Hoy es Miercoles 18 de Mayo del 2022


Las doce y sereno

Por: Tito ResÚndez Trevi˝o El Día Lunes 14 de Septiembre del 2020 a las 21:05

La Nota se ha leido 1461 veces. 3 en este Día.

HISTORIA DE LOS SERENOS EN MÉXICO. - En tiempos de la Colonia hubo necesidades de vigilancia en las calles; de ahí, como herencia de los gobiernos españoles, surge en México la figura del sereno, que no era otra cosa que alguaciles representantes del Ayuntamiento que hacían ejercer la autoridad en las calles en horario nocturno.

Con porra (macana) y silbato, el sereno guardaba la paz nocturna de la ciudad.

Su atención prioritaria  era  vigilar las calles y regular el alumbrado público- En algunas épocas y países, también solían anunciar la hora y las variaciones atmosféricas Era habitual que fuesen armados con un garrote, y usasen un silbato para dar la alarma en caso necesario.

Como oficio, existió en España, en México y en algunos países de Sudamérica desde el siglo xviii.

En líneas generales y con ligeras variaciones según el país, era obligación de los serenos recorrer las calles de su demarcación protegiendo de robos y asaltos, evitando las peleas (incluso las domésticas), dar aviso de incendios y prestar auxilio a todo aquel que lo necesitara. En algunas ciudades se llamaban unos a otros por medio del silbato que llevaban o voceando contraseñas

Los primeros serenos se documentan en el año 1715, creándose el Cuerpo de serenos el 12 de abril de 1765, siendo más tarde incluidos en un Real Decreto del 16 de septiembre de 1834, donde se regulaba la función de los serenos en las capitales de provincia.

DE FAROLEROS A SERENOS. - "Antiguamente el alumbrado de las calles y plazas estaba a cargo de los vecinos, quienes cuidaban de encender, limpiar y conservar los faroles, y de los propietarios, que tenían a su cargo costear y reponer los faroles y las palomillas, abonando además a los vecinos el coste de las luces.

En España en 1765 se estableció una dirección oficial de este ramo de policía, disponiéndose la iluminación de las calles y plazas durante los seis meses de invierno, o sea desde octubre a abril.

En 1774 se acordó que la iluminación continuase en los demás meses de verano. En 1798 se crearon los serenos, reuniendo este ramo con el de alumbrado, y aumentando hasta 96 reales anuales el impuesto anual de 64 reales  por cada luz que se venía pagando desde el primero de enero de 1766.

Esta contribución de farol y sereno se aumentó desde el primero de enero de 1820 hasta 120 reales, cuya cantidad es la misma que se siguió pagando hasta 1850.

A partir de 1854 se unificaron en España las misiones de sereno y farolero

En España, la figura del sereno se conservó hasta 1977, siendo su tarea guardar las llaves de las casas de los vecinos y mantener el orden público.5 Ello posibilitó ser usados por la dictadura como un instrumento más de control de la población como posibles testigos de la ‘vida ejemplar’ a la hora de conseguir un certificado de buena conducta, requisito indispensable para obtener, entre otros muchos documentos, el pasaporte-

En México y España ha quedado en el recuerdo consignas del tipo ¡Las doce en punto y sereno!, cantadas a medianoche por los serenos de algunas ciudades o anuncios meteorológicos como «¡Las dos y nublado!»

PARA RIPLEY. - Si acaso hoy día sería difícil imaginarse un monumento dedicado a la policía, tristemente devaluada para gran parte de la población, empero en plena Glorieta de los Insurgentes de la Ciudad de México, la presencia de un monumento a uno de sus antepasados se localiza en ese lugar.

Actualmente luce reluciente después de cierto abandono, de esta manera, es posible encontrarnos con el sereno en un lugar digno donde se le puede admirar.

Quizá el único “pero” tras su remodelación, es la ausencia de la placa que nos recordaba que el 3 de noviembre de 1792 se iniciaba oficialmente la seguridad pública en la ciudad de México.

De cualquier modo, y en comparación con otras esculturas de la ciudad, parece que la suerte del sereno es positiva.

Aquí en nuestra Ciudad, existe un Cuerpo de Velad ores que noche a noche vigilan la ciudad, nada más que hoy son motorizados, haciendo sus rondas en motocicleta y el servicio está   sujeto a la cooperación vecinal

Tito Reséndez Treviño

Licenciado de Derecho por la UNAM

Diputado Local 1984-1986

Presidente Municipal de Victoria 1987-1989

Director de la Biblioteca Marte R. Gómez


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577