Hoy es Domingo 24 de Marzo del 2019


Arrebatos multicolores

Por: Carlos Santamaría El Día Viernes 15 de Marzo del 2019 a las 15:55

La Nota se ha leido 291 veces. 1 en este Día.

De todo como en botica.

Dentro de la mal llamada “clase” política, porque, reiteramos: ni tiene clase ni sabe hacer política, pero bueno, supongamos que existiera, y dentro de ella hay gente afín a un sinnúmero de ideologías, corrientes, grupos y afiliaciones diversas. No tiene que ser, aunque podría considerarse ideal, que todos los de un partido piensen y decidan igual<: la democracia nos permite tener un poco de todo sin necesidad de arrancarse el cabello en un arranque de ira.

Y vemos que para la lucha que inicia desde tiempo atrás en busca de la gubernatura de Tamaulipas, hay prospectos blanquiazules del PAN, tricolores del PRI, Color amargura de Morena, Rojos del PRD y así, hasta llegar a aquellos satélites del sistema que sirven para nada y pars enriquecer a cierto número de dirigentes y nada más. Éstos últimos, vividores de la política.

Leímos un documento en el que las autoridades competentes ponen un “hasta aquí” a precandidatos de Morena que buscaban ser nominados, pero que hoy, legalmente, están fuera del proceso.

También hemos seguido noticias de otros partidos donde se pone de manifiesto la lucha por el poder -mas no por servir a los demás- existente, a grado tal que los “tiradores” ya comienzan su guerra sucia sobre el tema. Vemos en todos los institutos políticos, sin excepción, as guerras sucias tan comunes en un grupo que aparenta ser honorable, y también, la guerra ideológica, de trayectoria y de otros factures que desarrollan quienes son honorables.

Y entonces, el proceso se pone más interesante para los morbosos que buscan leer siempre noticias de enfrentamientos, pleitos y traiciones; insistimos en que es lo más común en los partidos, pero hay quien hace bien su lucha para ser nominado y posteriormente, convencer al electorado y ganar.

Entran en juego estrategias de comunicación de masas que hoy en día están rebajadas a una mínima cuenta de Whats App, donde forman un grupo al que le mandan todo lo referente a campañas y sus ambiciones, sin asegurar que se vayan a leer.

Otros, un poco más tradicionalistas y profesionales, establecen estrategias de comunicación con periodistas, medios y más, aunque les han vendido la idea de que hoy no hay que pagar por las campañas y todo se hace en redes, mediante noticias inventadas, mentiras, chismes y todo eso que antaño era la característica de los lavaderos comunitarios.

Lo curioso es que se sienten comunicadores, estableciendo como prioridad el silencio: de sus jefes hacia la prensa y de ellos hacia los periodistas, a los que hay que convencer para obtener espacios y noticias que ayuden.

Se ha perdido la visión periodística de una campaña, porque hoy contratan a un “milenial” que cree que sabe mucho porque tienen muchos contactos en Facebook o sabe armar grupos en Whats App, siendo que no aprendió el arte de tratar a la gente, ese que muchas cosas dejó a los políticos de antaño.

Y no deben de salir con que ya estamos viejos y pensamos como viejos al descalificar a este tipo de comunicadores.

Hoy, se requiere de una verdadera estrategia de comunicación que acalle los rumores, fake news y chismes que circulan por las redes sociales.

Ya no es tiempo de engañar o manejar falsos discursos, pero tampoco supeditarse a redes y un móvil frío e insensible: se requiere de comunicadores verdaderos que ayuden a conseguir las metas.

Y dejar a un lado esos arrebatos: unir ideologías o propósitos al menos como partido, y luchar juntos contra los otros partidos. Pareciera que le lucha más grande se presenta dentro de las mismas filas.

Es tiempo que sepan hacer política, unir para ganar, y dejar a un lado todos esos arrebatos que parecen más un pleito de adolescentes o de comadres, para convertirse en verdaderos aspirantes a cargos para servir a los demás.

Comentarios: columna.entre.nos@gmail.com

Carlos David Santamaría Ochoa

(México, D.F., 1957) Licenciado en Relaciones Públicas, Maestro en Trabajo Social y maestro en Comunicación; Doctor en Comunicación y Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela (Galicia, España). Diplomado en periodismo y en locución ( U.A.T.) Periodista desde el año de 1979.

Jefe de fotografía del periódico El Heraldo de México (1979).

Ha colaborado en los diarios locales El Mercurio de Tamaulipas, El Diario de Ciudad Victoria, La Verdad de Tamaulipas y en revistas como Poste Restante, A quien Corresponda, entre otras. Fue corresponsal del diario El Nacional, de la revista Época de México y de radio grupo ACIR. Fotógrafo profesional desde el año de 1978.

Fue jefe de prensa del Instituto Estatal Electoral en Tamaulipas y del Hospital General de Ciudad Victoria. Actualmente se desempeña como profesor de periodismo y fotografía en la licenciatura en Ciencias de la comunicación, en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, donde también colabora como investigador.

Es presidente de Vive con Diabetes, A.C., dirige y conduce el programa de radio Al Día en Radio UAT.

Recientemente publicó su primer libro: Diario del Camino, Unidos por la Diabetes.

¡Permítenos ser tu Voz!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto donde se tenga que reconocer la calidad humana? ¿De alguna situación de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándanos el material al WhatsApp de HOYTamaulipas: (+52) 8341032181

Nosotros le daremos seguimiento ¡Compártelo! Muchas gracias.

DEJA UN COMENTARIO

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577
Visite también http://www.htagencia.mx para noticias de la agencia.