que se pasa horas y horas leyendo, investigando y estudiando para mejor plasmar sus ideas y pensamientos.

Y en ese tenor tan cierto como sarcástico, irreverente y comparativo:

“El que se enoja es porque el saco le cayó y al que le cayó es porque le saco los… enojos, claro.

Jorge Alonso Infante Alarcón  

Carrera Licenciado en Relaciones Internacionales.

Maestría en Administración Pública en la U.A.M. Francisco Hernández García (U.A.T.)   


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577