Hoy es Jueves 09 de Abril del 2020


Un estilo disruptivo… pensar fuera de la caja

Por: Alberto Rivera El Día Martes 20 de Noviembre del 2018 a las 08:46

La Nota se ha leido 412 veces. 1 en este Día.

“Para los que creen y no dudan… porque ellos están en lo cierto”

Escribir sobre ti mismo es infinitamente más difícil que escribir sobre otra persona; además, descubrirás que la historia que pensabas que contabas al mundo no era la historia que el mundo percibía.

Como nadie me elegía, decidí elegirme a mí mismo.

Imperfecto, un dibujante de sueños que “siempre busca extrañas maneras de pensar y de actuar. Hago lo mejor que se hacer, trabajar y disfrutar implacablemente.

Me preocupo por cambiar las cosas que me importan, vivir intensamente y utilizar lo que sé para crear propósito.

Vivo honrando mi propia naturaleza y valores. Cuando en el mundo en el que vives alguien dice “que dejarse llevar sale demasiado caro”, eso significa que hay trabajo por hacer.

Me mueve el impacto positivo, el significado, el ahora, eso es lo que verdaderamente me da la energía para seguir aprendiendo, creciendo y mejorando. Amo lo que hago porque hago lo que amo. Me considero un vividor, alguien que vive todo lo que hace.

No creo en los “ajustes por defecto”. Rechazo con todas mis fuerzas el pensar que el futuro está escrito y que la actitud y el liderazgo es un don con el que hemos nacido.

Me parece que la suerte es solo un intento de querer ser meramente buenos, y creo en la casualidad como algo que sucede cuando se ejerce movimiento hacia delante. Siempre buscaré un por qué, nunca me conformaré con asentir con la cabeza. Obsesivamente centrado en hacer que las cosas sucedan.

Soy un principiante, no sé nada, fallo mucho, pero soy muy apasionado, hago muchas preguntas para encontrar mis propias respuestas.

Desde pequeño, y a lo largo de mis 44 años, he aprendido a no encajar, sino sobresalir. No esperar, sino hacerlo. Tampoco detenerme, sino empujar. No agachar la cabeza, sino saltar alto.

Si lo que haces no sobresale, quizás deberías trabajar de forma más inteligente.

Quizá sea mi culpa

Algo muy curioso, y que sucede muy a menudo, es que solemos ver el lado exitoso, fácil, reluciente y envidiable de las personas. Quizás es culpa de esta sociedad programada dejarte pensar eso, pero…

¿Te has preguntado alguna vez que hay detrás de todas esas “virtudes”? ¿Si la historia se forjó en momentos difíciles y no en la perfección? ¿Si todo empezó en el barrio y no en un lujoso fraccionamiento? ¿En la escuela de la vida y no en una prestigiosa universidad? ¿O en la humildad, y no entre flashes y favores? ¿En dejarlo todo por una oportunidad remota? ¿O en utilizar la incertidumbre como motivación? ¿En la distancia y no en la cercanía? ¿En aprovechar cada oportunidad como si fuera única y no en tener suerte? ¿Quizás trabajar sin descansar ni un sólo día en 365 días y aprender duro para seguir avanzando? O quizás pienses que cada paso dado fue un acierto, un éxito total.

Quizás no viste que el miedo y la frustración eran mi oportunidad. A lo mejor te han permitido creer que llegar a ser quien tú quieres ser, es algo a lo que llegas con los años, con dinero, reconocimiento, una gran casa, un coche de lujo o un gran trabajo, y no algo en lo que trabajas cada día de tu vida, estando dispuesto a hacer justamente lo que podría no funcionar y arriesgarlo todo en hacer que algo suceda.

Quizás piensas que ha sido fácil, pero no lo es… pero quizás, sea tu excusa.

Está bien soñar, de hecho no pares nunca de soñar… Sin embargo, hay un momento en el que debemos dejar de soñar para que las cosas fantásticas comiencen a suceder”.

El reto

El reto es mover el mundo. Es crear cambio. Perseguir mis sueños allá donde quiera que vayan y hacer lo imposible para que se hagan realidad; es encontrar y no buscar. De hecho esa ha sido y es mi motivación, aunque ahora me encuentro ante un nuevo y más estimulante reto: conseguir que las personas de mi entorno sean más “rápidas”, y ganen la suficiente “velocidad” como para alcanzar sus sueños y rebasarlos. Vivo fuera del limbo, trabajo en aquello que podría no funcionar, navego en la incertidumbre y trabajo duro para tratar de llegar donde no suele llegar nadie y crear algo que no haya creado nadie; hacer las cosas que nadie hace y cuando nadie las hace.

Vivimos en tiempos increíbles

¿Por qué esperar a que la vida te enseñe lo increíble que puede ser, si puedes hacerla increíble tú mismo? Amo vivir intensamente, al margen de la vida, ser tan bueno viviéndola como lo soy cuando trabajo. Mi vida no tendría sentido sin la adrenalina de vivir sin un mapa dibujado. No sé qué va a pasar mañana –¿quién lo sabe?–; lo que sí sé es que algo pasará… amo que no exista un mapa, sino dibujarlo yo mismo.

“Creer en ti mismo cada día de tu vida, resulta la mejor estrategia que podrías plantear jamás”

@Alberto_Rivera2

Alberto Rivera

Construyo procesos de comunicación siendo y haciendo cosas diferentes, provocando emociones y moviendo conciencias hacia la participación social y política.

Ayudo a potenciar marcas de proyectos políticos y gubernamentales a través del descubrimiento de insights, arquetipos de marca y estrategias de comunicación política.

Soy consultor, catedrático y speaker en Estrategias de Campaña Política y de Gobierno. Director General de Visión Global Estrategias.

Soy originario de Tampico, Tamaulipas y cuento con una Maestría en Educación, Maestría en Política y Gobierno y Doctorado en Filosofía; además de tener diversas especializaciones en Comunicación Política, Consultoría Política e Imagen.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577