Hoy es Viernes 25 de Septiembre del 2020


¡Feliz Navidad!

Por: Melitˇn Guevara El Día Martes 24 de Diciembre del 2019 a las 22:27

La Nota se ha leido 448 veces. 1 en este Día.

Desde que tengo uso de razón me acuerdo, o recuerdo, la navidad o Noche Buena. Los recuerdos son variados, van desde Campoamor hasta Teocaltiche; el ayer y el hoy. Un caleidoscopio de imágenes y recuerdos, pero todos, de amor y felicidad; de niño y ahora de adulto mayor, pero siempre con la mente en el Nacimiento de Jesús.

Jesús de Nazaret pregono el amor al prójimo, a nuestros semejantes, como una forma de vida y de compartir, con la familia y amigos, el sentimiento y la emoción de la solidaridad, del apoyo y cooperación para enfrentar la vida y sus problemas. Como bien dicen en el rancho, al mal tiempo buena cara.

Los recuerdos de mi infancia son plenos. Unos padres que, amorosos y con regaños, nos llevan de la mano a conocer el mundo, la realidad; unos hermanos con los que compartí, momentos de alegría, de jugar a las canicas, al papalote, al trompo y al valero. Disfrutar en Noche Buena tamales o mínimo buñuelos.

Y en la mañana buscar, debajo de la almohada el regalo de Santa Clos: a veces eran juguetes de madera o lamina, como un carrito, un balero o un yoyo, o tan simple como una bolsa de dulces. Y, felices y contentos, disfrutábamos del recalentado. Así fueron muchos años.

Ya en la ciudad, una familia compuesta por 9 hermanos, el abanico para disfrutar era mas amplio. Pero difícilmente olvidare la fraternidad de la privada (hoy llamada Vidal Efren Covian, en honor a quien fue cronista de la ciudad, y nuestro vecino); eramos vecinos solidarios, compartíamos al dia siguiente de lo que, en una u otra casa, habían cenado: tamales y buñuelos, era lo principal.

Recuerdo que en una ocasión una vecina, después del intercambio de tamales, le dice a mama: que le parece si el día ultimo nos juntamos para hacer los tamales, a usted le quedan muy sabrososos. Y pregunto: ¿Dónde consigue la carne? Mama le presume: es carne de venado…papa la había traído de Campoamor.

Los tiempos han cambiado: Mama tiene 80 años, y sigue haciendo tamales, pero ya no de carne de venado, de pollo, de puerco y de frijoles, a veces los sentados con boronitas de chicharrón. Y lo que son las cosas, el 24, Noche Buena, cada quien lo pasa en su casa, con su familia… y nosotros, todos, nos reunimos hasta el día ultimo.

Digo que los tiempos han cambiado. La vida me ha proporcionado la oportunidad de disfrutar, sin carencias, la Noche Buena: con platillos que nada tienen que ver con los de mi infancia. Ahora, pavo o pierna, y los tamales ya no son blancos (de pura masa) ahora son hasta con queso philadelpia. Antes era con atole, con champurrado, hoy con vino tinto, cerveza Noche Buena, uno que otro tequila o mezcal.

En la cena de Noche Buena agradecemos al creador, a Dios, por los alimentos que nos proporciona, que disfrutamos; agradecemos, por la familia que, unida y compartida, festeja el nacimiento de Jesús; agradecemos por la vida, que se disfruta día a día, a plenitud, con amor y alegría; por los amigos y familiares… amar a nuestro prójimo fue la sentencia y enseñanza de Jesús.

¡Feliz Navidad!

Melitón Guevara Castillo

Licenciado en Administración Pública (UAT),  Doctor en Comunicación y Periodismo (Universidad de Santiago de Compostela).

Profesor Emérito de la UAT. Líder del Grupo de Investigación “Democracia y Comunicación Política” de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Victoria, Tam.,).

Representante en Tamaulipas de la Red Nacional de Investigadores de la Calidad de la Democracia.  

Escribe la columna política DESDE ESTA ESQUINA, desde 1984 en El Diario de Cd. Victoria y actualmente en Hoy Tamaulipas.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577