Hoy es Miercoles 08 de Abril del 2020


La imagen personal y la imagen pública

Por: Alberto Rivera El Día Lunes 28 de Noviembre del 2016 a las 19:48

La Nota se ha leido 877 veces. 1 en este Día.

La imagen personal es aquella que todos tenemos. Nadie prescinde de ella, puesto que es lo que proyecta cada día en su entorno personal, social y profesional. Es la opinión que tienen de usted las personas que le rodean.

La imagen pública es la percepción unificada que un grupo de individuos tiene de usted, como resultado de sus acciones públicas. Si usted es un personaje público es porque ostenta un cargo público, porque es un artista o un deportista, es decir, una persona que está en los medios de comunicación masiva, expuesta a foros, conferencias, entrevistas, etcétera.

Además, existe la imagen de las empresas, de los productos, de las instituciones de los gobiernos, de los partidos políticos, de los países, etcétera.

Podemos hablar también de la buena y mala imagen, y la imagen que se debe tener de acuerdo a lo que se quiere proyectar. Por ejemplo, Luis Miguel tiene una imagen, Alejandra Guzmán tiene otra; ninguna de las dos es mejor que la otra. No nos imaginamos a Alejandra Guzmán vestida muy elegante dando un concierto de rock, como no nos imaginamos a Luis Miguel vestido de rockero en el Auditorio Nacional acompañado de la Orquesta Filarmónica. Cada imagen pública tiene un objetivo determinado.

En política la situación es un tanto diferente; allí se juega la buena o mala imagen de los y las candidatas. Definitivamente para ganar votos se necesita tener una buena imagen, y la mayoría de los políticos no la tienen. Han hecho su mejor esfuerzo para destruir la imagen de la política y de ellos mismos. No ocurre lo mismo con las mujeres políticas, no sólo porque se cuidan más sino porque la equidad no existe aún.

En el tema de la imagen, una acción equivocada vale tanto como mil acciones correctas. Es la regla injusta de la vida, mientras unos se preocupan por dar lo mejor de sí, por cuidar su prestigio y reputación, por ser buenos líderes y servidores públicos, otros cuantos hacen lo contrario; el resultado es que la gente piensa que todos son iguales: malos y corruptos. La opinión se generaliza para todos en el sector, y justos, pagan por pecadores. Lo cual representa doble trabajo en el cuidado de su imagen.

La imagen pública apuesta a las mayorías, no a las individualidades o particularidades, si un grupo mayoritario lo aprueba, tiene grandes probabilidades de tener éxito, si no lo aprueba, su camino será muy arduo. La mala fama de los políticos se ha dado porque “unos cuantos” hacen sus fechorías y los justos han tenido que pagar las consecuencias. El apetito de la población votante es variable, a veces impredecible; dedíquese a entender que necesita la gente que quiere que vote por usted.

@Alberto_Rivera2

Alberto Rivera

Construyo procesos de comunicación siendo y haciendo cosas diferentes, provocando emociones y moviendo conciencias hacia la participación social y política.

Ayudo a potenciar marcas de proyectos políticos y gubernamentales a través del descubrimiento de insights, arquetipos de marca y estrategias de comunicación política.

Soy consultor, catedrático y speaker en Estrategias de Campaña Política y de Gobierno. Director General de Visión Global Estrategias.

Soy originario de Tampico, Tamaulipas y cuento con una Maestría en Educación, Maestría en Política y Gobierno y Doctorado en Filosofía; además de tener diversas especializaciones en Comunicación Política, Consultoría Política e Imagen.


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577