Hoy es Sabado 24 de Febrero del 2018


Ante el negro horizonte, Maki ¿ahora morenista?

Por: Carlos Cortés García El Día Martes 13 de Febrero del 2018 a las 13:45

La Nota se ha leido 463 veces. 1 en este Día.

Más allá de la política, una sociedad dividida en lo fundamental no llega a ningún lado. Y eso es lo que lamentablemente se está viviendo en Reynosa. La enfermiza obsesión de la alcaldesa Maki Ortiz Domínguez por lograr la candidatura para ser reelecta como presidenta municipal a través del Partido Acción Nacional está desgraciando a la sociedad. Maki está polarizando a los reynosenses y hoy hay tres clases de ciudadanos: los que quieren que Maki siga como alcaldesa, los que no quieren que Maki siga siéndolo y los boots pagados con recursos públicos que se han dedicado desde la pasada semana a golpear a los críticos de la alcaldesa Maki Ortiz y a reproducir loas y alabanzas a la originaria de Chihuahua, como si ella hubiera sido la solución para los grandes y graves problemas de la ciudad.

Y ello es de pena ajena. La esencia de un funcionario público debiese ser un instrumento para construir y no para destruir. Un servidor público debe servir y no servirse y sobre todo aspirar a ser un verdadero líder que encabece proyectos ganadores en beneficio de las ciudades y no impulsar proyectos ganadores sólo para ellos. Y ese ha sido el común denominador de esta administración: Maki resta y divide en lugar de sumar y multiplicar voluntades. Maki, insisto, sin ningún escrúpulo, ha polarizado a la sociedad reynosense, y lo sigue haciendo sin importarle un rábano que acabe con la ciudad y con ese espíritu que alimenta y empuja a los reynosenses.

Y es que la alcaldesa en lugar de dedicar los recursos a resolver los urgentes problemas de la Ciudad, se gastó más de un millón de pesos, en números conservadores, para llevar un grupo de acarreados, más de 600 personas, para que la acompañaran a “registrarse” como candidata del PAN a la Presidencia Municipal de Reynosa. Y finalmente la gente no tiene la culpa. Le ofrecen unos centavitos, de 500 a 2000 pesos es lo que se dice, pues muchos sacrificaron su sábado para ir a gritar loas y hacer sonar matracas a la capital del estado. Además del dinero, les dieron su torta, su refresco y su gansito.

¿Maki quiere seguir siendo alcaldesa otros tres años? Si en dos años el saldo ha sido muy negativo, no me quiero ni imaginar cómo estará Reynosa en tres años más de esta señora sentada en la oficina principal del Palacio Municipal de Reynosa: más caídos, más baches, más basura en las calles, mas luminarias fundidas, las mordidas a todo lo que dan por parte de los cumplidísimos agentes del orden vial. Y como siempre, el jodido es el ciudadano.

Y no es difícil entender la urgencia de Maki por seguir sentada en la silla: cuando se tiene acceso fácil a tales cantidades de dinero, claro que se trastocan las emociones. Y entonces la presidencia municipal no se busca sólo por servir, se busca para no dejar de tener. Y en ese escenario se encuentra la alcaldesa de Reynosa, quien ha llegado a tal grado de desesperación que ya anda asegurando que ante el negro panorama que le aparece en el Partido Acción Nacional, anda ya coqueteando también con MORENA esperando que si no es uno por lo manos sea el otro. El caso es no dejar de luchar para no dejar ir los millonarios ingresos que tiene desde esa posición. Y no hablo sólo del salario y la “compe”. Hablo de los jugosos y multimillonarios negocios que han hecho ella, su esposito y sus secuaces, desde la llave mágica de la alcaldía de Reynosa. Por lo menos esa es la versión que se están encargando de multiplicar tanto en redes sociales como en los mentideros políticos sus publirrelacionistas. Y lo entiendo. Cuando se tiene un empleo y se gana lo que estos funcionarios ganan, no se quiere perder, al precio que sea.

Y le doy un ejemplo del jugoso presupuesto que le fue autorizado a Maki por el Cabildo, claro, sus incondicionales, y que no quieren perder. El debate es, pues, cosa de pesos y centavos:

Tan sólo en este 2018, el cabildo tiene un presupuesto a ejercer por $15’338,242.80; la Secretaría Particular tiene un presupuesto de $5’681,026.80; la Dirección de Giras cuenta con un presupuesto de $4’453,982.40; la Dirección de Comunicación Social tiene acceso a un presupuesto de $56’430,105.41; Imagen Municipal, la de las encuestas y la promoción, manejará este año recursos del orden de los $5’392,781.14; Relaciones Públicas dispondrá a lo largo de este año de campaña de $28’845,896.02; a la Secretaría del Ayuntamiento le fue autorizado un presupuesto de $15’506,475.78; y la Dirección Jurídica dispondrá de sólo un chisguete de presupuesto que llega, difícilmente a los $2’985,370.80.

Así que si usted dudaba que el profundo interés de Maki de reelegirse era por servir a Reynosa, ahora debe quedarle claro que no va por ahí. A Maki le interesa el dinero y lo demás le vale. Así lo ha demostrad desde el primero de octubre del 2016, fecha en que Reynosa cambió para mal bajo la batuta de esta alcaldesa que, no es para disculparla, pero su serio estado de salud física y mental no la deja trabajar.

Gracias por recibirnos.

Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipódromo.politico@gmail.com.

Y también estamos en twitter @carlos_cortesg.

 

Carlos Cortez

Columnista.

Su colaboración Hipódromo Político es publicada en diversos medios de Tamaulipas

¡Permítenos ser tu Voz!

¿Conoces o tienes fotos y videos de algún acto donde se tenga que reconocer la calidad humana? ¿De alguna situación de posible negligencia, corrupción y abuso de autoridad? Mándanos el material al WhatsApp de HOYTamaulipas: (+52) 8341032181

Nosotros le daremos seguimiento ¡Compártelo! Muchas gracias.

HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577
Visite también http://www.htagencia.mx para noticias de la agencia.