Hoy es Viernes 23 de Octubre del 2020


El Mante reabrió el primer cuadro; acabó la cuarentena, pero... ¿acabaran los lamentos?

Por: Marco Antonio Torres El Día Lunes 08 de Junio del 2020 a las 22:05

La Nota se ha leido 460 veces. 2 en este Día.

A veces la inercia, las pandemias y el reloj que rige al mundo impone retos y pone duras pruebas.

Hay quienes resisten valerosamente y otros que simplemente se ponen a llorar.

El ayuntamiento de El Mante abrió el primer cuadro citadino y ahora, después de varios meses donde las reglas ordenaban cuidar la salud de los ciudadanos de la enfermedad del Coronavirus, al fin se abren las calles al tránsito vehicular, así como también, se permite al comercio reabrir sus puertas.

Aunque el peligro de contagios no ha desaparecido.

Quizás no al cien por ciento, pero si al 25 o hasta el 40 por cien.

Es deseable que aquellos comerciantes mantenses que llorosos suplicaban fueran abiertos sus negocios haciendo incluso berrinches, hoy respondan con positivismo a los retos que su propio capricho exige.

Es un deseo que esos mismos comerciantes que insensiblemente exigían al gobierno abrir las puertas al comercio a pesar del peligro de que el Coronavirus se enseñoreara, respondan al mismo nivel que el llanto y lamento que derramaron.

El gobierno municipal no cerró calles ni comercios por autoritarismo; lo cerró por el peligro de muerte de miles de mantenses que podían contagiarse en caso de no existir distanciamiento social. Era sentido de autoprotección el que se pedía.

Pero muchos comerciantes en vez de comportarse empaticos con el dolor ajeno, se avocaron a grillar y a hacer politiquería barata, con el simple afán de incomodar al gobierno municipal; a sabiendas que el alcalde de El Mante Mateo Vázquez Ontiveros no se mandaba solo.

El chantaje en esos días de crisis prevaleció, a pesar de que en época de vacas gordas el gobierno municipal siempre ayudó y fue un facilitador del desarrollo económico en El Mante, de norte a sur, de este a oeste, de extremo a extremo y de punta a cola.

Nunca el ayuntamiento desestimo el valor del sector comercio; empero cierta clase de esta gente espero el momento más inoportuno para chantajear y exigir que las puertas de sus negocios fueran reabiertas.

De tal forma que el gobierno designó muchos cientos o quizá miles de despensas cada semana o cada quince días, al sector de los comerciantes.

Mientras que en la cadena social, mucho más abajo, había ciudadanos realmente marginados que estaban necesitando más que ellos.

El fenómeno del distanciamiento social y del aislamiento no fue un capricho de nadie. El peligro cada día era latente de que un mantense promedio contagiara y fuera a dar a la cama de un hospital.

Pero muchos lo tomaron a ‘chunga’, a juego.

Hoy es el tiempo que la parte productiva de la que aquí aludimos respondan para que El Mante y ellos mismos, se beneficien de su profesión, el comercio.

Es hora de que paguen buenos y justos salarios a sus empleados, que no ocupen media cuadra de banqueta con sus negocios callejeros que invaden los límites peatonales; y es hora de que usen la cortesía, el respeto y la decencia social como moneda de cambio.

Ya que en la hora de la verdadera prueba… Simplemente no pudieron o no quisieron hacerlo.

La prueba de fuego del Coronavirus les paso de noche. Pues para ellos fue más divertido ponerse el disfraz de villanos y chantajear a las autoridades.

Marco Antonio Torres de León

Estudió la carrera de Ciencias de la Comunicación en CUTM, laboró en diarios como El Sol de San Luis. Inició en el diario La Opinión de Matamoros como reportero de deportes. Posteriormente trabajó como reportero de información general en Expreso de Mante en 1999, en Noticias del Sur (hoy Cinco Noticias, El Signo de Mante, El Matutino)


DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577