Hoy es Sabado 28 de Mayo del 2022


De la cuadrícula a la retícula

Por: Ricardo Hernßndez El Día Lunes 06 de Septiembre del 2021 a las 08:32

La Nota se ha leido 560 veces. 1 en este Día.

Desde que comencé a escribir en Word —de eso hace ya algunos años— no se me había ocurrido usar la cuadrícula como fondo, en todas estas ocasiones en que he tenido la oportunidad de escribir un texto.

Se me ocurrió hacerlo luego de haber visto un ejemplo sobre lo que es la «retícula» en un taller de edición editorial que vi por YouTube y que, de acuerdo con lo que he leído, la retícula funciona como base para la maquetación; entre otras cosas, son líneas o guías que sirven para cuando se trabaja un texto, o para cuando se piensa colocar imágenes, o para realizar diseños profesionales.

Lo anterior lo comento porque mientras estaba trabajando en Word, en la cinta de opciones que viene en la parte superior, le di un click donde dice «Vista», enseguida seleccioné «Líneas de cuadrícula» y «Regla».

¿Qué de interesante tiene este hallazgo?

Para mí tiene mucha importancia, ya que ahora puedo trabajar un texto con más precisión. ¿Qué quiero decir con «precisión» o con «mejor técnica»?

Voy a intentar explicarme.

La cuadrícula me sirve a manera de retícula para la composición de textos. En este momento, por ejemplo, estoy escribiendo haciendo uso de la cuadrícula, si se la quito resaltan los espacios en blanco, sobre todo, los márgenes.

El margen que hasta entonces me había preocupado mucho era el margen superior, ¿por qué? Por una razón en especial: necesitaba saber qué tanto espacio tenía qué dejar entre el título y el margen superior, pues normalmente lo que hacía (y sigo haciendo ahora cada vez menos), es emplear el signo de párrafo (¶) para darme cuenta de los espacios que voy dejando en la página o, dicho de otra manera, las líneas o renglones en blanco que debo de dejar, ya sea entre el título y el margen superior, o entre el título y el cuerpo del texto, que en este caso es lo que estoy intentando explicar.

En todos los ejercicios que había realizado hasta entonces no había colocado adecuadamente el título con respecto al margen superior, de tal manera que a veces quedaban muy juntos, porque consideraba el margen superior como un espacio en blanco que bien podía ocupar para escribir ahí o muy cerca de ahí, sin tomar la precaución que ese espacio en blanco tenía ya una medida que tenía que respetar.

Un título muy arriba, casi en el margen superior, no está nada bien, por lo menos es lo que alcanzo a comprender.

En otras ocasiones había escrito el título con tamaño 16, 18 y hasta 24 puntos lo cual me parecía que al estar muy junto al margen superior o muy cerca del cuerpo del texto, daba la impresión de que algo estaba pasando con ese texto, hacía falta un orden.

¿Cómo podía darme cuenta al momento de estar escribiendo el título del texto qué tan distante lo estaba colocando con respecto al margen superior?

Ni siquiera imprimiendo el documento me podía imaginar cómo podía mejorar la posición del título o cómo medir ese colgado o espacio en blanco en la parte superior de la caja de composición.

En este caso, debido a mi constante preocupación (frustración), las preguntas que debí hacerme muchas veces fueron: ¿qué tan lejos o qué tan cerca debo de dejar el título con respecto al margen superior? ¿Y qué distancia debo de dejar entre el título y el cuerpo del texto?

Aunque en los manuales que estoy estudiando sobre diseño editorial explican esta parte importante, apenas logro asimilar las cosas, pero ahí voy, ya que hay términos y muchas explicaciones que no me son fácil de comprender, aun así, intento buscar una información extra relacionado con este asunto para ir comprendiendo un poco más.

Una de las razones por las cuales no puedo entender como yo quisiera puede deberse entre otras cosas a que los tipógrafos y diseñadores gráficos que estoy estudiando estén usando un lenguaje propio de ellos, propios del diseño editorial: cuadratines, cíceros, picas, puntos, interlínea, interletraje, colgado, caja tipográfica…

Lo cierto es que no me he quedado con las ganas de escribir un texto echando mano de lo poco que he aprendido, pero también haciendo uso de las herramientas que tengo a mi alcance, como en este caso de la cuadrícula, en Word.

Por eso ahora que estoy haciendo uso de la cuadrícula es como me puedo dar cuenta a qué distancia (en centímetros) debo separar el título del margen superior o con respecto al cuerpo del texto, pues con la cuadrícula y con la regla se pueden medir muy bien los espacios.

Para este ejercicio, por ejemplo, he puesto una medida al margen superior de 2 cm. La distancia en centímetros que existe entre el título y el margen superior, es de 1cm; y del título al cuerpo del texto hay una medida de 4 cm.

¿Por qué pongo estas medidas en centímetros?

En diseño editorial, de acuerdo con lo que he leído, estos espacios en blanco o colgados o las sangrías tienen mucho que ver en la composición del texto, es una parte importantísima, solo que los diseñadores o tipógrafos no miden en centímetros, sino en milímetros o picas.

En este caso, el ejemplo del que me estoy ocupando me servirá más adelante para los cursos en Adobe InDesign, entonces tendré una idea más clara de lo que se estará tratando cuando se hable de retícula, pues para entender el lenguaje de los expertos en diseño editorial habría que estudiarle un poco.

 El día de ayer, por ejemplo, tomé mi primer curso por Internet «Curso de InDesign CC 2019 completo», dirigido por Yoney Gallardo.

El objetivo principal de tomar estos cursos es para aprender a usar esta aplicación utilizada para la composición digital y dirigida a maquetadores profesionales.

En esta primera experiencia que tuve al seguir el curso me sentí contento porque varias de las herramientas con las que se trabaja en InDesign, pues me son conocidas, de tal manera que lejos de pensar en que quizá sea un aprendizaje lento, lo más probable es pueda sacar ventaja por el hecho de haber estado usando muchas de las herramientas de Word.

Si anteriormente había dicho que iba a trabajar en estos días en CorelDraw, he decidido conocer Adobe InDesign, pues es que lo veo que están usando expertos en diseño editorial.

Otra razón más, es que las explicaciones que dan los expertos lo hacen por lo general pensando en ediciones que se han hecho con esa aplicación.

A través del curso que tomé hace un par de días me di cuenta que para la composición de textos, InDesign es lo máximo, pues todo parece tener una medida exacta, todo parece organizarse a la perfección.

Ricardo Hernández Hernández
Poeta y columnista

Colaborador del portal:” Hoy Tamaulipas” hasta la fecha.
Actualmente estoy cursando un “Diplomado en Creación literaria” en la Biblioteca del Centro Cultural Tamaulipas, con el maestro José Luis Velarde.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577