Hoy es Miercoles 13 de Noviembre del 2019


Menos guerra y más estrategia

Por: Yadira Tejeda El Día Jueves 06 de Octubre del 2016 a las 09:11

La Nota se ha leido 1191 veces. 1 en este Día.

(Primera parte)

Más de 10 años han pasado ya del inicio de la guerra contra el narcotráfico y la delincuencia organizada en México y los mexicanos seguimos esperando resultados. Más aún claro, los que habitamos Estados como Tamaulipas que padecen precisamente las consecuencias de una lucha que a falta de estrategia, pareciera no tener para cuándo terminar.

Porque entre lucha y estrategia, hay una enorme diferencia.

Y lo que hasta ahora hemos sufrido son las consecuencias de una lucha, de una estúpida guerra en la que “el líder” de "los buenos” ha parecido más preocupado por verse como héroe que como líder para su pueblo; por verse superior tratando de vender la idea que ya nadie compra de que está golpeando fuertemente al enemigo. En la que “los malos” se han vuelto más malos y no porque sean mejores operadores, sino porque su placer ya no está en el olor del dinero mucho menos en el "respeto" (muy diferente al miedo) que llegaron a inspirar entre algunos sectores de la sociedad sino en la maldad, en el inmenso,  insuperable e irreparable dolor que provocan en sus víctimas y en sus familias.

En esta guerra, que no ha tenido bandera, sino logotipos de partidos políticos hemos perdido todos. Todos.

Los Gobiernos: dinero, credibilidad y sensibilidad; los Gobiernos y los Partidos: credibilidad, elecciones y poder; los ciudadanos: familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos o simplemente, un conocido; y “los malos”: códigos, reglas, ganancias, estructuras reales y por poco, el miedo que aún infunden en la sociedad.

Y sí, en el orden en que lo leyó, los ciudadanos de bien somos los únicos que seguimos atrapados entre el terror, el horror y el dolor de la lucha entre “los buenos” y “los malos”.

Dicen que para lograr el cambio se debe empezar por uno mismo, por casa.

El pasado domingo 5 de junio Tamaulipas se atrevió a dar ya el primer paso; el segundo empezó a darse el pasado primero de octubre pero… si sigue sin haber una estrategia, de nada habrá servido que los ciudadanos de bien se hayan atrevido a vencer el miedo para salir a votar.

Más allá de haber pasado ya a la historia de Tamaulipas como el hombre que llevó al PAN a lograr la alternancia, Francisco García Cabeza de Vaca es hoy el Gobernador de la esperanza.

Por eso es que no hay ojos que no lo vean; no hay oídos que no quieran escucharlo y no hay bocas que no hablen de él.

No, no es una exageración, es una enorme responsabilidad.

Ya dijo que desea llegar a convertirse en el mejor Gobernador de Tamaulipas… y afortunadamente para él, tiene de su lado lo más importante para lograrlo: la confianza, la fe y el apoyo de su pueblo. Incluso, tiene tiempo pues su sexenio apenas inicia.

Seis años no serán suficientes para acabar con todo lo que tanto lastima a la sociedad, pero si para que se vea y se sienta el cambio que tanto anhelamos los ciudadanos de bien; para sentar las bases del Tamaulipas que tanto deseamos y merecemos.

Los jóvenes de la generación del “ni me doblo, ni me vendo” parecieran ser su principal apuesta para trazar e implementar gran parte de la estrategia que tanto ha hecho falta en materia de seguridad pública.

El Secretario de Educación, Héctor Escobar Salazar; el Director General del Instituto de la Juventud, Edmundo José Maron Manzur y el Director General del Instituto del Deporte, Carlos Fernández Altamirano, no solo son los integrantes más jóvenes del Gabinete Legal de Francisco García Cabeza de Vaca, sino los que más podrán ayudarlo o perjudicarlo en su propia lucha por llegar a ser el mejor Gobernador de Tamaulipas.

Si los tres logran, coordinadamente claro con otras dependencias del Gobierno del Estado, diseñar una verdadera estrategia para contrarrestar la inseguridad habrá menos guerra y más resultados. Y si la estrategia da resultados, los beneficios serán para todos. Para todos. Si las cosas cambian, "los buenos” podrían empezar a convertirse en mejores y  “los malos” en menos malos. Y esto último, no es consuelo, es realidad pues no hay vida en la  que no exista lo bueno y lo malo.

¡Permítenos ser tu Voz!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto donde se tenga que reconocer la calidad humana? ¿De alguna situación de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándanos el material al WhatsApp de HOYTamaulipas: (+52) 8341032181

Nosotros le daremos seguimiento ¡Compártelo! Muchas gracias.

DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577