Hoy es Lunes 22 de Julio del 2019


La guerra que viene...

Por: David Vallejo El Día Martes 22 de Noviembre del 2016 a las 09:57

La Nota se ha leido 999 veces. 1 en este Día.

Consejo: En política la algebra no aplica, hay sumas que restan y restas que suman.

Partiendo de la premisa de la imposibilidad de poder adivinar las consecuencias del futuro ante la nueva constante del cambio rápido de la sociedad, iniciaremos un esfuerzo por comprender lo que se viene en el 2018.

Efectivamente, hablo de las elecciones presidenciales en nuestro país, donde las encuestas publicadas al día de hoy presentan una elección entre tres: Margarita Ester Zavala Gómez del Campo por el Partido Acción Nacional (PAN), Andrés Manuel López Obrador por MORENA y Miguel Ángel Osorio Chong por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Existen otros bateadores emergentes que pueden dar la sorpresa y pegar hit o hasta home run. Por el PAN también tenemos a Rafael Moreno Valle Rosas mientras que por el PRI a Eruviel Avila Villegas y por el sistema a José Antonio Meade Kuribreña o José Ramón Narro Robles (a quien intentan posicionar como el Bernie Sanders mexicano aunque el principal parecido que hasta ahora identifico es sólo la edad y algo del ímpetu con el que se conducen). Por el PRD, Miguel Ángel Mancera Espinoza y como independientes Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón (alías el Bronco) y Jorge Castañeda Gutman. Aunque existen muchos otros cuyo corazón late cuando se imaginan gritando "Viva México" desde palacio nacional como son: Ricardo Anaya Cortés, Gustavo Madero Muñoz, Aurelio Nuño Mayer, Manlio Fabio Beltrones, Enrique Ochoa Reza, José Calzada Rovirosa, María Rosario Robles Berlanga, Manuel Velasco Coello, Silvano Aureoles Conejo, Graco Luis Ramírez Garrido Abreu y Enrique Alfaro Ramírez. Hasta los valientes de Juan Ramón de la Fuente, Pedro Ferriz de Con, Denise Eugenia Dresser Guerra y María del Carmen Aristegui Flores como independientes. La mayoría de ellos quedarán en el camino.

Los campañas políticas de hoy en día se pueden abordar desde el análisis de los factores reales de poder, o bien, desde la perspectiva de los votantes. Para ganarlas se necesita conjugar de ambos con cuatro elementos clave (aunque pudiera haber más): Recursos, timing, marketing y comunicación (mensaje) y la agenda del candidato. Para el diseño de escenarios prospectivos también es necesario tomar en cuenta otros elementos, como lo serían para este caso, los procesos electorales del año entrante, la economía mundial y sus efectos en la nación, las posibles detenciones a ex gobernadores y/o funcionarios y la inseguridad, solo por citar algunos. Sin embargo, el presente análisis solo versará sobre la algebra política y el mensaje, aspectos de los cuales ya existen claves y evidencias que permiten develar los misterios de las pretensiones partidistas.

El PRI a pesar de ser el partido en el poder, se vislumbra como la tercera fuerza política del país según las encuestas al día de hoy. Esto motivado principalmente por una alta desaprobación al desempeño gubernamental y a que la economía no muestra mejoría a pesar de las expectativas que generaron las reformas estructurales. Sin embargo, en el juego de la política no es posible descartar nada ante su presencia nacional y a sus estructuras reales y leales (aunque cada vez menos aún las hay y representan el mayor voto estable para cualquier partido político). También tenemos al PAN cuya posible candidata Margarita Zavala aparece posicionada en primer lugar en la mayoría de las encuestas y que resulto el gran ganador de los procesos electorales del 2016. Sin embargo, ambos partidos cuentan con un deterioro en su imagen producto de los señalamientos de corrupción a sus gobernadores y ex mandatarios y al hecho de que son visualizados por algunos segmentos de electores como parte de un sistema que representa el status quo y/o los intereses comunes de algunos de los factores reales de poder que más que pensar en la responsabilidad nacional que tienen privilegian sus intereses particulares. El voto anti sistema ante mensajes como: "Son más de lo mismo", "no pudieron" o "son corruptos" puede ser demoledor.

Por otro lado tenemos a MORENA cuyo candidato a pesar de que algunas de las encuestas destacan su percepción negativa, continua situándose en segundo principalmente y hasta en primer lugar en las mediciones. La estrategia que siguió Felipe Calderón en su campaña de posicionar una competencia entre dos, pero sobre todo, presentar a Andrés Manuel como un peligro para México al supuestamente representar un pensamiento mesiánico y una postura económica que no privilegiaba la apertura, fue fundamental para su triunfo. Aquí el mensaje se repite, aunque si bien de manera natural pierde fuerza ante el hecho de carecer del elemento sorpresa que conlleva la innovación, ante un contenido parecido con una envoltura y moño diferente puede seguir resultando efectivo. La coyuntura latinoamericana y el contexto global pueden servir de pretexto para argumentar sobre los nuevos riesgos de un presidente como él ante retos que conllevan los nuevos tiempos. Sin embargo, más que nunca el voto anti sistema parece estar de moda y López Obrador ha tenido más tiempo que nunca para intentar convencer a algunos de los factores reales de que no es un peligro para México y que merece su apoyo.

De presentarse un clivaje de cambio vs no cambio en el sentido del voto del sistema contra un voto anti sistema en la guerra electoral que se avecina, las posibilidades de Morena son amplias.

El PRI y/o el PAN definitivamente no representan lo mismo, su historia, sus principios y sus modos son diferentes, sin embargo seguramente así lo venderá Andrés Manuel. Su éxito será proporcional a su contundencia en el mensaje y a no cometer errores tan comunes como lo es caer en provocaciones. En éste escenario, tanto el PRI como el PAN deberán jugar juntos de manera formal o informal, en la que el juego será restarle votos anti sistema a los ciudadanos que se sitúan en el clivaje del cambio. La estrategia será que en la contienda uno de los dos, el que de inicio no crezca, ni siquiera se esfuerce por hacerlo. También que el PRD con Mancera pueda quitar votos anti sistema con una base de propuestas liberales que puedan ser atractivas para los jóvenes y personas con mayor escolaridad, o bien, que los candidatos independientes pulvericen exclusivamente ese tipo de voto. Sin embargo, al existir en esta posibilidad perfiles tan distintos, es probable que quiten votos a todos dejando las cosas como están.

Otro escenario sería si los candidatos independientes decidieran tener una candidatura común para crear una estrategia unificada que evite fragmentar el movimiento. Si optan por uno critico a los gobiernos del PRI y del PAN principalmente, podrán dividir el voto anti sistema. Si en cambio lo hacen por uno que enfatice los riesgos de un candidato como López Obrador, pueden generar un deterioro en su imagen afectando sus posibilidades de triunfo. Sólo en la medida en que en la guerra del cambio y no cambio no resulte herido y se muestre como un general inteligente con una estrategia táctica bien orientada a targets específicos, tendrá la oportunidad de triunfo aunque dicho escenario parece aún muy poco probable.

El presente análisis es doloroso porque como se lee parte de la base del juego del poder por el poder, de la resta algebraica principalmente. Me gustaría abordar más las posibilidades de suma en función del debate responsable, de la propuesta que motive y de la congruencia del candidato que inspire, sin embargo, este es el México que nos tocó vivir, aunque no necesariamente tendría que ser así, el tiempo dirá. Como alguna vez mencionó el ex gobernador demócrata de Oklahoma, Brad Henry: "Hay demasiado en juego para que nos rindamos a la política de la polarización".

Placeres culposos: Si anda muy relajado y quiere preocuparse por el mundo que estamos heredando, vea el documental "Antes de que sea Tarde" de Leonardo Dicaprio. Disponible en versión gratuita y en español en la plataforma de youtube: https://m.youtube.com/watch?v=HL5mUbS5axA

Ya que está más de moda la obra Hamilton por los recientes abucheos al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence y su mensaje al presidente electo de Estados Unidos, vale la pena adentrarse en el musical más exitoso de la historia de Broadway ya sea viéndolo, leyéndolo o hasta escuchando su música. Sin duda una obra de arte que mezcla la creatividad y la música para demostrarnos que la historia puede ser divertida y edificante.

David Vallejo

Nació en Tampico, Tamaulipas en 1979.  Es licenciado en Ciencia Política y Administración Pública por la UDEM, cuenta con maestrías en Política y Gobierno por el Colegio de Tamaulipas y Administración Pública por el INAP - IOUG. Actualmente estudia la maestría en Comunicación política y Gobernanza y es doctorando en Ciencias Sociales. Ha sido funcionario y profesor, comprometido con la buena política y la naturaleza, hombre de familia, melómano y lector.

¡Permítenos ser tu Voz!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto donde se tenga que reconocer la calidad humana? ¿De alguna situación de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándanos el material al WhatsApp de HOYTamaulipas: (+52) 8341032181

Nosotros le daremos seguimiento ¡Compártelo! Muchas gracias.

DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577