Hoy es Miercoles 04 de Octubre del 2023


Aprender a escuchar en un debate

Por: Ricardo Hernßndez El Día Jueves 29 de Octubre del 2020 a las 11:27

La Nota se ha leido 803 veces. 1 en este Día.

Para continuar desarrollando el tema del debate a través de esta columna, por el momento me voy a tener que apoyar de tres eventos que vi en videos por You tube de los cuales ya he hecho anteriormente algunos comentarios al respecto; se tratan, pues, del debate entre el conferencista y escritor Deepak Chopra (Nueva Delhi, India, 1946) contra el biólogo Richard Dawkins (Nairobi, 26 de marzo de 1941); entre Richard Dawkins contra John Lennox (Reino Unido, 7 de noviembre de 1943); y entre William Lane Craig (Estados Unidos, 1949) contra el filósofo inglés Antony Garrard Newton Flew(Reino Unido, 1923-2010).

Una de las preguntas que me hice mientras veía uno de esos debates fue: ¿qué va a pasar cuándo uno de los ponentes haga una pregunta y el oponente no la responda o simplemente no sepa la respuesta?

Ahora, yo mismo me voy a poner como ejemplo por lo que enseguida les voy a comentar, tal vez esto suene a filosofía o algo por el estilo, aunque mi intención es la de hacer notar cierta predisposición en mí como público, y lo que puede suceder luego de terminado el debate.

Entre Deepak Chopra contra Richard Dawkins, yo estaba moralmente con Dawkins, porque había leído información sobre él; caso contrario con Deepak a quien sólo había escuchado su nombre un par de veces.

La pregunta es ¿influyó el hecho que ya conociera a Richard Dawkins para que él resultara un ganador para mí?

Luego pensándolo con más calma, llegué  a la conclusión de que era injusto estar predispuesto a una respuesta, porque esa actitud no me iba a permitir ver ni escuchar, mucho menos valorarla información que se estaría aportando en ese momento entre dos expertos en determinado tema.

En un debate hay dos posturas: a favor y en contra.

En el caso del ejemplo que estoy tratando de explicar entre Dawkins y Deepak Chopra, les comenté que moralmente mi apoyo era para Dawkins, antes y después. De tal manera que mi opinión o mi idea o mi creencia, simplemente se reafirmó.

¿Pero por qué no me permití escuchar objetivamente a Deepak?

¿Porque no había leído ningún libro de él? ¿Porque mis creencias eran contrarias?

Lo que llego a suponer es que tal vez y lo más probable sea mi falta de conocimiento acerca de lo que era un debate y su importancia como medio de aprendizaje.

Mi idea vaga e imprecisa sobre la importancia del debate no me iba a permitir ver más allá de una discusión entre dos ponentes, entre dos refutadores.

No se trata, pues, y esa es mi opinión, de ir predispuesto a un debate como para tener un ganador antes de comenzar la función. Más bien debemos ir preparados para saber escuchar, debemos abrir la mente para prestar atención a lo que se dice.

El debate entre William Lane Craig contra Antony Garrard Newton Flew, me pareció algo totalmente distinto. En primer lugar,yo no conocía a ninguno de los dos, es decir, nunca los había escuchado ni leído. En segundo lugar, eso significó que no hubiera de mi parte ninguna predisposición para estar a favor o en contra.

Simplemente me senté a gusto y comencé a ver el video del debate a través de mi celular.

El resultado fue interesante. Para mí el ganador fue William Craig.

Me han surgido preguntas en este momento en que escribo mi columna: ¿No es acaso al público a quien se dedica el debate? ¿Y quién forma el público sino es que nosotros las personas? Y de forma particular, ¿qué es lo que conocemos del debate antes de presenciar uno? ¿A qué estamos dispuestos antes de escuchar cómo se debate? ¿Te darás la oportunidad de cambiar de opinión en caso de ser necesario?

Si yo me atengo a mis creencias o convicciones y si llego a considerar que nada ni nadie me va a ser cambiar de opinión, ¿de qué me puede servir ver o presenciar un debate?

En ese caso mi apoyo desde antes del debate hubiera sido para Antony Flew y no para William Craig, pero esta vez preferí votar por el conocimiento de la persona, por la exposición, por la preparación profesional, por los razonamientos, por los argumentos, por eso preferí a William Craig, aunque no estuviera de acuerdo con sus creencias, y tal vez no las haya cambiado yo luego del debate, lo que sí creo es que hay gente muy inteligente como William Craig, Antony Flew, Deepak Chopra o como Richard Dawkins.

En un debate se debe estar dispuesto a escuchar, y no predispuesto a hacer lo contrario.

Ricardo Hernández Hernández
Poeta y columnista

Colaborador del portal:” Hoy Tamaulipas” hasta la fecha.
Actualmente estoy cursando un “Diplomado en Creación literaria” en la Biblioteca del Centro Cultural Tamaulipas, con el maestro José Luis Velarde.

DONA AHORA

Para que HOYTamaulipas siga ofreciendo información gratuita, te necesitamos. Te elegimos a TI. Contribuye con nosotros. DA CLIC AQUÍ


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577