Hoy es Miercoles 22 de Febrero del 2017


Creados a semejanza de Dios

Por: Benito García Islas El Día Martes 10 de Enero del 2017 a las 17:26

La Nota se ha leido 35 veces. 2 en este Día.

Reflexión: “Vemos a este hijo y vemos el propósito de Dios en lo creado”. Colosenses 1:15

Desde el principio del universo, el plan de Dios creó al hombre a semejanza de su hijo Jesús. Este es nuestro destino y el tercer propósito de nuestra vida. Dios anunció su designio en la creación.

Entonces Dios dijo: “Hagamos a los seres humanos a muestra imagen y semejanza”. En toda la creación, sólo los seres humanos fuimos hechos “a la imagen de Dios”.

Este es un gran privilegio y nos dignifica. No sabemos lo que abarca esta frase, pero sabemos que incluye aspectos: como Dios, somos seres espirituales, nuestros espíritus son inmortales y perdurarán más que nuestros cuerpos terrenales; somos intelectuales.

Podemos pensar, razonar, y resolver problemas; podemos dar y recibir amor verdadero, y tenemos una conciencia moral: podemos discernir el bien del mal, lo cual no hace responsables ante Dios.

La Biblia dice que todas las personas, no sólo los creyentes, poseen una parte de la imagen de Dios. Por es el asesinato y el aborto son malos. Pero esta imagen, el pecado la daño y distorsionó.

Por lo tanto, Dios envió a Jesús con la misión de restaurar la imagen completa que pedimos. ¿A qué se parece la “imagen y semejanza”  completa de Dios?. ¡Se parece a Jesucristo!.

La Biblia dice que Jesús es “la imagen visible del Dios invisible” y es “la fiel imagen de lo que él es””. Es común decir: “De tal palo tal astilla”, para referirnos al parecido familiar.

Cuando las personas ven la semejanza en mis hijos, esto me agrada. Dios quiere que sus hijos lleven también su imagen y semejanza. Su palabra dice que fuimos “creados para ser como Dios, verdaderamente justos y santos”.

La meta final de Dios para tu vida sobre la tierra no es la comodidad, sino el desarrollo de tu carácter. Él quiere que crezcas espiritualmente y llegues a ser como Cristo.

Esto no significa que pierdas tu personalidad y que llegues a ser un clon sin inteligencia. Dios creó su singularidad, por lo cual ciertamente no quiere destruirla.

Ser semejante a Cristo significa la transformación de tu carácter, no de tu personalidad. Dios quiere que desarrolles la clase de carácter que Jesús describe en las bienaventuranzas, cuando se refiere a frutos del Espíritu.

Dios está muy interesado en lo que eres que en lo que haces. Somos “seres humanos”, no “quehaceres humanos”, Dios está mucho más preocupado por tu carácter que en tu carrera profesional, porque tu carácter te acompañará toda la eternidad, no así tu carrera profesional.

Lamentablemente, vemos en muchos creyentes han dejado de vivir para los grandes propósitos de Dios y se han amoldado para vivir su realización personal y su estabilidad emocional.

Eso es egocentrismo, no discipulado, Jesús no murió en la cruz únicamente para que pudiéramos vivir cómodos y bien adaptados. Su propósito vá mucho más a fondo; él quiere hacernos como él mismo antes de llevarnos al cielo. Este es nuestro privilegio principal, nuestra responsabilidad inmediata y nuestro destino final.

Dios los bendiga ricamente.


HoyTamaulipas.net Derechos Reservados 2016
Tel: (834) 688-5326 y (834) 454-5577
Desde Estados Unidos marque: 01152 (834) 688-5326 y 01152 (834) 454-5577
Visite también http://www.htagencia.mx para noticias de la agencia.