Hoy es Lunes 01 de Septiembre del 2014
 

¿Qué diputada federal compra su ropa y regalos en Ross Dress for Less?

Sección: Editoriales / Golpe a golpe

Democracia incipiente

Por: Juan Sánchez-Mendoza 25/09/2012 | Actualizada a las 22:23h
La Nota se ha leído 734 Veces


Los investigadores de la ciencia política tienen como norma el estudio profundo de las relaciones que existen entre la sociedad y el gobierno, pues uno de sus objetivos es identificar los rasgos que distinguen a los países cuyos sistemas ostentan la democracia o están en proceso de adoptarla.
 
Robert A. Dahl, catedrático de la Universidad de Yale, al respecto establece algunos elementos que utiliza en sus indagaciones: cargos públicos electos, fuentes alternativas de información, elecciones libres e imparciales, respeto del poder hacia la ley, libertad de expresión y participación ciudadana.
 
Una vez recopilada la información, los estudiosos proceden a su evaluación, cruzamiento y análisis, para determinar hasta dónde un país puede ondear la bandera de la democracia.
 
La referencia surge a propósito de la guerra sin cuartel que en México libra el jefe del Poder Ejecutivo (federal), Felipe Calderón Hinojosa, con el Poder Legislativo (en su conjunto), mostrándose ésta más escandalosa por el desacuerdo (entre ambas partes) en torno a la iniciativa presidencial de reforma laboral, sin que haya voluntad para alcanzar acuerdos sustantivos en la materia.
 
Y es aquí, por cierto, donde se evidencia que México vive la fragilidad de una incipiente democracia.
 
Pero el pleito también pega fuerte en las instituciones.
 
Tan es así que éstas se tambalean ante el sainete que incluso amenaza con desestabilizar a la nación entera, pues los actores principales ya cavaron su trinchera y se aprestan a destrozarse de cara a la sociedad que hoy es presa de la confusión.
 
Basta analizar someramente el papel que juegan las fracciones parlamentarias en este sentido, las cúpulas corporativas disfrazadas de sindicatos, los patrones, el Presidente de la República y además hasta los inversionistas extranjeros, para mejor entender que el asunto de la reforma laboral es un verdadero trabuco.
 
Cerrazón de actores
 
Cada una de las partes en conflicto esgrime de manera pública sus alegatos y habla a nombre del mandato conferido por las mayorías que los erigió en representantes populares.
 
Pero ese problema se ha vuelto crónico y pone en riesgo el rumbo del país, aunque en esencia la podemos ubicar en la incapacidad de ambas partes para ponerse de acuerdo; en la incongruencia de algunos de los coordinadores de las bancadas legislativas para elaborar propuestas tangibles que pudieran sustituir las deficiencias de la propuesta hecha por el señor de Los Pinos, y, por supuesto, en la falta de respeto hacia nuestra Carta Magna donde la legalidad no tiene dobleces.
 
No obstante, Calderón Hinojosa también acostumbra practicar un doble juego, pues en la práctica hace todo lo contrario de lo que promete, como bien lo demuestran sus mismas palabras pronunciadas durante al menos sus últimas apariciones públicas.
 
Y es que parece increíble que el propio señor de Los Pinos sea quien esté poniendo al país en la antesala de una crisis profunda, debido a su falta de tacto, carencia de oficio político, y, lo que es peor, por su terquedad y cerrazón al no estar dispuesto a respetar los ordenamientos legales ni a reconocer el ámbito de competencia de un órgano soberano y plural como es la Cámara de Diputados.
 
Merced a lo anterior, vale la pena reiterar que nadie puede estar por encima de la ley, así se trate del Presidente de la República.
 
Ello es una condición mínima de respeto a los principios de convivencia y orden que deben privar en México.
 
La LXII Legislatura federal, por tanto, está en todo su derecho de modificar el proyecto enviado por el Ejecutivo y éste debiera atender la decisión adoptada, toda vez que se trata de una atribución constitucional.
 
Más cuando los cambios planteados para aplicarse a la Ley Federal del Trabajo se prevén irreflexivos e injustos, en virtud a que perjudicarían a amplios sectores de la sociedad y se postergarían algunos rubros considerados prioritarios.
 
Por cierto, esos rubros que defiende Calderón Hinojosa a capa y espada, tienen qué ver con el aniquilamiento del contrato colectivo del trabajo, la desaparición del salario por jornada de ocho horas al día y la subcontratación de obreros y empleados, lo que significa blindar a los patrones para que no tengan ningún roce con los trabajadores, sino con otra entidad, mientras que los diputados se oponen a la medida pero sin ofrecer todavía una alternativa viable para sustituir al proyecto original.
 
Las impugnaciones
 
Este día habrá alboroto en el Palacio Legislativo de San Lázaro y en el Senado de la República, seguramente, cuando se discuta el tema de la iniciativa preferencial, pues si hay viabilidad de una reforma laboral ésta sería al gusto del sucesor de Felipe y no a capricho suyo, pese a que le faltan 66 días para que abandone la residencia oficial de Los Pinos.
 
Como fuere, Felipe Calderón Hinojosa y compañía ya están preparados para dar la batalla a los diputados que han dado en impugnar el documento presidencial, exceptuando la fracción del Partido Acción Nacional (PAN), porque este membrete da la apariencia de ser propiedad del mandatario.
 
En ese sentido, entonces, a Felipe sólo le quedarían dos vías para tratar de sacar avante su reforma --que de entrada se observan como berrinche presidencial, patadas de ahogado y la historia de una derrota reiterada--, si acaso, como se prevé su proyecto no es aprobado:
 
1) La figura legal del veto, que, según algunos constitucionalistas, no procede, en tanto que éste se aplica sólo cuando se trate de una resolución que haya tomado el Congreso de la Unión… y no es el caso todavía; o
2) La controversia constitucional, que tendría que promoverla el mismo señor de Los Pinos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) --ahondando así la lucha entre poderes--, pero sin posibilidades de salir airoso del pleito, a menos que los magistrados atentaran contra la Carta Magna que tanto dicen defender, al darle la razón al Presidente vía fast track.
 
De este modo hoy nos encontramos ante la encrucijada de refrendar el Estado de Derecho o de arrastrar al país hacia escenarios nada deseables.
 
Presupuesto discordante
 
Con la clara intención de preparar el ambiente para que la noticia no caiga de sorpresa a los gobiernos estatales, algunos senadores y diputados federales adelantan que:
 
1) El presupuesto federal del 2013 será austero y restrictivo;
2) Habrá recortes de personal; y
3) Menores recursos para las entidades.
 
Esta simple filtración de lo que el Congreso de la Unión busca para el año próximo, ha despertado inquietud entre las fracciones legislativas de los partidos con registro oficial antagónicos al membrete albiceleste: Movimiento Ciudadano, PRD, PRI, PT, PVEM y Panal.
 
Sobre todo porque el presupuesto de egresos del 2013 contemplaría como solución única para evitar “más recortes”, sacar avante un paquete de más y nuevos impuestos.
 
En caso contrario, ¿de qué monto sería el apretón del cinturón?
 
Eso no lo sabe ni el mismo Presidente electo.
 
Em@il: jusam_gg@hotmail.com

Juan Sánchez Mendoza
Ha ejercido el periodismo durante más de tres décadas, alcanzado premios estatales en dos ocasiones; autor del libro "68. Tiempo de hablar"(que refiere pormenores del memorable movimiento estudiantil); autor de ensayos literarios; y reportero de investigación de tiempo completo, acá en territorio nacional y más allá de nuestras fronteras y del continente americano.

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2013
Morelos No. 426 entre 13 y 14 Zona Centro, Ciudad Victoria, Tamaulipas
Tel: (834) 134-0296
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 134-0296
Visite también http://www.htagencia.mx para noticias de la agencia.

Hoy es Lunes 01 de Septiembre del 2014