Hoy es Miercoles 01 de Octubre del 2014
 

Siguen las cornadas dentro del PAN

Sección: Editoriales / Golpe a golpe

Reforma educativa

Por: Juan Sánchez-Mendoza 18/12/2012 | Actualizada a las 22:14h
La Nota se ha leído 779 Veces


La reforma educativa propuesta por Enrique Peña Nieto, en lo general, la respalda el grueso de los diputados federales, por lo que preveo que hoy sea llevada al pleno para su discusión y dictamen, aunque hay puntos en los que la minoría no se ha puesto de acuerdo, como la manera de elegir al presidente del cuerpo colegiado encargado del sector.
 
Obviamente, me refiero a la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).
 
Y es que esta atribución, por acuerdo legislativo, en lo sucesivo será responsabilidad plena del organismo, cuya autonomía es un hecho.
 
Otro punto que dilata la aprobación de la reforma, también tiene qué ver con la institución, ya que dispone anteponer el servicio profesional de carrera a cualquier otra práctica, para que los maestros asciendan (en el escalafón) con base a sus méritos y habilidades, y no, como ocurre en la actualidad, por decisión vertical del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
 
Esto significa que se pondría fin a las plazas vitalicias –que heredan los padres a los hijos, aun cuando éstos no hayan cursado la carrera de docentes--, que tanto daño han causado a la educación en México –y lo digo con pleno conocimiento de causa--, porque ante su falta de cultura, preparación académica e interés por los educandos, contribuyen no sólo al atraso en la enseñanza, sino a la incubación de ejércitos de mediocres que sin saber siquiera resolver una operación aritmética, algo de historia, geografía o lenguaje, como ha quedado demostrado durante décadas.
 
En fin, el tema da para mucho más, pero consciente estoy de que el espacio se agota, por lo que no profundizo más al respecto, aunque sí al tiempo habré de insistir en el daño que a la educación causan esos miles de maestros improvisados.
 
Los afectados
 
Existe un punto importante que aún no logro ubicar en esa iniciativa de reforma educativa, como es la disposición del Gobierno Federal para que a partir del año próximo no haya más reprobados.
 
Se lo comento por saber que en el ciclo escolar 2011-2012, se puso en marcha un plan piloto en seis mil aulas de la educación básica –cinco mil de primaria y mil de secundaria--, como parte de una estrategia para transformar la enseñanza en México.
 
Así, en los salones de clase previamente designados para aplicar el renovador esquema, los educandos fueron obligados a responder a tres áreas que forman su base fundamental:
 
1) “Ser nacional y ser humano”, donde se enmarcan materias como geografía e historia; civismo, ética, tecnología, deportes, artística, tutoría y asignatura;
 
2) “Ser universal y competitivo”, que se concentró en el lenguaje y la comunicación; el inglés como segunda lengua; las matemáticas, ciencia y tecnología las habilidades digitales, tanto como el conocimiento de las computadoras; y
 
3) Incorporar cada vez más el uso de tecnología y cambiar los libros de texto.
 
Estas innovaciones a nadie sorprendieron, puesto que la Secretaría de Educación Pública (SEP) con la aplicación de ese plan piloto, arrancó prácticamente otra mentada reforma educativa –de esas tan cacareadas por los regímenes presidencialistas más recientes--, que, por sí sola, se desmoronó.
 
Sin embargo, ésta ofrecía la impresión de ser tan sólo una copia del modelo de instrucción básica que se aplica en otras naciones del orbe –como los Estados Unidos de Norteamérica, por ejemplo--, pero faltó ver si en México los educandos lograron recibir una instrucción profesional por parte de su profesorado, como sí ocurre allende el río Bravo, donde el aprendizaje nada tiene qué ver con sindicatos, aviadores, adjuntos ni políticos.
 
Fin a reprobados
 
Ignoro a quiénes dio más gusto la segunda etapa del nuevo modelo educativo que se instituyó en todo México para el ciclo 2012-2013, pues, una vez aprobado el plan piloto, en el país no habrá más reprobados.
 
¿Acaso a los padres de familia, mentores, alumnos o la burocracia?
 
Lo digo porque, según el método educativo actual, elucubrado por la administración federal anterior –que aún no se corrige--, la Secretaría de Educación Pública (SEP), a cargo de Emilio Chuayffet Chemor, al menos está obligada a:
 
1) Evaluar a los alumnos cada tres años en preescolar, primaria y secundaria;
 
2) Eliminar la boleta de calificaciones;
 
3) Crear la cartilla de educación básica;
 
4) Convertir al inglés como segundo idioma oficial;
 
5) Tener escuelas de tiempo completo; y
 
6) Que la escuela ocupe el centro de la operación curricular.
 
Esto opera hoy en las 31 entidades de la República Mexicana y allá en el Distrito Federal.
 
Por eso la importancia de que los legisladores federales expliquen al pueblo de México en qué consiste, realmente, la reforma educativa.
 
Educación politizada
 
Durante décadas, el sistema educativo ha estado supeditado a los caprichos del corporativismo magisterial que, en su búsqueda del poder por el poder mismo, mucho ha contribuido al estancamiento de la enseñanza y a la comercialización de ésta (por parte de las instituciones privadas), en un claro atentado al artículo tercero constitucional.
 
Actualmente el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) agrupa a más de un millón 500 mil afiliados en todo el país; y recauda cuotas que acarician los ¡dos mil millones de pesos anuales!
 
Sin embargo el censo de los maestros y sus contribuciones gremiales podría ser mayor, tomando en cuenta a los grupos opositores como Punto Crítico y Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).
 
Hay que recordar que hasta 1992, cuando Carlos Jonguitud Barrios se mantuvo como dirigente magisterial, los mentores rechazaban (en petit comité) cualquier otro cacicazgo corporativo, pero nunca actuaron abiertamente contra el grupo oficialista –fuera de los educadores alcistas del sur de México encabezados por Othón Salazar--; y en cuanto el potosino fue desplazado por Elba Esther Gordillo Morales (gracias a una disposición presidencial), los maestros inconformes empezaron a radicalizarse en su búsqueda de democratizar al gremio, aunque jamás plantearon una estrategia real para reorganizarse.
 
Menos cuando la chiapaneca, en un discurso reformatorio (de a mentiritas sobre los estatutos), se comprometió a que el SNTE se mantendría ajeno a los intereses de los partidos políticos y que sus dirigentes no ocuparían al mismo tiempo cargos partidarios ni de elección popular.
 
Es obvio que la primera en incumplir con la oferta fue ella, al (durante las siguientes décadas) echarse en brazos no sólo de Carlos Salinas de Gortari, sino de Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y (según veo) Enrique Peña Nieto, obligando a los secretarios generales (en turno) de las 56 secciones y a los jefes de las siete mil delegaciones a respaldar sus maridaje político.
 
Dirigente humano
 
José Ángel Cárdenas Castillejos, quien lidera en Victoria al Partido Revolucionario Institucional (PRI), exhibe un alto sentido humanista con la campaña que ha emprendido para que cientos de ciudadanos sean operados, gratuitamente, de cataratas.
 
Su intención, también lo sé, no concluye con esta primera etapa, ya que él mismo ofreció gestionar el servicio a todos y cada uno de quienes lo soliciten.
 
Y esto, por sí solo, habla de su labor de gestoría y alto aprecio a la vida.
 
Por eso y más no hay que descartarlo como candidato a diputado.
 
Em@il: jusam_gg@hotmail.com

Juan Sánchez Mendoza
Ha ejercido el periodismo durante más de tres décadas, alcanzado premios estatales en dos ocasiones; autor del libro "68. Tiempo de hablar"(que refiere pormenores del memorable movimiento estudiantil); autor de ensayos literarios; y reportero de investigación de tiempo completo, acá en territorio nacional y más allá de nuestras fronteras y del continente americano.

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2013
Morelos No. 426 entre 13 y 14 Zona Centro, Ciudad Victoria, Tamaulipas
Tel: (834) 134-0296
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 134-0296
Visite también http://www.htagencia.mx para noticias de la agencia.

Hoy es Miercoles 01 de Octubre del 2014