Hoy es Viernes 01 de Julio del 2022


No hay virus que por bien no venga

Por: Norberto Lacarriere El Día Lunes 23 de Marzo del 2020 a las 09:26

La Nota se ha leido 756 veces. 1 en este Día.

¡Suben!

Los claustros auto impuestos que debamos guardar en las quincenas, veintenas o cuarentenas para aislarnos y así evitar contagios o propagación del COVID-19 va sacar lo mejor de uno... o lo peor.

Esto último ya ha sucedido, desde la ignorancia y falta de preparación para contingencias (pese a que esto es totalmente inédito), hasta el acaparamiento egoísta de víveres y muestras primitivas de agresividad en las compras de pánico en tiendas comerciales de todo el mundo.

Otra reacción paralela a lo anterior es la indiferencia y el exceso de confianza de creer que a uno no le ocurrirá y aunque es un virus que tiene bajos índices de mortandad entre los infectados y/o afectados en comparación con otros males clínicos o sociales, no es problema menor dada su forma de contagio: la cercanía entre personas.

En la búsqueda de equilibrios encontramos que fenómeno, que ha doblado a gobiernos y hasta a los más soberbios, también refleja un lado altamente positivo.

Empecemos por decir que al cancelarse o posponerse conciertos, eventos deportivos y todo sistema de entretenimiento presencial masivo, hoy, en miles de casas, por vez primera en muchos años se vuelven a ver las caras las parejas, los padres y sus hijos o estos entre ellos.

El encierro también despertó la creatividad, al ritmo de diversas melodías, desde lo romántico y espiritual hasta lo más clásico de la música popular.

Tenemos ese magnífico audiovisual promovido por el Sistema DIF local y la Dirección del Ayuntamiento de Chiapa de Corzo, Chiapas, en el que lucen las bellezas naturales de la región mientras un hombre llamado CARLOS MACÍAS interpreta “Quédate en casa”.

“Quédate en casa, ¿Hace cuánto que no ves la luz del alba? Ese lienzo que Dios pinta en tu ventana, esa luna que te ha visto suspirar...”, es la primera estrofa. Bellísima.

Además, ¡No saben cómo he reído con tanto video, como ese en el que una pareja colocándose espalda con espalda simula la forma de un caballo y su jinete!

El hombre, haciendo como que lo monta y su mujer, agachada y con su melena hacia la cámara, hace creer que es la cola del equino que se mueve como si trotara.

Mientras esto ocurre, suena la canción “A Horse with no Name” de 1972, la más exitosa del grupo de rock America.

Hay más ejemplos del talento artístico palpable, como en España o Italia, donde el mal es tan grave y fatal que ha forzado a las autoridades a obligar a la gente a permanecer en sus hogares.

Gracias a la tecnología, con la inmediatez y penetración de las redes sociales, podremos deleitarnos con bellas voces en las más variadas tesituras, emanadas en las casas de dichos países, en donde todo fue espontáneo.

Un canto desde un balcón inspiró a alguien más a responder con otra entonación y en otro lugar alguien replicó con su propia versión y con una gracia tal que antes solo veíamos en los certámenes para descubrir a grandes vocalistas.

LA PROTECCIÓN DE LA SALUD MENTAL

Leía que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja velar por el estado anímico durante la cuarentena, lo que ha merecido aplausos, sobre todo de aquellos que recibieron información fatalista, casi de tipo apocalíptico y temen que haya descontrol y otros efectos adversos.

Debido a que mucha gente padece de trastorno de ansiedad o sufre de ataques de pánico, la incertidumbre ante escenarios de pronósticos reservados les mantiene con el Jesús en la boca, justamente por temer a lo desconocido.

En consecuencia, llegan a creer todo lo que leen o les llega y hay mucha falsedad en la información, precisamente porque como nunca antes se reciben muchos datos ... más no a todo hay que creerle.

A esa gente los expertos recomiendan alejarse de las redes sociales y limitar la atención que invierten en ver noticias.

Solo así podrán frenar sus miedos o mantenerse informados, pero con fuentes confiables, entre ellos los sitios web de las instituciones públicas de salud y del gobierno o de medios conocidos por su seriedad.

Al final, créanme, en nada ayuda andar difundiendo o leyendo teorías de la conspiración que para empezar son difícilmente comprobables.

COLOFÓN

Abundan otros videos, bastante emotivos y en lo personal dudo que los que me ha tocado ver sean actuados ni fingidos con testimonios de médicos españoles, fatigados y llorosos.

Con la fuerza que aún les queda después de 10 horas de trabajo en hospitales, sólo atinan a dar su testimonio con la desesperación e impotencia de no poder salvar a todos los pacientes, afectados por el COVID-19.

Ese valor, debe inspirar a permanecer aislados en México, porque llegado el momento, posiblemente almas con esa fortaleza no serían suficientes para atender a todos los pacientes y cómo se cuenta en esos videos, quizá tengan que elegir a quien salvan o a quien dejan morir.

Por su atención, gracias, por hoy, ¡Bajan!

Confesiones, réplicas y uno que otro aplauso aenterados2004@yahoo.com.mx.

NO TENGO INTERMEDIARIOS NI ASESORES.

Norberto Lacarriere Lezama

Comunicólogo de carrera y vocación.
Reportero, columnista, investigador, caricaturista político, conductor radiofónico y televisivo.
Su columna “Palabras Férreas”, se publica en diversos medios cibernéticos. Ha sido director y fundador de importantes proyectos informativos en Tamaulipas. Es director de Noticiarios y coordinador de Producción informativa en EXA FM/ Libertas Radio 89.5 FM en Matamoros y actual colaborador corresponsal de WRadio.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577