Hoy es Sabado 26 de Septiembre del 2020


Obras Publicas: Corrupción e ineficiencia

Por: Melitˇn Guevara El Día Viernes 17 de Enero del 2020 a las 22:03

La Nota se ha leido 592 veces. 1 en este Día.

Esta uno hasta la saciedad de la corrupción e ineficiencia. Todos los días, en los medios de comunicación, o en los distintos procesos ante instancias gubernamentales, nos topamos con un acto de corrupción. Puede ser tan simple, como el transito que pide una mordida o la que se da al servidor público para que agilice un trámite burocrático.

Es más grave, sin embargo, la corrupción o ineficiencia, que se desarrolla al amparo de las obras públicas. Estamos acostumbrados a que, entre constructores, hablen del diezmo –hoy dicen que es l 30%-, que se entrega a quien autoriza una obra pública. Lo malo es que, por esa corrupción, la obra pública se hace con malos materiales o sin la consistencia adecuada.

Quienes vivimos en Victoria, los que nos ubicamos por el rumbo del Campestre, de Teocaltiche, Del Valle, la López Mateos, ampliación López Mateos y la Revolución Verde, conocemos la Avenida Hombres Ilustres, más la calle que cruza por el rumbo de la iglesia. Pues ahí, sin más, esta una prueba de corrupción e ineficiencia: hay un socavón que, recuerden, no hace ni tres años que se arregló.

Efectivamente en el trienio pasado se arregló: el socavón, el hoyo, fue grande, al grado que durante semanas se hizo el trabajo. Pues bien, si usted transita por la Avenida Hombres Ilustres se va a encontrar con que, de nueva cuenta, ahí están los hombres con sus máquinas trabajando. Lo están arreglando.

Ahí, sin la menor duda, hay culpables múltiples: los que construyeron, hicieron, inicialmente la avenida. Que, luego, de repente, se abrió el socavón y lo arreglaron; pero fue tan malo como el inicial, que de nueva cuenta, ahí está el socavón. Tiene que haber culpables: es cuando nos preguntamos en donde están, vaya pues, los que revisan la calidad de las obras.

Todos, o medio mundo, pregona la corrupción en obras públicas. El famoso diezmo, ahora dicen que es el 30%, conduce en una dirección: utilizar malos materiales o, de plano, hacerlo con los requerimientos mínimos, para que funcione un tiempo. Así paso, sin la menor duda, con ese paso vial, que lo hicieron, lo arreglaron y ahora, de nueva cuenta, lo arreglan de nueva cuenta.

Y es que, en Obras Publicas, la corrupción siempre ha existido, al menos en las pláticas y –entiéndase, en los errores de construcción. Cuentan que en una ocasión a un constructor, beneficio de construir un tramo carretero le dijeron: oye, la esposa del jefe quiere una suburban para llevar a sus hijos a la escuela. Sin más, la entrego y le recomendaron: quítale un centímetro a la cinta asfáltica y ahí recuperas el gasto.

El diezmo debe existir, de otra manera no se explica que, de pronto, funcionarios de obras públicas puedan presumir prendas, ranchos o aviones, que no pueden conseguir con su sueldo. Por eso, a lo largo y ancho de la entidad, hay obras paradas o solo a la mitad, abandonadas. Si dan un porcentaje, para ganar, hasta donde pueden avanzar? Ambos, servidor público y constructor se convierten en cómplices de una ineficiencia, en algo construido sin cumplir los requisitos mínimos de eficacia y eficiencia.

Obviamente no es Xicoténcatl González, el alcalde, el culpable del socavón en la avenida Hombres Ilustres. Fue el trienio pasado, y la verdad, ni ese, fue el anterior, de cuando construyeron la avenida. Pero es una muestra, una evidencia o una consecuencia, de la corrupción que impera en el gobierno y de cómo, sin el menor recato, siguen haciendo el mismo trabajo, deficiente, malo, por la corrupción. No hay, en serio, otra explicación.

Melitón Guevara Castillo

Licenciado en Administración Pública (UAT),  Doctor en Comunicación y Periodismo (Universidad de Santiago de Compostela).

Profesor Emérito de la UAT. Líder del Grupo de Investigación “Democracia y Comunicación Política” de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Victoria, Tam.,).

Representante en Tamaulipas de la Red Nacional de Investigadores de la Calidad de la Democracia.  

Escribe la columna política DESDE ESTA ESQUINA, desde 1984 en El Diario de Cd. Victoria y actualmente en Hoy Tamaulipas.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577