Hoy es Miercoles 26 de Junio del 2019


La fragilidad del sistema

Por: Alejandro Margain Hernández El Día Sabado 25 de Marzo del 2017 a las 09:17

La Nota se ha leido 1232 veces. 1 en este Día.

La construcción del México postmodernista, de López Portillo (1976) a la actualidad, cimentando la economía nacional en la extracción y comercialización de petróleo, dejando de lado algunos otros recursos nacionales a la deriva, ha mostrado que los gobernantes de este país carecieron de una estrategia a largo plazo, más fincada en una especie de locura sexenal, que en un propósito de crear y generar infraestructura que ayude a la producción en los tres niveles que inciden en el PIB.

El régimen de JLP opto por apostarle todo a la producción y exportación petrolera, la cual gozaba de un precio en el mercado mundial que aseguraba grandes utilidades. Para aprovechar mejor las oportunidades se decidió desarrollar significativamente la infraestructura de PEMEX, obteniendo los recursos, incrementando la deuda externa. De esta manera, la economía mexicana fue petrolizada, al depender de este medio el 80% de los ingresos del Estado. Mientras en 1980 el barril se vendía en 45 dólares, para 1985, su precio había caído a 15 dólares. Mientras que en 1976 la deuda era de 21 mil millones de dólares, para 1982 ya sumaba la escalofriante suma de 76 mil millones y para 1988, al fin del mandato de MMH ya superaba los 108 mil millones.

En el inter, el único sector que, por interés políticos de una camarilla afortunada se protegió y desarrollo, fue el turístico; Desarrollos como Cancún, Ixtapa, Acapulco, Vallarta y los Cabos, se vieron beneficiados con fuertes inversiones, las cuales generaron polos atractivos como generadores de divisas, pero también generaron, gracias a una mala planeación, auténticos cinturones de pobreza, a donde llegaron miles de personas buscando un mejor ingreso: Las maquiladoras fueron también una fuente de empleo, mal pagado por cierto, pero que se volvió atractivo, principalmente a raíz de la apertura del TLC, gracias a una política estatal de mantener los salarios bajos de los trabajadores.

¿Y todo este rollo, como para qué? El sistema, inundado de petrodólares y de préstamos bancarios para desarrollar infraestructura (¿?) descuido un punto medular de la economía mexicana: La producción de alimentos; Los tecnócratas, educados en las Universidades más importantes del mundo, por economistas ganadores de Premios Nobel, encontraron que era más barato importar que producir. Craso error; esa tendencia nos ha llevado a que actualmente, se importe de otros países el 65% de lo que la nación requiere para alimentar a sus ciudadanos y ahora ante la presión de nuestro vecino respecto a la revisión del TLC, nos vemos en la necesidad de buscar nuevos proveedores.

El sistema impuesto es frágil; no depende de nosotros, depende de la producción que se de en otros países y de su capacidad para vendernos a un precio que de utilidades a ellos y que no se vuelva inalcanzable para nosotros, lo cual por supuesto está sujeto a leyes de economía, la principal, la oferta y la demanda.

Si bien la situación es preocupante, aún tiene remedio y la solución consiste en que el presupuesto de la federación se oriente a convertirnos en un productor de alimentos antes que en un importador de los mismos; se debe dar prioridad a la reconstrucción del descuidado aparato productivo del sector primario, antes que estar pensando como importar pollo de Brasil o cerdo de Dinamarca.

Porque no hay nada más insultante que saber que un ministro de la SCJN tiene un sueldo promedio de 6 millones de pesos anuales, más una serie de prestaciones igual de insultantes, así como 200 diputados y 64 senadores que nadie eligió, pero que en conjunto ganan al año más de 500 millones de pesos, mientras hay cientos, miles de ciudadanos que no cuentan con servicios básicos, y viven al día con el equivalente a un dólar.

Mientras la apuesta no sea por fortalecer la producción interna, sustituir importaciones, proteger y desarrollar el campo, la fragilidad del sistema, en este caso, la fortaleza de la nación estará en manos del extranjero, mientras nuestros políticos seguirán teniendo mansiones en Texas, Miami, o Europa, nosotros seguiremos embobados con el futbol y la selección, la novela de moda o el jersey de Tom Brady

Por cierto, ¿saben que es lo bonito de las Teorías Económicas? Que son eso, teorías, y cuando fallan, como el liberalismo, el populismo, el comunismo, no pasa más que se vuelve a generar otra teoría económica, y los tecnócratas la vuelven a aplicar, diciendo y aclarando que ahora sí, esta nueva teoría nos llevara a los primeros planos internacionales.

¿Audiencia? No, aun nada

Sígueme en Facebook/Hablemos del Campo en Tamaulipas

 

 

Editorialista en HOYTamaulipas

¡Permítenos ser tu Voz!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto donde se tenga que reconocer la calidad humana? ¿De alguna situación de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándanos el material al WhatsApp de HOYTamaulipas: (+52) 8341032181

Nosotros le daremos seguimiento ¡Compártelo! Muchas gracias.

DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577