Hoy es Jueves 27 de Junio del 2019


Sección: Editoriales / Entre Nos

El decálogo de Baltazar…y la audiencia

Por: Carlos Santamaría 25/05/2016 | Actualizada a las 19:04h
La Nota se ha leído 2570 Veces

Todo tipo de comentarios ha levantado el pronunciamiento de Baltazar Hinojosa Ochoa de este martes, que en Tampico se deslindó de quienes han gobernado y de quien gobierna, en un discurso fuerte y pocas veces esperado por candidato alguno.

El deslinde que hizo Baltazar fue un verdadero cohete en la antesala de las elecciones del 5 de junio próximo, por todo lo que se ha dicho, a favor y en contra, pero que lo ubica, según Berumen y Asociados, a la delantera en las encuestas de preferencia electoral, con un 28 por ciento de la intención de apoyarle, contra 19 del candidato del Partido Acción Nacional, 17 por ciento de Gustavo, ahora con MC, 8 por ciento de los restantes cinco, y 28 por diento de los indecisos.

Las encuestas dicen mucho y poco: habemos quienes no creemos mucho en ellas por la naturaleza de su origen y la forma en que son concebidas; ya otra casa encuestadora otorga ventaja al PAN sobre el candidato dela coalición PRI-Verde-Panal. Nada hay para nadie antes del 5 de junio, cuando la verdadera encuesta arroje sus resultados finales, que no serán rebatibles, pese a los augurios de pataleo típicos de ciertos miembros de la mal llamada clase política.

Se deslinda Baltazar del gobernador Torre Cantú y dice que no evitará acciones de la ley posteriores; asegura que colaborará para que se aclare lo que se tiene que aclarar, y eso ha dado un giro inesperado y sorprendente en la opinión pública, por la forma en que se desarrollan los acontecimientos y por lo fuerte del mensaje.

Se ha dado cuenta Baltazar que somos una sociedad agraviada por los excesos vividos en los últimos años y que nos siguen constando mucho, por la forma en que se han manejado las cosas, y ofrece un gobierno distinto, donde se hable de frente y no se tolere la delincuencia, la corrupción y la impunidad.

El mensaje va para los muchos parientes y amigos que han sido beneficiados en la administración, y que, seguramente, se quedarán hoy sin su ingreso extraordinario ocasionado por ese abuso de poder y de influencias.

Parece que va en serio, y así lo hizo sentir ante los tampiqueños que, si bien es cierto que aplaudieron a rabiar, debemos considerar que en este tipo de actos hay muchas cosas que no debieran parecer lo que realmente son, o que no son lo que realmente parecen ser.

Una de las grandes demandas que ha recibido es la referente al trabajo, y los jóvenes que  han sido marginados del desarrollo y progreso tamaulipeco; muchos de nuestros hijos han sido víctimas de esas acciones impunes e indecentes de poner en cargos a familiares y amigos, a gente inexperta y con tres dedos de capacidad, dejando a un lado a los que se han preparado por años para servir… y han encontrado desempleo, desaliento y puertas cerradas.

Algo que, pensamos, se le olvidó decir a Baltazar, es que se practique la política de puertas abiertas: que los servidores públicos dejen de encerrarse en sus oficinas resguardados por prepotentes asistentes “personales” que deciden el futuro de la entidad, y que nos den la cara. Que en la Particular se humanicen y nos traten como lo que somos a todos los tamaulipecos, y que el gobernador pueda atender a los ciudadanos.

No somos mercancía de segunda y tenemos derecho de audiencia, aunque nos lo hayan negado por años, por sexenios… por costumbre.

Sería interesante poder llegar al gobernador y plantearle nuestras inquietudes, con el compromiso de ser breves, no quitarle tiempo de más, pero ser escuchados, y que sus servidores y colaboradores hagan lo mismo.

No queremos un Secretario General que no de la cara como pasa, o un encargado de educación que no quiera enfrentar su responsabilidad.

Bien por el decálogo de Baltazar, solo agregaríamos el que nos atienda a todos: no es una petición, no es un ruego: es un derecho que reclamamos y que nos ha sido negado irremediablemente por esos que se sienten más divinos que el Creador, y que, dicho sea con toda honestidad, poco o nada han aportado al progreso de la entidad.


Comentarios: entrenos@prodigy.net.mx

Carlos David Santamaría Ochoa,

(México, D.F., 1957) Licenciado en Relaciones Públicas, Maestro en Trabajo Social y maestro en Comunicación; Doctor en Comunicación y Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia, España). Diplomado en periodismo y en locución ( U.A.T.) Periodista desde el año de 1979.

Jefe de fotografía del periódico El Heraldo de México (1979).

Ha colaborado en los diarios locales El Mercurio de Tamaulipas, El Diario de Ciudad Victoria, La Verdad de Tamaulipas y en revistas como Poste Restante, A quien Corresponda, entre otras. Fue corresponsal del diario El Nacional, de la revista Época de México y de radio grupo ACIR. Fotógrafo profesional desde el año de 1978.

Fue jefe de prensa del Instituto Estatal Electoral en Tamaulipas y del Hospital General de Ciudad Victoria. Actualmente se desempeña como profesor de periodismo y fotografía en la licenciatura en Ciencias de la comunicación, en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, donde también colabora como investigador.

Es presidente de Vive con Diabetes, A.C., dirige y conduce el programa de radio Al Día en Radio UAT.

Recientemente publicó su primer libro: Diario del Camino, Unidos por la Diabetes.
adadasdas
HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577