Hoy es Viernes 19 de Julio del 2024


Las dos caras de Maki Ortíz

Por: Jorge Alonso Infante El Día Lunes 23 de Noviembre del 2020 a las 22:48

La Nota se ha leido 1546 veces. 1 en este Día.

Hablar de Maki Ortiz es hablar de una política Tamaulipeca que ha destacado en los últimos años, senadora de la república, diputada y ahora alcaldesa reelecta de la ciudad fronteriza de Reynosa. Sin duda alguna de las mujeres que han destacado en la política de nuestro estado, generadora de noticias positivas y también otras controversiales. En el ámbito político lo que ha resaltado en estos últimos años ha sido su disidencia y/o postura de enfrentamiento con el gobernador del estado. Este tema en particular tiene varios puntos buenos por dilucidar, no solo es el hecho de la lucha por el control político del municipio que representa la mayor cantidad de electores (padrón electoral) en el estado y por ende su importancia, aparte del hecho de ser la tierra de donde Francisco García Cabeza de Vaca es oriundo.

Para muchos analistas políticos si uno habla con ellos o al menos desde años atrás, la percepción era que ella era víctima de golpeteo político evidente para tratar de desacreditarla y por ende debilitarla políticamente. Cuestión que ha podido tener su impacto, pero no tanto para haber evitado que ella se reeligiera y retuviera “las riendas” de aquella demarcación municipal. Se pintaba ella como víctima he inclusive han tratado de crear la sensación de que también es debido a una violencia de género, lo cual es infundado. Su coqueteo con Morena no solo es porque siente rechazo por parte de quien detenta el poder azul sino porque fue a ellos a quien ella acudió para cobijo por interés propio.

De hecho, acorde a personas que le saben a la cuestión política de aquel municipio, comentan que fue ella quien brindó información para tratar de desacreditar o en contra del actual gobernador, misma que hizo llegar a la gente del presidente López Obrador. Por eso es que recibe también un trato distintivo y se le ha visto merodeando con los “morenos”. Hasta allí se pudiera decir que son cosas de la política y que ella es una jugadora más, pero ¿qué pasa cuando uno analiza la operatividad de su administración pública? Uno empieza a ver que no todo es tan bonito como lo quieren pintar y que ella muestra otra cara cuando se trata de ejercer su poder y actuar como presidenta municipal.

En las calles se presenta como una persona cercana a la gente y empática pero atrás de los telones y en su actuar laboral nos dicen que le sale su lado prepotente y soberbio. Por ejemplo, muchos trabajadores que no son de primera línea cuando se acercan para intentar tratar asuntos directo con ella, no son atendidos, al contrario, ella se desmarca de ellos comentándoles que lo vean con sus superiores inmediatos que para eso están ellos. Y por un lado se pudiera entender, pero que pasa cuando esas personas precisamente están teniendo problemas debido al actuar o mal actuar de esos funcionarios, (secretarios, directores, jefes de departamento). Acoso laboral, sexual y otros tantos sucesos se presentan y la mayoría de las veces pasan desapercibidos o simplemente se menosprecian. Y que triste que eso pase, pensaría uno que en el caso de acoso sexual de la que mujeres son víctimas ella precisamente en su calidad de mujer comprendería y lo atendería inmediatamente y a veces ni eso.

Su gente cercana y compromisos políticos ganando súper sueldasos cuando muchos de los trabajadores que son los que realmente hacen la chamba reciben remuneraciones económicas mínimas, no acorde con su desempeño. Su insistencia en posicionar a su hijo a toda costa, cuestión que demuestra nepotismo en todo su esplendor y la situación del arraigo siendo que ella tiene su residencia de aquel lado del rio. Así es, a Maki se le puede admirar por muchas cosas pero también se le puede reprochar por otras tantas, impoluta y angelical para nada. Muestra las mismas actitudes de políticos anacrónicos de los cuales la sociedad está harta, ¿Qué si es astuta y tiene su poder político? Sin duda pero también tiene esa otra cara por lo cual después es acreedora a motes representativos de carácter como la de “Makiavélica”.

Política prominente y política demagoga, ella es una cruza entre perseverancia y actitudes controversiales.

Hablando de mujeres y política…

Por otro lado una mujer que con su frescura, dinamismo y sobriedad al actuar ha estado dando de qué hablar y por ende recientemente teniendo mayor cobertura mediática, es la actual Secretaria de Obras Públicas del estado, Cecilia del Alto. Sin mucho aspaviento va posicionándose y probablemente ganando espacio para futuros emprendimientos políticos, si es que la paridad de género prevalecerá, supongo no habrá que perderle la vista.           

Jorge Alonso Infante Alarcón  

Carrera Licenciado en Relaciones Internacionales.

Maestría en Administración Pública en la U.A.M. Francisco Hernández García (U.A.T.)   

DONA AHORA

Para que HOYTamaulipas siga ofreciendo información gratuita, te necesitamos. Te elegimos a TI. Contribuye con nosotros. DA CLIC AQUÍ


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577