Hoy es Viernes 23 de Octubre del 2020


De Cabeza…

Por: Jorge A. Lera El Día Martes 04 de Agosto del 2020 a las 22:42

La Nota se ha leido 448 veces. 1 en este Día.

Aún que el título de la presente colaboración escrita pueda haber puesto a pensar a muchos sobre una referencia a diversos hechos o acontecimientos en particular, en esta ocasión quiero comentar sobre la transmisión dominical del programa “De Cabeza”, con Andrés Roemer en el canal adn40. El tema de análisis y discusión fue el del aborto, con un panel de seis mujeres de diversas partes del mundo y con distintos antecedentes. En verdad fue un muy buen programa, hace tiempo no disfrutaba tanto un programa de este tipo con argumentación de alto nivel pero siempre respetuoso aún con posturas fuertes encontradas. Dividieron a la mitad los invitados en torno a su postura, o sea, tres de ellas estaban a favor del aborto y las otras tres en contra. 

En un tema que por años ha sido no solo controversial, sino que irónicamente manejado y/o discutido o al menos legislaciones llevadas a cabo por hombres en su mayoría, debido a la anterior inequidad en la repartición de espacios representativos tanto en el congreso de la unión como en la cámara de senadores. Las experiencias personales y preparación académica y laboral de las invitadas hizo que los temas que se trataron fueran todos respaldados por argumentaciones firmes, cada cual sustentadas por creencias personales, religiosas, científicas y de óptica de género. El conductor (Dr. Andrés Roemer) con una sutil pero muy fluida conducción no necesitó más que guiar el panel entre los idiomas inglés y español y dejar que ellas nutrieran a la audiencia con información relevante para la mayor comprensión de este tema.

En lo personal tengo mi postura tras haber leído innumerables artículos, platicado con mujeres con ambas posturas y tras haber visto programas como el de este domingo. Pero en lugar de fijarla o plasmarla quiero concentrarme también en la importancia de propiciar un debate de altura así como la equidad de género. Todavía en nuestro país vemos un ámbito misógino y estadísticas de violencia intrafamiliar en su gran mayoría de un hombre a una mujer que no disminuyen. Al contrario, con la recomendación de quedarse en casa por la presente pandemia, en varios estados de la república se ha disparado hasta en un 60 a 70 % más los reportes de violencia doméstica. Mismos abusos que se ven en los casos de violación que generan embarazos no consensados y que se vuelve en uno de los puntos más delicados a la hora de discutir el tema de la libertad de decisión en torno al aborto.

La realidad es que nos faltan mayores campañas de concientización social, por poner un ejemplo, solo en Tamaulipas en ciertas zonas de nuestra entidad se están presentando casos de embarazos en mujeres que todavía no solo no cumplen la mayoría de edad sino de edades de 13, 14 y hasta 12 años. Vivimos en una sociedad que cada vez más se libera de patrones de comportamiento más estrictos o al menos más conservadores y esto no siempre es bueno. Claro que la educación y valores comienzan en casa pero las autoridades gubernamentales tienen que ser partícipes activos en los temas aquí comentados. La vida es sagrada como sagrado debe ser el proceso de la concepción y no estar procreando por una falta de educación sexual y mucho menos por violación.

Reflexión

Créanme que así como abogo siempre por los derechos de las mujeres como también por una mayor equidad de género, también me queda claro que ellas pueden llegar a ser igual o más crueles que los hombres. Y en esto también tendríamos que estar reflexionando, de manera personal he tenido experiencias de relaciones personales y laborales que constatan mi postura. El que una persona esté en paz consigo misma no tiene nada que ver con la sexualidad sino más bien con su carga y/o bagaje emocional. Los complejos, abusos, falta de reparación de heridas, los llamados “demonios internos”, etc., nunca desaparecerán si la persona no está dispuesta a abordarlos, aceptar que tiene problemas emocionales y decidirse a enmendar lo que ellos saben no está bien.

Así como dedicamos tiempo para hacer ejercicio, trabajar, ver la tele, estar inmersos en las redes sociales, discutir, chismear, o lo que sea que hagamos cotidianamente; debemos de darnos un tiempo para reflexionar, analizar, meditar y aspectos parecidos, sobre lo que sentimos y vivimos. ¿Si no estoy feliz por qué es, porqué me enojo tanto, que sentimientos o rencores todavía no suelto?, y así sucesivamente. Y de esta forma poco a poco llegar a comprender que es lo que nos aqueja o hace actuar de una cierta manera, atendiendo nuestros males e ir enfrentando cada uno con la verdadera intención de que desvanezcan o al menos que puedan ir disminuyéndose estos gradualmente. Y que conste que no estoy haciendo alusión a ninguna religión o creencia en particular, fuera de todo eso es por el bienestar de nuestra alma, por una mayor paz espiritual.

A mis más que estimados y respetados lectores, si pueden les recomiendo vean o busquen a través de los medios como google o youtube a personas como Bradley Nelson, Marc Allen, Anthony Chene. Dense un tiempo para ver algún documental o leer sobre sus posturas. Les aseguro que independientemente de sus creencias, serán temas muy interesantes para que puedan analizar. 

Si estoy bien conmigo mismo por ende lo reflejaré y estaré mejor con los demás.

Hablando de paz espiritual, deseo pronta recuperación a mi amigo-hermano que recién sufrió una lamentable pérdida. Aún en la tristeza que te aqueja mi hermano, recuerda que ahora tendrás un ángel que siempre estará velando por tú familia. Que en paz descanse siempre Carmen.

Jorge Alonso Infante Alarcón  

Carrera Licenciado en Relaciones Internacionales.

Maestría en Administración Pública en la U.A.M. Francisco Hernández García (U.A.T.)   


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577