Hoy es Domingo 03 de Julio del 2022


Tamaulipas, sin liderazgos

Por: Francisco Cuellar Cardona El Día Viernes 09 de Abril del 2021 a las 14:39

La Nota se ha leido 543 veces. 2 en este Día.

En el 2022, Tamaulipas vivirá un proceso de sucesión del poder estatal, marcado
por la ausencia de liderazgos políticos que den certidumbre y rumbo al Estado. Pero también se llegará a una contienda en donde ningún partido político genera confianza o mantiene una hegemonía que le garantice ganar el poder. El PRI está devaluado, el PAN está desgastado y Morena, no acaba de consolidarse como partido por su diversidad y sus conflictos internos; los demás partidos son como sus líderes: zánganos y oportunistas que viven de la política.
La lucha por la gubernatura, se dará entre dos bandos que ya están confrontados: el poder estatal contra el poder federal. Cada uno trae ya sus proyectos recorriendo el Estado y sus posibilidades de crecer dependerá de lo que ocurra el próximo mes de junio. El que gane llevará mano en la lucha por la sucesión.
Pero existe algo que no se ve en Tamaulipas, ni en el norte, ni en el centro, ni en el sur: no hay liderazgos políticos que sumen, aglutinen y representen una fuerza política y electoral.
Antes, en el viejo régimen, existían caciques regionales, sobre todo los que controlaban el voto obrero: Pedro Pérez Ibarra en Nuevo Laredo; Reynaldo Garza Cantú en Reynosa; Agapito González en Matamoros; Luis Quintero en Victoria; Ignacio de la Llave en Mante; Diego Navarro en Tampico y Altamira, y Joaquín Hernández Galicia, La Quina, en Madero. Ellos mantenían los equilibrios del poder; cogobernaban con el hombre que despachaba en ciudad Victoria en palacio de gobierno.
Pero había otros grupos políticos que construían y apuntalaban proyectos:
En 1970, Enrique Cárdenas González que creó una red estatal que lo hizo gobernador y que de cierta manera permitió que llegará Américo Villarreal Guerra y Eugenio Hernández, como parte del Grupo Victoria El Grupo Matamoros de donde salieron dos gobernadores: Manuel Cavazos Lerma y Tomás Yarrington; El poderoso grupo económico del Sur de los Fleishman y los Grossman convertidos en mecenas de alcaldes, diputados y senadores. El último gobernador que tuvieron fue Manuel A. Ravizé. En Mante, no se movía nada si antes no tenían la bendición de los Saenz o Los Osuna.
En Tamaulipas se hablaba del Cardenismo, del Americanismo, del Cavacismo, del Tomasismo y del Geñismo; el Egidismo fue el principio del final de los liderazgos políticos en Tamaulipas. Algunos creen que con la muerte de Rodolfo Torre Cantú, se mató a una generación de políticos que pretendían gobernar hasta el 2025. El único grupo que sobrevive es el Cardenismo con Enrique Cárdenas del Avellano y Gustavo Cárdenas, pero muy desgastados y diezmados.
En los tiempos actuales, se habla del “cabecismo” como un grupo político sin partido, pues aunque se llegó al poder por la vía del PAN, los panistas nunca se sintieron parte del gobierno, porque solo accedieron los “cabecistas” de los cuales son muy pocos que tienen una proyección estatal.
Por eso, en el contexto de la sucesión, casi todos coinciden que es impredecible lo que va a suceder en el 2022. Será una lucha entre el “cabecismo” y el “Lopezobrdorismo”. Cada uno con sus proyectos que van a polarizar a la sociedad tamaulipeca, como ocurre actualmente en el país.
Al menos que ocurra un fenómeno “independiente” que irrumpa en medio de este vacío de liderazgos que tienen a Tamaulipas en la orfandad política

 

Francisco Cuéllar Cardona.
Periodista y Analista Político, con más de 38 años de ejercicio profesional.

Director General del periódico digital La Talacha Noreste. Fundador de los periódicos Expreso Victoria, Expreso Mante y La Razón de Tampico.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577