Hoy es Domingo 22 de Mayo del 2022


Regreso voluntario a clases 2021: entre la vida y la suerte

Por: Norberto Lacarriere El Día Miercoles 18 de Agosto del 2021 a las 12:48

La Nota se ha leido 716 veces. 2 en este Día.

¡Entren!

 

El “caminito a la escuela” tiene una variable: además de los libros que se carguen bajo el brazo se debe agregar GEL y ALCOHOL, sustancias en las que se empezaron a lavar las manos cierta autoridad de la SEP y que para efectos de protección del alumnado contra los peligros de COVID ambos desinfectantes son insuficientes.

 

Desde esa instancia la titular de la Secretaría de Educación Pública DELFINA GÓMEZ solapó la intransigencia o en el menor de los casos, la necedad de su jefe, el presidente de México ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, quien insistió en un regreso a clases presenciales EN MEDIO DE UNA TERCERA OLA PANDÉMICA.

 

Por su tozudez más parecía incitar a jugar una suerte de RULETA RUSA EPIDÉMICA, por los riesgos de contagio a los que se expondrá a los estudiantes y de manera colateral a varios sectores de la población, al no haber garantías de protección sanitaria.

 

LA INSANA DISTANCIA 

Algo peor: Desde el comienzo, la mandamás de la SEP se buscó parapetar o atrincherar de manera DESCARADA en la carta responsiva que los padres deberían firmar, como si entrar a un salón fuera deporte de alto riesgo autorizado por los responsables del hogar.

 

La polémica no se hizo esperar y ante la presión el mismo presidente acaba de salir a contradecir a la responsable de la SEP, diciendo que ese papelito ya no es obligatorio.

 

Aún así y como bien dijo alguien: “Si las cosas estuvieran tan bien, no se tendría que pedir ese documento”, que hasta hoy solo se extiende a quien por gusto se juega el pellejo en el turismo de aventura como el paracaidismo o vuelo en parapente.

 

Por eso es más que entendible que desde un inicio cientos de padres de familia hayan decidido no enviar a sus hijos al matadero… digo, a clases, “llueve, truene o granice” (AMLO dixit).

 

La rúbrica del padre o tutor llevaba una intención nada difícil de adivinar: Deslindar de responsabilidades al gobierno, en caso de contagios por COVID o muerte de algún menor.

 

LOS DATOS SENSIBLES

Hay aspectos que parece que no se toman en cuenta respecto a la condición de los menores y entre los más importantes está la vulnerabilidad de varios que padecen obesidad, sobrepeso o desnutrición.

 

Se supone que las clases serán escalonadas y determinadas por las autoridades sanitarias para no amontonar a esos educandos que en época regular ocupan hasta 50 pupitres por salón.

 

APUNTES DEL NORESTE

 

Desde el Magisterio en Tamaulipas hace poco se lanzó un grito de alerta, primero para advertir que durante la pandemia han muerto unos 320 trabajadores de la educación y, segundo, exigiendo garantías a los gobiernos estatal y federal para retomar actividades en aulas.

 

Para ello, en esta entidad se ha acordado que el retorno a clases presenciales sea VOLUNTARIO y solo en 19 municipios cuyo semáforo epidémico no esté en "ROJO".

 

En el caso de los estudiantes que continuarán con educación a distancia, "se otorgará apoyo con cuadernillos y ficheros, dando prioridad a los municipios con semáforo epidemiológico en rojo y naranja".

 

Asimismo, se leyó previamente en la

cuenta de la Secretaría de Educación en Tamaulipas que "otro de los acuerdos para el regreso a clases presenciales, es el de suministrar con un kit de insumos para limpieza y sanitización (sic) a cada escuela, iniciando con los municipios en semáforo epidemiológico verde y amarillo".

 

RIESGO SOBRE RIESGO

Las autoridades del orden civil han reproducido las mismas recomendaciones que dan en la Secretaría de Salud sobre el alto nivel de contagio de la variante Delta del COVID, que también puede causar afecciones entre niños y jóvenes.

 

De hecho a nivel nacional ya hay tragedias por muertes y hospitalizaciones de menores de edad por tales causas.

 

Desde luego: gran parte de la responsabilidad la tienen esas personas que con sus salidas a fiestas y reuniones (sin medidas de precaución) hay propiciado el repunte de casos y el que hoy haya una tercera ola de contagios.

 

A modo irónico incluso se le podría preguntar a esos papás y mamás que se quejan de que sus hijos se pueden infectar en las escuelas, aunque los llevan o dejen ir a fiestas y lugares concurridos: ¿Y no preferirían que sus chamacos mejor tomen clases en un mall o en una plaza comercial?

 

Digo, nada más para ser justo con los justos y justo con los injustos, sobre todo aquellos que no ejercen salidas responsables.

 

COLOFÓN

Algo importante: Que en las escuelas o en la educación a distancia se incluyan métodos de orientación PSICOLÓGICA, para empezar a contrarrestar la depresión que afecta a los niños, como un grave efecto del encierro y de las crisis subsecuentes de la pandemia.

 

 

Por su atención, ¡Gracias! 

Por hoy, ¡Cierren!

Norberto Lacarriere Lezama

Comunicólogo de carrera y vocación.
Reportero, columnista, investigador, caricaturista político, conductor radiofónico y televisivo.
Su columna “Palabras Férreas”, se publica en diversos medios cibernéticos. Ha sido director y fundador de importantes proyectos informativos en Tamaulipas. Es director de Noticiarios y coordinador de Producción informativa en EXA FM/ Libertas Radio 89.5 FM en Matamoros y actual colaborador corresponsal de WRadio.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577