Hoy es Sabado 26 de Septiembre del 2020


Retenes antialcohol: ¿Útiles o innecesarios?

Por: Melitˇn Guevara El Día Viernes 06 de Diciembre del 2019 a las 22:01

La Nota se ha leido 607 veces. 1 en este Día.

¿Son buenos o necesarios los retenes anti alcohol? ¿Combaten, persuaden pues, el uso indiscriminado de las bebidas embriagantes? Son preguntas que tienen muchas respuestas por las aristas o puntos de vista, enfoque, que se puede utilizar para comentarlas, reflexionar o, incluso, para denostarlos.

Yo creo que no, que no detienen el que, hombres y mujeres, jóvenes y adultos, ingieran alcohol. La evidencia para mi afirmación es que la misma autoridad, una y otra vez, pide pide –sobre todo a los jóvenes- no reportar a sus contactos el lugar de un filtro de revisión.

Buena parte de las personas, de una u otra manera, busca burlar el operativo. Sea por esos mensajes o sacándole la vuelta, es decir, no pasar por los lugares en los que, por lo regular, se ubican las patrullas.

ACCIDENTES Y MUERTES.

La realidad es simple: los operativos tienen una finalidad. Las estadísticas no mienten. Buena parte de los accidentes automovilísticos son producto y consecuencia de que los conductores han ingerido alguna bebida embriagante. En consecuencia, conducen de manera irresponsable, no respetan las señales viales, se pasan altos.

Basta con hacer un recuento de accidentes fatales en la ciudad. El más reciente, por decir, del Hidalgo: uno se pregunta cómo es posible que ahí, en ese lugar, haya un accidente de este tipo. Pero luego, la autoridad explica que según las cámaras se pasaron los altos desde la calle Berriozabal y, claro, a velocidad no permitida.

AGUANTAR TODA LA NOCHE.

Hace años, cuando aún era docente, un grupo de mis alumnos realizo una fiesta. Invitaron a varios maestros y bien que lo recuerdo: en una mesa estábamos varios profesores y, otro y yo, no aceptábamos las bebidas que nos ofrecían, hasta que nos cuestionaron y explicamos: no queremos tomar porque, por el rumbo de mi casa, se pone el operativo. La respuesta fue rápida: “No se preocupen, tenemos cerveza para aguantar hasta las 6 am, para ese momento ya no hay operativo”.

Con esa actitud que, creo que no ha cambiado, es como la juventud enfrenta a los “retenes anti alcohol”. Con frecuencia, los fines de semana, cuando llego a mi casa soy testigo como hay entre jóvenes y adultos –Avenida Hombres Ilustres-, enfrentando la revisión anti alcohol. Grúas, patrullas y carros detenidos. ¿Por qué sucede así?

ES CUESTION DE CULTURA.

Es la explicación más simple: tomar es cuestión de cultura. Recuerdo cuando Gustavo Cárdenas Gutiérrez fue alcalde. Espantado por lo que sucedía, llego a proponer que a los albañiles, por decir, no les permitieran la entrada a las cantinas… porque se gastaban el salario y luego no llevaban nada a la casa, para el mantenimiento de la misma.

Efectivamente tomar es cuestión cultural. Tanto que, en buena parte de las conversaciones, siempre aparece la cuestión de tomar; de presumir, de probar una u otra cerveza, tequila o mezcal, o bebida preparada. La cuestión es que, a veces, demasiado tarde se entiende las consecuencias de hacerlo sin medida.

CONCIENCIA DE LAS CONSECUENCIAS.

Mucho se critica a los operativos anti alcohol. Se tacha de corruptos, abusivos, prepotentes y arbitrarios a los agentes. Claro, en más de una ocasión se ha documentado y se han corregido las acciones y decisiones. La cuestión es que, al recibir una sanción, hay quienes se reaccionan y otros, sin más, tratan de demostrar que son “chingones”, de que son capaces de burlar a ley.

Un día me comento un albañil: una vez la regué, traía la camioneta del jefe, ya habíamos terminado el trabajo y regresábamos a la ciudad. Se me hizo fácil tomarme, junto con mis compañeros, unas cervezas. Solo nos quitaron la camioneta, pero hubo que pagar multa y grúa, regresar a pie a la casa. El jefe pago las multas, pero me las descontó semana tras semana… aprendí, me comento, la lección.

¿UTILES O INECESARIOS?

Hay quienes se quejan de que son únicamente para extorsionar a los conductores. De que se colocan, a veces, en lugares impensables, que hasta apagan luces y torretas, que te hacen señales con una linterna para que te detengas y es cuando te dicen: es un operativo anti alcohol, todo en orden o, como te vean, te indican que es turno de ir al doctor… otros, dicen: sople en la mano (forma rudimentaria de verificar el grado de alcoholismo de una persona).

Yo creo que los retenes son necesarios por una razón: las estadísticas no mienten, el registro de muertes por accidente derivados del alcoholismo, ahí están; basta ver, leer pues, día con día la nota policiaca y se sorprende uno del tipo y forma de accidentes que ocurren por culpa de la embriaguez.

Melitón Guevara Castillo

Licenciado en Administración Pública (UAT),  Doctor en Comunicación y Periodismo (Universidad de Santiago de Compostela).

Profesor Emérito de la UAT. Líder del Grupo de Investigación “Democracia y Comunicación Política” de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Victoria, Tam.,).

Representante en Tamaulipas de la Red Nacional de Investigadores de la Calidad de la Democracia.  

Escribe la columna política DESDE ESTA ESQUINA, desde 1984 en El Diario de Cd. Victoria y actualmente en Hoy Tamaulipas.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577